21 julio, 2018

Dehesa de Sotes- Campo de entrenamiento (6 Ciclistas)



1 de julio de 2018
Distancia: 54km
Desnivel acumulado: 879mt
IBPindex: 72

Crónica por Igor San Juan.

Luis (el castigado), Mijael, David, Javier bartolome, Saul, Igor San Juan.
Bueno pues otra vez estamos aquí y parece que fue ayer redactando la crónica de una bonita ruta que ha falta de la cúpula ha decidido Bartolo , este domingo la afluencia a la gasolinera no es tan multitudinaria que otros domingos unos cuantos han subido a Ventrosa para hacer parte de la ruta del zorro que con tanto cariño y esfuerzo prepara Ernesto y sus colaboradores, otros tantos están en barbecho para el rutón que Tate les tiene preparados por los siete valles, como acabarán madre mía, lo mismo los tenemos que ir a buscar a Alemania con Puigdemont y otros todavía en la enfermería por diversas causas; aprovecho para darles ánimo y esas cosas, pronta recuperación amigos .

La hora ya se echa encima y no todos los que la noche anterior dijeron que iban a venir aparecen, nuestro más carretero miembro don Chuchi morales alias "el rodillos de media noche" parece que va a hacer la del humo, salió la noche anterior y le pilló el toro como a Manolete y que decir de Toni que todos los días parece que sí, pero luego es que nó, una pena este muchacho desde que dejo la bici  por las pesas se ha echado a perder. Esperado lo debido y un poco más salimos con la ruta decidida (las dos dehesas hornos y Navarrete ) que luego se vería recortada por la sorpresa que nuestro camarada Jero nos tenía preparada .

Tomamos dirección La Grajera con ritmo tranquilo conversando de nuestras cosas todos a ritmito  menos Luis y Saul que el primero gracias a la comida familiar del día anterior va provisto de carbohidrato y etanol suficiente para despejar un cohete y el segundo va electrificado como para dar luz a todo el pueblo de Oteruelo, por cierto menudos calamares ponen en el bar, impresionantes, no tiene problema para seguir a Luis que desde que ha estrenado bici no hay quien le eche mano, bici preciosa por otra parte.

Subimos por la viña donde se empiezan a ver los destrozos que la tormenta del viernes ha provocado en el campo, es una pena ver todas las viñas anegadas por el barro y maltrechas por el granizo.
Una vez arriba seguimos por el Camino De Santiago hasta pasar Navarrete y continuamos por él, paralelos al cementerio y dirección Ventosa, una vez en Hornos de Moncalvillo afrontamos la subida del día una subida exigente y dura que cada uno afronta como puede menos David que la sube como quiere, como anda el "yayo" madre mía que portento, una vez arriba el esfuerzo tiene su recompensa una Dehesa  que termina en la caseta de captación de aguas donde se ve toda la falda de Moncalvillo está preciosa, en este mismo sitio hacemos la Foto de grupo y disfrutamos de las vistas.
Luis saca el emparedado de pavo que siempre prepara, esta vez esperando que Toni vendría le puso hasta lechuga y del que dimos buena cuenta  gracias Luis.
Una vez repuestas las fuerzas ponemos rumbo hacia abajo una bajada rápida, pero sin complicaciones, aquí decidimos recortar la ruta pues Jero nos espera en el chiquipark que les han preparado al lado del geofísico para enseñarnos las instalaciones, bajamos rápido dirección otra vez del camino De Santiago e ir lo más veloces posible a nuestra cita, Bartolo nuestro guía de hoy, nos va digiriendo por esos andurriales que tan bien conoce, vete tú a saber porque en un par de giros y después de cruzar los puentes de la autopista tres veces aparecemos en Fuenmayor donde nos toca subir el burro de oro muy roto por las lluvias mi cambio, que me ha ido dando guerra toda la mañana, me hace rezagarme. Una vez arriba reagrupamos, llámanos Jero para avisar de nuestra llegada y seguimos llaneando hasta la antena del circuito   XCO para coger la senda del pinar y llegar a la viña para bajar por la senda  de las tres y llegar así al campo de entrenamiento de los geiperman .

Puntual a la cita y con dos acompañantes de excepción (Santi, Pepón) se encuentra Jero que amablemente nos enseña el chiringuito.

Tienen de todo, un portón de entrada que ni Villa Carmelo un piso que se le mueven los tabiques que serían la envidia de cualquier suegra en la cena de noche buena y techo de cristal para ver las bragas a las chicas, un pozo tremendo no apto para cornudos y un rocódromo que no lo sube ni Spiderman además de un montón de enchufes para cargar los móviles, han tirado la casa por la ventana, lo que no vi fue la máquina del café y la de las palmeras la tendrán por ahí escondida que este sitio tiene más trampas que una película de indios, después de la visita bromas y clase magistral de don Jerónimo damos por terminada la ruta.  Jero se lleva al luto y al vaquilla en coche oficial de los lisiados (pronta recuperación amigos os echamos de menos) la familia de los castigados (Saul , Luis , Mikael ) se van pitando para casa a atender sus labores domésticas .
David, Bartolo , Santi , y yo nos vamos a Tomar un aperitivo que todavía hay tiempo, sin más me despido dando las gracias a Bartolo por la estupenda organización y a los demás por la compañía ha sido un placer

P.D.- Cabe reseñar la ausencia de Vitin en ocasiones me he sentido perdido,  pero Bartolo ha resuelto con maestría.
La de Toño sin sus patinetas y portentosidades la cosa no es lo mismo.
Y la De Diego sin Mecánico nos la jugamos a cara a cruz no tenemos ni idea ni de ajustar un cambio que pena lo hemos dejado peor de lo que estaba .
Es broma, os he echado de menos a todos los ausentes, sin más me despido hasta la próxima un abrazo

15 julio, 2018

Por La Puebla (2 ciclistas)


 Distancia: 49km
Desnivel acumulado: 686mt
IBPindex: 35


Crónica por Vitin

Israel y Vitín

 
Un domingo mas nos embarcamos (y nunca mejor dicho) en otra de nuestras andanzas btteras, esta vez y debido a las 4 gotas que habían caído la noche anterior no es una ruta de nuestro afamado archivo de salidas domingueras al que solo tienen acceso los llamados, muchas veces de forma despectiva, “LA CUPULA”. Tengo que decir que esta información no puede estar al alcance de cualquiera, ya que hay mucho “infiltrado” en los diferentes grupos de wasap (El de los idiotas, el de los tontolabas, el de los mongolos, la cuchipandi….) que estarían deseando echarle mano para desbaratar  nuestras bien organizadas kedadas domingueras.
Fue una noche de lluvia “vivificante” como dice nuestro amigo Israel, con quien compartiré agua, barro, truenos, nubes, sol y por qué no decirlo, PENURIAS, en la salida que voy a relatar.

Nosotros no somos como algunos, que salen a hacer rutas de las llamadas “oficiales” y no se dignan en hacer crónica por que dicen que no están los suficientes, así que sin mas dilación vamos al lío.
Alguno podría pensar que estando solamente dos (tontos muy tontos según algún comentario que he podido leer en alguna red social) esto no puede dar para mucho, pero no os fieis de las apariencias que la salida tiene su miga.
Para empezar, el lugar de reunión se había cambiado para aprovechar mas el tiempo y llegar raudos al almuerzo de Pepón, habíamos quedado (por esta vez y sin que sirva de precedente) en la pasarela verde que cruza la vía, al final de Gonzalo de Berceo; algún “iluminado” preguntó “¿En qué lado?”  ¡¡Pero vamos a ver, que no es el puente de San Francisco!!

Allí que aparezco bajo una “fina” lluvia después de haber leído en el Wassap que no iba  a salir ni el “Tato”, bueno, excepto el ínclito Israel;  pero como diría Pandora: “la esperanza es lo último que se pierde”, confiaba en que alguno mas se apuntase al evento a ultimísima hora, pero no fue así, incluso pensé (no sin alegrarme) que “barrilete cósmico” no aparecería; fue una decepción verlo  esprintando en la pasarela como si del mismísimo Sagan se tratase.

En cuanto se coloca a mi lado, ya bien mojadito, le digo: ¿Y si vamos al bar a tomarnos un “cafelito” y una tostada? – “¡¡Ni tostada, ni leches!!, me he levantado a andar en bici…. “ Si quedas alguna vez con este personaje, olvídate de hacer otra cosa que no sea andar en bici aunque caiga “la mundial”.
No hacemos mas que salir y la lluvia arrecia de tal manera que para cuando comenzamos el camino viejo de Fuenmayor el agua ya se ha apoderado del cuerpo, atravesando chubasquero, ropa y zapatillas; en ese momento Israel se coloca el segundo chubasquero “este es el bueno” dice, ¡¡pero si ya estás calado alma cándida!!. En esta guisa, con la lluvia apretando de lo lindo, subimos la cuesta del burro de oro a ritmo cochinero, es llegar arriba y aparecer el otoño en forma de una niebla que había que cortarla para poder atravesarla; menos mal que la temperatura no es baja, en mi “Rolex” marca 20 grados, igual que en pleno verano al sol y en pleno invierno en medio de una nevada (me estoy planteando jubilarlo ya que no sirve para nada, pero me fastidia porque da mucho juego).

Para cuando estamos llegando a Fuenmayor ya ha parado de llover, incluso da la impresión de que no vaya a caer mas agua en toda la mañana, en esto me doy cuenta que no tengo ni idea de donde vamos a ir, se que Israel es de buen conformar por lo que le comento que me gustaría subir a un motecito de Fuenmayor al que ya le había echado el ojo en alguna ocasión, que tiene una cuesta encementada y allí que nos vamos. 

Después de la cuesta encementada continuamos por un camino, también sin barro, que acaba en unos almendros; “Nos damos la vuelta” digo – “Espera” dice, para entonces ya había comenzado a llover de nuevo, el cielo estaba negro a mas no poder y se oían truenos sobre nuestras cabezas. Saca el móvil y observa sobre el wikiloc que (según él) hay una bajada un poco mas adelante, esto supuso tener que avanzar trabajosamente con la bici en la mano sobre un mar de piedras como melones hasta acabar en una viña, que por supuesto estaba llenita de barro y de la que salimos a duras penas empujando la bici.


Ya se había venido arriba el “socio” y estaba imparable, de tal manera que empezó a dirigir las operaciones dejándome en un segundo plano:  “Ahora vamos a La Puebla que me conozco el GR… pero no se como llegar….” dice. Desde donde estábamos se veía el pueblo, así que como si fuésemos indios vamos avanzando sobre ríos que siempre fueron caminos, sin dejar de observar el pueblo para que no se nos escapase.


En cuanto llegamos me dice que tenemos que subir a lo alto del pueblo para coger el GR del Ebro; ¡¡Del Ebro!! que lo teníamos a nuestro lado, al final no se decide ya que no está seguro; lo que se conoce bien es desde Asa hasta Logroño (¡¡¡¡y una mierda!!!!) así que vamos hasta allí por carretera; tengo que decir que no nos cruzamos con ningún coche en los kilómetros que anduvimos como auténticos carreteros, dándonos relevos e intentando dejarnos en las cuestitas que nos encontramos, mas bien intentaba seguir de cerca al “rey del asfalto” sin conseguirlo.












Si habéis llegado hasta aquí sin dejar de leer este tostón, no os perdáis lo que viene a continuación ya que comienza “la increible historia del guía perdido”.
“Esto lo conozco perfectamente, he venido por aquí varias veces y no tiene pérdida” Israel dixit.
Me comenta que tenemos que subir un poco por la carretera de Oyón hasta coger el GR, se me hace muy raro que esa carretera lleve a Oyón pero no digo nada no vaya a ser que meta la pata e Israel es de los que no dicen las cosas por decir, cuando habla sienta cátedra.

Ya vemos las marcas del GR, nos metemos por un camino roto que desemboca en otro camino asfaltado típico de La Rioja Alavesa; ahí se detiene el Guía (a partir de aquí este será su nombre) a quitarse el chubasquero empapado antes de ponernos a bajar hacia nuestra derecha, pero cuando llegamos a la carretera (la de ¿Oyón? otra vez), el “Guía”  se da cuenta de que no es por ahí, con que a subir lo bajado, ahora descendemos hacia el otro lado, a la izquierda, para salir a otra carretera que cruzamos siguiendo las marcas del GR, me doy cuenta (no hace falta ser muy listo) que estamos volviendo hacia La Puebla, además tendríamos que subir un camino que mas parece una cascada, le digo al “Guía” que creo que estamos haciendo al GR al revés, asiente y volvemos a desandar el camino andado, subir y bajar otra vez a la carretera de ¿Oyon? Voy a hacer un inciso en este punto para decir dos cosas:
1-      Llevaba ya mucho rato sin llover y no nos volveríamos a mojar.
2-      En cuanto llegué a casa después del almuerzo, no me valió la paciencia e incluso antes de ducharme entre al Google Earth para ver donde desembocaba esa famosa carretera que nos hubiese llevado a ……………. LANCIEGO, si, LANCIEGO.

Otro ratito por carretera, este muy corto y ya sin ver las señales de GR,  el “Guía” se mete por el primer camino que ve a nuestra derecha y que por su puesto lo conoce y sabe perfectamente donde nos va a llevar
El  “Guía” va cruzando caminos, metiéndose a derecha e izquierda con tal seguridad que en ese momento me hubiese apostado un almuerzo para toda la cuadrilla a favor de que conocía a la perfección la forma de llegar a Oyón sin ninguna pérdida.
Pero nada mas lejos de la realidad, en un momento dado reconoce que está un poco, recalca, un poco perdido, pero no del todo, que esos caminos le suenan ¡¡joder si son todos iguales, como coño no te van a sonar, me suenan hasta a mi que no he estado nunca por aquí!!


Así que otra vez ha hacer el indio, dirigirnos hacia Logroño-Oyón sin tener muy claro donde estamos, hasta que salimos al camino que tantas y tantas veces hemos recorrido que va del Corvo a Viñaspre, pero estando bastante más cerca de Yécora que del propio Oyón.
Ya estamos salvados y vamos a poder llegar en tiempo al almuerzo, aunque aún nos queda por pasar alguna penuria.
Avanzamos por este camino en dirección a Logroño y le voy diciendo a el “Guía” que lo mejor sería, cuando lleguemos a la carretera, en vez de cruzarla y seguir hasta el Corvo, continuar por el asfalto hasta Oyón para evitar el barrizal que se forma en ese camino. Ya lo tenía casi convencido cuando a lo lejos vemos un ciclista parado mirando el móvil con nuestra vestimenta; al acercarnos vemos que es Edu “Ayuntamiento”, había salido detrás nuestro a primera hora siguiendo el Wikiloc de Isra, pero con todos los giros y equivocaciones que tuvimos, le fue imposible pillarnos hasta ese momento y en dirección contraria.

El caso es que llegando a la carretera de Oyón veo a Israel que la cruza sin hacerme caso, Eduardo le sigue diciendo que el camino lo ve bastante bien (que Santa Lucia te conserve la vista amigo) y yo como un idiota voy detrás.
Ya creo que os estáis imaginando lo que pasó cuando llegamos a la zona del Corvo, un auténtico barrizal donde se nos embozo la bici y tuvimos que ir un rato andando; joder, menudo cabreo pillé, ya casi estábamos en Logroño limpios y nos metemos en esa “trampa”; “pa haberlo matao”, no tengo mucho recuerdo de esos pocos minutos, pero creo que le llamé de todo menos bonito a nuestro amigo el “Guía”.
Al fin una gasolinera donde limpiar la bici y aparecer limpitos en Villa Carmelo a las 11:10, pero para nuestra sorpresa llegamos casi de los primeros al almuerzo.

Del almuerzo se podrían escribir otros 3 folios, pero creo que ya ha sido suficiente; solo agradecer a Pepón la gran parrillada de langostinos y sardinas con la que nos obsequió, además del vermut antes de comenzar, las bebidas, las ensaladas y los postres, uno de ellos hecho con mucho cariño por Mari Carmen. GRACIAS AMIGO.

Solo una cosa mas, muchos del grupo hicieron la cicloturista de carretera, pero   de ellos al almuerzo solo apareció Saul, al que se le guardó su ración correspondiente de langostinos y sardinas.




10 julio, 2018

Alameda por Camino Nuevo- Bosquecillo (16 Ciclistas)



FUENTE DE LA ALAMEDA 01/07/20018

1 de julio de 2018
Distancia: 50 km
Desnivel acumulado. 1033mt
IBPindex: 87

 Crónica por David “Reventón”.


Suena el despertador, hoy me cuesta levantarme más que cualquier otro domingo, el principal motivo es que ha sido decretado el  horario de verano para las salidas domingueras, hemos quedado a las 7,30 en la gasolinera de las Gaunas.

Una vez debidamente uniformado, me acerco con mi bicicleta al punto de reunión a la hora acordada, por el camino me encuentro con Jony y me comenta que tiene el miedo metido en el cuerpo porque cree que  hoy le toca la crónica. ¡Pero nada más lejos de la realidad! En cuanto pongo pie a tierra, me mira Vitin y me dice: - te ha tocado ser el cronista del día, nos han informado que nos vas a privar de tu presencia durante este verano y de esta no te escapas. Ya se sabe que en Montemediano, hay mucho chivato suelto.

Este día conseguimos reunirnos: Dieguito, Javi, Dalmau, Toño, Félix, Luis, Israel, Igor, Saúl, Edu, Richi, Fernando, Jony, Vitin, Mikael y David.

Salimos por el camino viejo de Alberite dirección Lardero, durante el camino vamos todos hablando de diversos temas, fútbol, bicis, el tiempo y otros temas para ir rodando sin apenas enterarnos del paso de los kilómetros. Llegamos a la Cuesta de la Vacas y empezamos a tensar los músculos y calentar las piernas, el terreno está húmedo, esta noche ha caído una tormenta y ha dejado el firme en buenas condiciones para la práctica de la bicicleta de montaña.

 Una vez agrupados en el final de la cuesta, seguimos dirección Sorzano, empezamos a subir el ritmo, Igor y Toño van delante de mi hablando que si tú que si yo, en esto Toño deja de dar pedales en seco y hacemos el afilador teniendo que soltar uno de mis pies del pedal hasta conseguir evitar tomar tierra, primer susto del día. Ya se sabe que si vas detrás de Toño no puedes bajar la guardia, aunque es un portento también tiene sus carencias, Jajaja.

Tomamos el cruce que nos lleva a la carretera que va de Sorzano a Sojuela para reagruparnos y empezar a subir el Camino Nuevo el cual debido a su dureza por el gran desnivel, el calor  y la humedad, consigue que el grupo se estire pareciendo una serpiente multicolor, sigo la rueda de Dalmau oyendo sus resoplidos y maldiciendo la maravillosa subida con ese acento tan peculiar que le caracteriza. Le voy dando ánimos y diciendo que ya queda poco, pero la cuesta se hace interminable hasta que por fin vemos al fondo a los primeros que han llegado a la portillera, que debe ser donde está situado el punto de reunión. Una vez allí cogemos aire, reponemos líquidos y nos alimentamos, sacamos unas cuantas fotos y esperamos a que lleguen los últimos del pelotón. Llegan noticias de que Vitin nos ha abandonado porque el dolor de espalda no le dejaba continuar, enseguida las malas lenguas empiezan a decir que si no hay compromiso, que si se ha ido a preparar el almuerzo…  Aquí ya se sabe cómo te vean mal herido, enseguida te rematan con estos comentarios tan jocosos.



 Giramos a la derecha por el camino que nos lleva a subir la cuesta de la muerte dirección a la fuente de la Alameda, volvemos a parar para sacar unas cuentas fotos con unos cuantos cánticos y a esperar a varios de nuestros bikers que han tenido algún problema mecánico. Próxima parada en la captación de agua de Sorzano, pero antes de llegar en unos de los últimos repechos el gran Igor cae como si de un peso pesado se tratara, después de haber recibido un gancho de izquierdas en la parte baja de la mandíbula. El sonido al caer hace temer lo peor, pero él como  gran vasco que es, se levanta de un salto tocándose la muñeca derecha, diciendo que le duele bastante, y decide  continuar para comprobar si está todo en su sitio.


En la captación de agua nos encontramos con Vitin que viene a nuestro encuentro y por fin realizamos la foto de grupo acompañados con unos nuevos cánticos, realizados por los grandes tenores de la agrupación musical ” Los OR”.

Comenzamos a descender, lo cual es de agradecer porque llevamos un buen desnivel acumulado para la poca cantidad de kilómetros realizados. Nos dirigimos hacia la senda que nos lleva de nuevo al Camino de la Plana, la senda tiene zonas de bastante barro que nos recuerdan a las películas de Rambo cuando se adentraba en pleno Vietnam.

En el Camino de la Plana la velocidad y adelantamientos empiezan a aumentar, las grandes piedras del camino nos hacen apretar los dientes y aparecen los primeros reventones, Félix y Vitin acaban de reventar las ruedas traseras. Reparamos las averías y comprobamos la temperatura ambiente en el termómetro dorado, tipo Rolex que tiene Vitin en el manillar, tecnología punta en el mundo del ciclismo.

Terminamos de descender teniendo que recalcular la ruta para no ir por la senda de los Cohetes, porque el tiempo apremia.” Esto con Pepón no hubiese ocurrido”, comentan varios gregarios del pelotón.
Salimos a la urbanización de Sojuela para llegar al pueblo por la senda de Los Arrieros, dirección Entrena y terminar en la Grajera. Una vez aquí nos despedimos los bikers que tenemos que pasar el aspirador y los demás van a almorzar invitados por el compañero Fran, seguro que dieron con todo lo que había para comer y beber, de eso no tengo la menor duda.

Como siempre un gran día de ciclismo en buena compañía.



04 julio, 2018

Inéditos Aerogeneradores (13 Ciclistas)


24 de junio de 2018
Distancia: 54km
Desnivel acumulado: 1052mt
IBPindex: 87


Crónica por Chuchi Morales


Hector “Tri”, David, Toño, Saul, Mikael, Israel, Igor San Juan, Diego “El Soriano”, Diego “Buitre”, Chuchi Morales, Luis, Vitin y Edu “Ayuntamiento”.

Por fin un domingo que podía salir con mis tan amados OR, porque entre las competiciones y entrenos no había podido salir apenas con ellos, como ya sabía desde el miércoles, este domingo me tocaba la crónica, eso que tanto nos gusta a todos y lo hacemos con tanto gusto y pasión, se redactan verdaderos escritos y que al menos a mí me suelen sacar una sonrisa.

Me sonó el despertador a las 7 de la mañana y empezamos con el ritual, preparamos la ropa con sus complementos y a desayunar, mis tostaditas, mi vasito de leche y mi zumito, me visto y a por la bici al trastero que ya estaba bien limpita y engrasada para hacer la salida.


Esta vez habíamos quedado en las Bodegas Franco – Españolas en vez de la gasolinera las Gaunas, según salgo de casa me encuentro con Victor Llop, que no vendría con nosotros y nos abandonaría por irse con los endureros, llegue justo a las 8, aun así esperamos como unos 5 minutos y ya salimos para empezar un gran domingo.

Salimos camino Oion o Oyon, como cada uno quiera decirlo, 13 valientes con ganas de pasar un rato agradable, esta vez falto casi toda la cúpula, pero que estaba bien representada por el Gran Vitin e  Israel que tengo que decir que me asombro lo bien que fue toda la mañana, como ha mejorado, se le nota la nueva montura que se compró, la gran epic; al que hoy sí que le costó dominar su nueva montura fue a Luis, eso sí, muy bonita la nueva BH y con su tija pija que, cuando hacía falta se le olvidaba usarla y así  toda la mañana jejejejeje, bueno una vez hecho este inciso, de ahí llegamos a Moreda y paradita a coger agua.



Salimos camino para el Leon Dormido, pero a los 5 minutos de coger agua tenemos que parar porque Saul había pinchado, hinchamos un poco la rueda para que el tubeless haga su trabajo y seguimos, pero cual fue la desdicha que a los 5 minutos otra vez la misma jugada, pero esta vez ya el gran Maese Vitin echó la espuma mágica a la rueda trasera y quedó completamente sellada.


Seguimos con el plan acordado de subir hasta la Población, la verdad que hacía un buen día con calor sin ser muy agobiante y todos juntitos, alguno se escapaba un poco en alguna subida pero enseguida nos juntábamos y lo más chulo que casi todos íbamos vestidos iguales excepto dos amigos de Igor, parecíamos pros.

Alguna cuestita dura sí que nos tocó subir y ahí se ve como la gente sufre y lo bien que van los OR que no se bajan de la bici y sufren como perros,  poco a poco  llegamos a las hélices sin consecuencias y en fila india como hormiguitas.


Cogemos la senda que va al lado de la carretera camino de la Población y Diego en una de las bajadas de la senda se le mete un palo y le toca el cambio, asi que avería, intentamos reparar el problema pero no se pudo y decidió volverse a casa; lo más lógico porque era imposible cambiar. Hay que decir que han dejado la senda completamente destrozada, una auténtica pena, porque era una pasada, tanto para un  lado como para el otro, en fin, que le vamos hacer, como Diego se volvía a casa decidimos hacer la foto de grupo.


Una vez que nos separamos de Diego damos la vuelta por atrás de La Población, no sé si tiene nombre esas sendas, yo siempre he dicho la vuelta a la Población por detrás pero esta vez es por otro lado y cuando ya estamos llegando al pueblo en la bajada de derechas con las piedras y escalones por lo complicada y técnica senda que todos conocemos Israel hizo su estreno a la Epic y se cayó, menos mal que sin grandes consecuencias, la última vez que la baje por ahí me caí en el mismo sitio, igual que él, aunque a mí me costó 1 mes sin poder andar en bici se me salió el líquido sinovial de la rodilla y un huevo muy majo durante una temporada.



Una vez vemos que todo estaba bien, arrancamos y seguimos y cuál fue la sorpresa que veo la bici de Toño volando y el haciendo lo imposible para no caerse por un pequeño barranco, la verdad que me acerque a verlo y menos mal que no se cayó, si no habríamos tenido un disgusto, "mucho" bien por mi Toño "Pleitos" que libró sabiendo lo que hacía.

Llegamos al pueblo y a cargar los bidones y reponer fuerzas, ahí apareció un viejo conocido de los OR, Ramón y estuvimos de charleta un rato con él.

Bueno una vez hecha la parada ya de camino a casa  vamos por la carretera y nos encontramos a Ernesto que venía en nuestra busca y captura por esa fantástica senda que comentaba antes que la han destrozado, hicimos un pequeño parón para que nos cogiera, charleta breve y todos de camino ya para Logroño, la verdad que desde los eólicos hasta Moreda es casi todo bajar, con alguna cuestita sin importancia, ya casi llegando a Moreda nos encontramos que también venía a nuestro encuentro Ricardo.


De ahí ya para Oion o Oyon, y en la cuesta ultima del camino de Santiago salto nuestro Gran flamante ganador de la Rioja Bike race David y como había ido casi todo la mañana por detrás decidí picarme con él, estubimos los dos en un continuo Sprint, pero muy peligroso por la cantidad de caminantes que había por lo que decidimos levantar el pie en la bajada,   ya en el cementerio nos reagrupamos todos  y despues de la despedida, unos para casa y otros al almuerzo.


Que buenos son estos momentos y daros las gracias a todos por lo bien y divertido que fue la mañana, se echó de menos a gente, siempre me dice Pepon que no salgo y para un día que puedo me falla, un saludo a todos y espero que haya muchas mas.