04 mayo, 2017

San Tirso-Hipogeo de Longar (17 Ciclistas)



30 de abril de 2017
Distancia: 63km
Desnivel acumulado: 1485mt
IBPindex: 126


Crónica por Miguel “Cuñao”.


Hacía ya tiempo que el señor del móvil chino me dijo "la próxima te toca" pero cuando pensaba que se le había olvidado te señala y con muy buenas palabras te encasqueta la crónica del día.
Bueno, la ruta de hoy, y tras los avisos por los medios oficiales del régimen, nos llevará por la zona de la Sierra de Cantabria y concretamente a uno de los puntos mas emblemáticos de dicha sierra, el bonete de San Tirso.

Así pues la quedada se programa en las bodegas Franco Españolas a la hora habitual, con temperatura agradable y alguna nube amenazante. Nos juntamos Javi "Bartolo", Pepón, Vitin, David, Toño, Saúl, Jesús, Fer Alcalá, Israel, Igor, Edu "ayuntamiento", Mikael, Dieguito y los "cuñaos" Miguel Ángel y yo mismo. Más tarde se nos unieron Santi y Jorge Muro.

Comenzamos la ruta con prisas como de costumbre y subimos por la rampa del monte del Corvo para coger los caminos habituales en dirección a la primera parada de la jornada que será en Viñaspre. Los caminos son anchos y en buen estado lo que permite rodar en grupo a buen ritmo hasta la rampa dura y asfaltada que estira el pelotón y nos pone a cada uno en su sitio.

 Tras un descenso rápido llegamos a Viñaspre donde surge la primera incidencia del día con la rotura de cadena de Saúl que se solventa rápidamente. Paramos a coger agua y proseguimos dirección a Cripan por una sendita que nos dejara en un camino asfaltado y luego en la carretera.  
Esta vez no pasamos por el pueblo y cogemos un camino ancho y con buen firme que nos lleva hasta las estribaciones de la sierra donde cada vez se ve mas claro el manto de nubes que cubre toda la zona de San Tirso y que nos acompañara durante nuestra travesía por sus cumbres. 

Esto nos impedirá disfrutar de las vistas espectaculares de la zona pero a pesar de esto y de las primeras gotas de lluvia vivificante nos adentramos en los bosques de la zona a través de un camino conocido por casi todos pero que nos exige darlo todo para no echar pie en alguno de sus tramos. Tras dos kilómetros de ascenso en el que nos adentramos totalmente en la niebla llegamos al hayedo donde se cogerá la senda hacia San Tirso. 

En esta zona superamos las rampas mas duras y técnicas de la jornada y tras el esfuerzo nos agrupamos para darnos un homenaje a base de barritas, platanitos y demás viandas típicas de los bttteros.


Aquí comenzamos la senda que poco a poco se va complicando y que debido a la lluvia caída aún se hace mas peligrosa y resbaladiza. Varios tramos los realizamos a pie y aun así alguno demostró el inmenso amor que tiene por la naturaleza dándose unos revolcones y abrazos con los arbustos que bordean la senda. Llegamos a lo alto de San Tirso y como la "niebla" no nos permite disfrutar de las vistas y no hay quorum para visitar la ermita nos damos media vuelta y para abajo. 

Descenso técnico y complicado en el que hubo sustitos pero que solventamos sin incidencias hasta que ya en el último tramo Pepón se queda sin freno trasero por unos momentos pero la cosa se solucionó como si nada.

 Continuamos descendiendo por un camino mas ancho y con muchos palos hasta que llegamos al cruce de la carretera del puerto de Bernedo. Aquí ya no llueve y podemos hacer la foto de grupo. 

Comenzamos a subir paralelos a la carretera primero por un camino y, tras cruzarla nuevamente hacemos el último tramo de subida por una senda hasta la cumbre donde cruzamos a la otra ladera por el paso de "la horca".
 De aquí tomamos una senda que nos lleva hasta la carretera y seguidamente a La población donde hacemos el último repostaje de la mañana aunque aún queda buena parte de la ruta.


Continuamos camino del parque eólico por la divertida senda que va paralela a la carretera hasta dejarnos en la entrada de los aerogeneradores donde se produce otra rotura de cadena por parte del "boss". El equipo de asistencia acude rápidamente y se soluciona en un plis plas.

Aquí los toboganes y las pistas anchas y con mucha gravilla suelta nos llevan a coger mucha velocidad y con todo esto el amigo Saúl nos da el susto de la mañana con una caída muy fea en una curva. Parece que podía haber sido peor por lo que comentan los que lo vieron pero, aunque magullado, el tío se tomó un ibuprofeno y continuo hasta el final como un campeón.

Seguimos descendiendo por la zona del "Hipogeo de Longar”, donde las roderas del camino hicieron que pasásemos con alguna dificultad, hasta llegar a una bifurcación donde hubo otro error por parte de la dirección de carrera y vuelta para atrás. Tras coger el camino bueno  unos mastines con espuma en la boca nos indican amablemente la dirección correcta y  seguimos en descenso hasta Viana.  

Cogemos el camino habitual hacia Logroño y nos desviamos para hacer la senda que va por encima de los pinos y nos deja al pie de la carretera para hacer el último tramo de la ruta por el camino de Santiago hasta el cementerio. Aquí nos juntamos todos y unos se van a completar la ruta con el almuerzo dominguero y el resto pa su casa que ya va siendo hora.

En definitiva una bonita, dura y completa ruta y como siempre en muy buena compañía.


6 comentarios:

vitinbtt dijo...

Buena crónica Miguel, ya era hora de que te tocase, mucho has aguantado sin hacerla.
Día pasado por agua en una ruta con bastante dureza y donde el terreno se complica mucho cuando hay humedad, aún así no ocurrieron muchos incidentes en la zona mas peligrosa.
Pero ya en los aerogeneradores, en la zona rápida, Saul dio con sus huesos en el suelo, menos mal que no pasó nada grave ya que la "leche" fue considerable, pero como bien ha dicho Miguel "Un Ibuprofeno a para casa".
Es de los días que salir sin un rasguño de la cara norte del león dormido es un éxito.

Saul Pina Martinez dijo...

Buena cronica Miguel.
Yo de momento en dique seco y ni RBR y creo q Soplao tampoco.
Putada gorda pero el otro dia podia haber sido grave. Ha sido un gran aviso.
Abrazote a todos los compis

Saul Pina Martinez dijo...

Buena cronica Miguel.
Yo de momento en dique seco y ni RBR y creo q Soplao tampoco.
Putada gorda pero el otro dia podia haber sido grave. Ha sido un gran aviso.
Abrazote a todos los compis

israel ogrobis dijo...

Buena crónica Miguel y que gran ruta!!
Espero que recuperes pronto Saúl, mucho ánimo.

TOÑO Pleitos dijo...

Buena crónica Miguel, sobria y sin alaracas. De todas formas creo que deberías repartir más estopa entre los actores principales y secundarios de las crónicas y, para ello, lo mejor es comenzar por donde más duele. Sí, sí, ahí donde has pensado: por la Cúpula.
Al hablar de la Cúpula me viene a la mente, vívidamente, la imagen de un monstruo de las montañas, que a la forma de un Yeti, se nos apareció en las inmediaciones de la ermita de San Tirso y que provocó la desbandada general hacia posiciones más seguras (hay, entre las incontables fotos, una prueba gráfica de la aparición).
Por lo demás la ruta es espectacular y dura, dura. La pena fue que, como en muchas ocasiones nos ocurre en esos parajes alaveses, la niebla y la lluvia no nos dejaron disfrutar plenamente de esos tesoros.
Un recuerdo especial para Saúl, deseándole una rápida recuperación. Parecía que los primeros pronósticos fueron demasiado optimistas. De todas formas, mientras solo sean contusiones y rozaduras podemos darnos por satisfechos.

Fer Alcalá dijo...

Mis comentarios suelen llegar tarde pero llegan. Buena crónica Miguel. Desde luego estamos de mala racha con las caídas, pero al final de todo se sale. Ahora estoy leyendo en el wasap que Saùl ya ha llegado a meta en el Soplao.