18 enero, 2020

EL AÑO 2019 FUE ASÍ

AndanzasEnBtt - 2019 en fotos from Diego Monasterio on Vimeo.


Y LAS OTRAS FOTOS DEL 2019

AndanzasEnBtt - 2019 Las otras fotos from Diego Monasterio on Vimeo.

15 enero, 2020

El Anonadado (12 Ciclistas)



31 de diciembre de 2019
Distancia: 34km
Desnivel acumulado: 561mt
IBPindex: 33


Crónica by Miguel “Cuñao”

Hoy es 31 de diciembre, último día del año, y mientras los “runners” esperan a la tarde para correr la tradicional San Silvestre nosotros nos adelantamos con nuestra tradicional ruta bautizada en su día como el “Anonadado”, que así es como se debió quedar el gran J. Bartolomé cuando descubrió esta gran ruta que prepara siempre nuestro amigo Ricardo y que nos lleva por todo tipo de sendas por los alrededores de Logroño y Lardero.

Nos juntamos 12 bikers, (Ricardo, Miguel Ángel, Vitin, Pedro, Luís, Rafa, Mikael, Israel, Saul, Toño, Fer Alcalá y yo mismo) en la gasolinera a las 8 con mucho frio y una niebla muy espesa que nos acompañará toda la ruta.

Comenzamos dirección oeste rodeando los campos de Prado viejo para acercarnos hacia el campo de golf. Atravesamos la primera sendita que está muy cerrada por la maleza para salir al camino que bordea el campo de golf. 


Nos salimos de camino para realizar una senda conocida por todos que no nos plantea dificultad. De vuelta al camino seguimos unos metros hasta que hacemos otra pequeña variante que nos deja en el mismo camino a la altura del camino que baja hacia la cárcel. 




Aquí nos desviamos a la izquierda por una senda en subida muy complicada por el barrillo y la inclinación. Aquí los watios no sirven y todos echamos pie para subir. Ricardo nos apremia y proseguimos por la senda que nos dejara en el puente de la autopista. Algunos se nos van por la parte de arriba y con la niebla no se les ve, pero aparecen al poco rato. 



Continuamos para sendear por la parte baja del pico del Águila. La primera senda conocida por todos con el rampón que alguno sube con mucho mérito, otros con mucho e-power y otros a patita. Continuamos y en la bajada realizamos una variante a los escalones bastante chula que nos deja en el camino asfaltado.

 Nos metemos por medio de un sembrado para coger otra senda sin dificultad salvo en su entrada que nos deja en el mismo camino asfaltado pero más adelante. Aquí vamos a la derecha por el camino que enlaza con el camino de los judíos y realizamos alguna senda ya conocida y fácil hasta llegar a la zona quizás más técnica de la mañana con una subida corta pero dura que primero es camino y luego se convierte en una senda complicada por la cantidad de pedrolos que hay que sortear. 



Una vez pasado este tramo bajamos a través de otra senda hasta el comienzo de la anterior subida. Tras un par de kilómetros de camino nos encaminamos a por otra senda, pero para acceder a ella tenemos que descabalgar y subir el talud correspondiente. 

Superado el obstáculo procedemos a descender por la una senda que nos deja en el camino que nos lleva hasta las ruinas de PePon-peya donde paramos para comer algún dulce típico de estas fechas. No faltan los bombones chinos ni unas almendras con choco que nos aporta el amigo Saul. 


Foto de grupo rapidita y proseguimos a por la siguiente senda que es la del toro de Osborne que tiene su mayor complicación en un escalón entre piedras que a alguno le hace dudar y descabalgar pero que la mayoría tomamos con decisión y pasamos sin problemas. 


Salimos al camino de Santiago y cogemos dirección Logroño, pero antes giramos a la derecha para coger la senda del depósito. Mi cuñado se despide de nosotros para acudir a los múltiples compromisos que tiene siempre por estas fechas y Saul nos dedica un “front flip” al subir un escalón. No trae más consecuencias que las risitas de algún cabroncete.

 Ya estamos en la última zona de sendas donde hacemos una en subida complicada que la mayoría subimos sin problema para dirigirnos a la senda que nos enseñó Tate en su día y que nos lleva en bajada técnica hasta el camino paralelo a la autopista. Al final de esta senda nos estaba esperando Tate cámara en mano para saludarnos. Nos pegó un buen susto el tío que apareció entre la niebla con el buzo y parecía el de la matanza de Texas. 

Nos saludó y nos escolto con su coche oficial durante un rato. Volvimos por el camino paralelo a la autopista y antes de llegar al puente de la autopista nos encontramos un “bugui” encallado en  el ribazo del camino y demostrándonos que la fuerza sin control de poco sirve. Llegados al puente yo me despido y me voy para Lardero a darle un agua a la bici y pa casita y los demás a pegarse el último almuerzo del año.


En definitiva, tres horas de ruta y unos 35 km con multitud de sendas de todo tipo y casi sin salir de Logroño y apta para todos los públicos.

Saludos para todos y FELIZ 2020.



09 enero, 2020

Medias neveras Up-EL JABALÍ-Molinero (14 Ciclistas)



Día de niebla (14 ciclistas)



29 de diciembre de 2019
Distancia: 49,18 km
Desnivel acumulado: 924 m
IBPindex: 65



Crónica por Pedro Mª


Luis, Vitín, David, Toño, Ricardo, Israel, Dieguito, Diego “Pota”, Jorge “Osga”, Iñigo, Miguel, Rafa, Edu y Pedro Mª.


Otro domingo más nos disponemos a recorrer los caminos y sendas riojanas para disfrutar de nuestra pasión por la bici con amigos. La mañana, aun sin amanecer, se presenta con niebla y fría, muy fría. Como es tradición, la hora de salida son las 8 de la mañana desde la gasolinera de las Gaunas. La ruta, “RUTÓN”, como ya anunció ayer Dieguito se prevé entretenida, aunque la niebla no hace que las tenga todas conmigo. Mientras va llegando la gente, ya se ve a David haciendo sus cábalas para enroscar la crónica a algún despistado. La gente mira para otro lado, se oye silbar.... y, discretamente, David se me acerca y me insinúa que me ha tocado el “gordo”. Con cierto nerviosismo por ser mi primera crónica, acepto el reto y le prometo que intentaré hacerlo lo mejor posible. Todos, más o menos, puntuales nos vamos presentando en el punto de encuentro para, pasado 5 minutos de las 8, comenzar el paseo dirección a Sojuela.


La salida es escalonada, con los fuertes que salen un poco adelantados, y los que los vamos siguiendo un poco más rezagados. La oscuridad de la mañana y la niebla hacen imprescindible el uso de nuestras luces, aunque solo con las de Isra podríamos ir alumbrando el camino....


Nos dirigimos hacia Prado Salobre y subimos por la subida de las vacas, aunque se contempla la opción de rutas alternativas por temor al barro. Comienzan los primeros sprints de la mañana donde algunos compañeros con bicicletas atmosféricas demuestran su potencia lanzándose a coronar la senda en primer lugar.



Por el camino nos encontramos algún grupo de cazadores que, debido a la niebla, no pueden iniciar su jornada de caza y mientras esperan a que levante se calientan al calor del fuego que han hecho junto al camino. Nos ofrecen quedarnos allí y, la verdad, ganas dan de calentar un poco las manos, pero seguimos nuestra ruta como valientes.



Después de rodar por caminos, no excesivamente embarrados, llegamos a Sojuela y hacemos una pequeña parada en la fuente donde algunos reponen líquidos y otros los vacían. La parada es corta y re-emprendemos la marcha dirección a las Neveras. Ahora comienza lo bueno. 



Por suerte, la niebla está tan baja que la hemos dejado atrás y el sol hace acto de presencia haciendo que el día sea maravilloso, incluso en algún momento hay que bajarse la cremallera de las chaquetas. Para mí, es la primera vez que ruedo por estos parajes y, por lo que me dicen, normalmente, esta ruta se hace en sentido contrario, es decir, de bajada, pero somos los Andanzas y hacemos lo que queremos, así que hoy toca hacerla de subida. 




Justo antes de empezar la subida complicada hacemos una pequeña parada donde hacen acto de presencia los bombones “Caja Loja” del Aliexpress que nos vienen acompañando desde la puesta del Belén. Durante esta parada pasan otros ciclistas y algún senderista a los que, cómo no, se les ofrecen bombones y alguno de ellos los acepta. Definitivamente, la idea de hacer la ruta al revés no es mala, pues la exigencia de la subida, acompañada del hielo en el suelo, aunque algo complicada, la hacen muy divertida y a los eléctricos nos obliga a consumir watios de nuestras baterías para poder estar a la altura. 



Por otro lado están los grandes atmosféricos que la suben sin mayores problemas. Solo hubo un pequeño percance, pues Ricardo se cayó y se golpeó el codo, aunque no fue nada grave y, aunque algo dolorido, pudo seguir la ruta sin complicaciones.




De nuevo, tras coronar la senda volvemos a degustar bombones y procedemos a buscar la entrada a la nueva senda de bajada del Jabalí (by Oli), la cual, según cuentan, es una pasada. Una vez llegamos a la entrada es turno de que los descenders disfruten de sus máquinas (Dieguito, Edu...). Yo me coloco a rueda de Toño y con Jorge (Osga) detrás y bajamos bastante rápidos para ser una senda nueva que no conocemos, la cual está perfectamente marcada y, efectivamente, es una gozada.



Isra comenta que en algún momento la rueda de atrás quería adelantarle, pero la ha sabido domar. Está claro que le falta que la rueden para que se asiente el camino y se marquen mejor las trazadas, pero hay que darle la enhorabuena al creador pues se lo ha currado muchísimo.




Cuando llegamos todos abajo comentan que Rafa se ha caído también, pero tampoco es nada grave, así que nos dirigimos a Sojuela de nuevo y volvemos a hacer parada en la fuente. Es aquí donde hacemos la tradicional foto de grupo que, esta vez, se ha retrasado un poco. Después de la foto, comer y beber algo, Vitín comienza el recuento de los que se quedarán a almorzar tras la ruta y comenzamos la bajada hacia Logroño con la prisa de los que ya están oliendo los huevos fritos que les esperan en el Nebraska???. 




Por el camino se va quedando la gente que no irá a almorzar, siendo Miguel el primero en Lardero, luego Luis y después Jorge. En esta ocasión yo no pude acompañarles tampoco, pero  sí que se juntaron algunos otros que no salieron a rodar como Pepón y ???. Lo que ocurrió allí, solo ellos lo saben y las fotos que se adjuntan a continuación.





Finalmente, solo confirmar que la ruta ha sido muy divertida, acompañado de buena gente y espero haber estado a la altura con mi primera crónica.