24 abril, 2017

Sendas entre Viñedos(10 Ciclistas)


17 de abril de 2017
Distancia: 45kmt
Desnivel acumulado: 683mt
IBPindex: 35


Crónica por Javi “El Marqués”

Vitín, Ana, Miche, Israel, Javi, Igor San Juan, Dieguito, Luis, Fer,  Edu “gominolas” y Galo.

Lunes de Pascua
Sendas entre viñedos

Llego el último día de Semana Santa, el “Lunes de Pascua”, en algunas partes se tiene por costumbre comer un dulce típico la "mona", nosotros sin embargo quizás no nos comamos ese dulce, pero eso sí, seguro que lo celebramos de algún modo.

Acaban las procesiones, el olor a incienso, el fuerte y penetrante sonido de los tambores y la normalidad parece llegar a nuestras vidas.
Después de 4 días de duro pedalear, "Boss" decide por su cuenta y riesgo someternos a una nueva prueba, nada que unos duros gladiadores no podamos sobrellevar, y nos prepara una ruta repleta de sendas.

¡¡¡ Muy Interesante ¡¡¡
En esta ocasión somos 10, al igual que los 10 mandamientos, y nosotros en comunión con el tercero “Santificamos las fiestas”, a nuestra manera, pedaleando, como bien sabemos hacerlo, haciendo y deshaciendo historias, subiendo y bajando, yendo y viniendo cual voluntarios penitentes que en plena unión con la naturaleza nos dedicamos a trotar mundos nada imaginarios,  más bien reales y tangibles, no recomendados para quienes no tengan como nuestro heroico grupo una férrea y clara convicción del valor, del sufrimiento y del sacrificio.

Vaya recital, como se lo ha currado, la verdad que muchas de ellas eran inéditas, pasaran a nuestro repertorio bicicletil para gozo y disfrute de las nuevas generaciones, debo de decir que tan solo él las conocía, o al menos eso creemos los que como yo nos dedicamos a seguir la rueda de quien en ese día ejerce de guía, una auténtica maravilla, una de esas mañana que hacen del día algo para nunca olvidar.

Víctor el guía, por lo general es quien se preocupa de buscar, enlazar e investigar todos esos recorridos para que podamos disfrutar cada mañana y en cada momento de tantos y tantos instantes de pedaleo, del grupo, y de la amistad que se va forjando a través del sufrimiento, sino fuese por él, no saldríamos de la Dehesa de Navarrete, Clavijo y poco más.
Gracias Víctor, “eres un crak”.

A las 8 como de costumbre nos presentamos en Franco Españolas, la mañana vislumbra sorpresa, emprendemos hacia Oyón y sin calentar siquiera nuestras fornidas piernas propias de una escultura romana nos adentramos en la subida al monte el Corvo, la que hay detrás de la gasolinera del cuarto puente, cumbreamos y continuamos por caminos que bordean el monte por las urbanizaciones de chalets. Las vistas son una maravilla.

Continuamos la subida al monte en el que hay una Cruz y como no podía ser de otro modo, “el incidente del día”, Galo se cae estando casi parado y se hace daño en la mano, sufrido como es intento continuar, pero no pudo ser, tuvo que retornar a boxes y abandonar el grupo.
Galo recupérate rápido, te echamos de menos…

Llegamos arriba, “por fin”, ahora a bajar por el otro lado de la Cruz, la bajada la conocemos, con muchos escalones y un terreno muy seco y movido, un galimatías hasta bajar al camino que va a Lanciego. Seguimos por Oyón y continuamos haciendo otras dos trialeras, esta vez un poco más técnicas para finalizar otra vez en las urbanizaciones. Salimos de Oyón dirección Moreda para hacer una bajada con mucha pendiente pero muy noble, todos la bajamos sin sorpresas, seguimos por el Camino de Santiago y otra vez hasta Oyón. A partir de ahí todo es nuevo, sendas muy atractivas con subidas y otra vez trialeras algo más técnicas, la verdad que una gozada. 

De nuevo toca subir, en esta ocasión un montecillo para bajar a lo más alto de una viña donde nos encontramos un altar, muy bien preparado, alicatado incluso. No sabemos su cometido, suponemos que para divisar lo atractivo del paraje y de la multitud de viñas. Aprovechamos para repostar, nuestros cuerpos necesitan de combustible y por supuesto de la consabida foto de grupo.

Ya solo quedaba hacer otras dos sendas “casi nada”, con sus dos trialeras esta vez algo más exigentes pero que las hicimos sin ningún problema ni padecimiento  y para terminar la senda del monte el Corvo que nos enseñó en su día Ismael para bajar por la trialera complicada que hay encima de la gasolinera del cuarto puente, es peligrosa, el terreno está francamente mal, creo que solo la bajaron Fernando Alcalá, Dieguito  y Víctor.

Finalizamos en Villa Carmelo tomando unas merecidas cervezas y  un piscolabis y ,que casualidad,  aparecieron Pepón y Félix.

Una muy buena mañana de Lunes de Pascua, como siempre un honor el compartir pedaleo con tan insigne grupo.

Hasta la próxima amigos….

9 comentarios:

vitinbtt dijo...

Joder Javi, no se a quien le "endiñas" las crónicas pero dile de mi parte que las hace de maravilla.
Como me gusta enseñaros sendas para vuestro disfrute, esta vez tengo que decir que tuve un buen compañero de investigación "Copito" o "El Matrako", que no protestó en ningún momento y también se lo pasó como un enano.
Lástima de caída de Galo, por lo que sabemos no ha sido nada mas que el golpe, aunque bastate doloroso no ha tenido mayor relevancia.
Con esta crónica acabamos el reto de Semana Santa; Ana, Dieguito y yo lo hemos completado, 4 días de fiesta, 4 salidas en BTT.

igor san juan dijo...

Muy chula la crónica Bartolomé me ha encantado buenas rutas nos prepara este Vitin nos vemos en la siguiente un abrazo

Carlos Martinez Pascual dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
israel ogrobis dijo...

Muy buena crónica Javi y muchas gracias por los trabajos de prospección de sendas a Vitín y a su secretario Félix.
Gocé un montón la ruta y el picoteo con cervecita en la huerta ya fue gloria.

Carlos Martinez Pascual dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
TOÑO Pleitos dijo...

Javi, felicita a tu negro de mi parte; buena crónica se ha cascado. Hay que ver como has mejorado; no solo en cantidad (antes tus crónicas no llegaban al folio) sino también en calidad y sino me creéis para muestra un botón:
"nosotros en comunión con el tercero “Santificamos las fiestas”, a nuestra manera, pedaleando, como bien sabemos hacerlo, haciendo y deshaciendo historias, subiendo y bajando, yendo y viniendo cual voluntarios penitentes que en plena unión con la naturaleza nos dedicamos a trotar mundos nada imaginarios, más bien reales y tangibles, no recomendados para quienes no tengan como nuestro heroico grupo una férrea y clara convicción del valor, del sufrimiento y del sacrificio."
No sé Javi, tal vez me engañe pero como que no te veo yo escribiendo todo eso sin un "ya te digo" entremedias. No obstante, si lo has escrito tú, me quito el sombrero por tu progresión en las lides literarias y te nombro Portento de la Crónica Bttera.
Por lo demás, envidia cochina por la ruta que me perdí y por el ágape que no pude disfrutar en vuestra compañia.

Carlos Martinez Pascual dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Martinez Pascual dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fer Alcalá dijo...

Gracias a Victor "El buscador de sendas", por llevarnos por estos senderos y descubrir sitios tan raros como ese mirador alicatado en el borde de una viña. Gracias también a Javi por contarlo tan bien en esta crónica. Si al final terminamos almorzando todos juntos, la mañana no puede terminar mejor.