07 diciembre, 2016

Nalda por Clavijo (3 Ciclsitas)

4 de diciembre de 2016
Distancia: 46km
Desnivel acumulado: 1002mt
IBPindex: 51


Israel, Saul y Pepe.

Este domingo fue un día atípico para la salida de la cuadrilla en btt, la climatología nos mutiló los propósitos.
Casi todos nos levantamos con ganas para salir a hacer el recorrido oficial de nuestro amado deporte pero al mirar por la ventana nos llevamos una gran decepción, estaba lloviendo con ganas y la mañana no invitaba a vestirnos de ciclistas para ir a la hora de rigor a la gasolinera.
Después de cruzarnos varios whatsapp, cada uno con sus intenciones personales, yo decidí acudir a la cita con el objetivo, de momento, de tomarme un cafecito y según como se desarrollara la meteorología actuar de una u otra manera. Cierto es que caía bastante agua y el palpito era que con las mismas tendría que volverme hacía casita con la consiguiente frustración por no poder hacer ni un simple “Logroño sin barro”, pero no fue así.
En el bar de la gasolinera ya se encontraban Saúl y Dalmaú aunque éste sin intenciones de andar en bici, (tenía futbol con el chiquillo) y bueno por lo menos íbamos a ser dos los pirados que haríamos una rutita sin exponer a coger barro, pero acaeció otro hecho que marco la jornada.

Con algo más de los cinco minutos de cortesía y ya cuando nos disponíamos a emprender la marcha apareció por la rotonda una silueta muy reconocible pese a la lejanía. Era el inquebrantable Israel que llegaba con la moral por las nubes y unas ganas de mojarse dignas de las mejores focas del Ártico.
Adiós planes de vueltita sencilla y sin barrito. Nada más llegar le oí decir algo de “La Olla”.

-Pero ostias no te das cuenta de la que está cayendo.
-Sí, pero para las nueve deja de llover.
-Bueno pues caminito y manta que si no para, ya nos daremos la vuelta.
Y eso hicimos, pero con algo de recelo sobre todo por mi parte. A Saúl, más o menos, le daba igual el destino a tomar y después de colocar el loctome salimos dirección a Alberite. Bien cierto es que Israel acertó en las previsiones y antes de subir hacia las bodegas la lluvia ya se había calmado y con ello la mañana se tradujo en una confortable marcha pues incluso los caminos se mostraban en un perfecto estado y apenas aguantaban algún pequeño charco.

No me voy a extender mucho en lo que dio de sí la ruta pues el recorrido que hicimos es por todos bien conocido (Nalda por Clavijo) y no tuvimos apenas nada más que una caidita sin daños y una salida de cadena que rápidamente se solucionó. Lo único que me queda por recodar de la marcha es decir que los caminos se encontraban en un estado con el que al salir de Logroño nunca hubiéramos pensado. Ahora sí recordaré que al llegar a Nalda me puse en contacto con la brigada de secano para coordinar el almuerzo bien ganado y ahí sí que hubo respuesta. Para ese menester se apuntaron otros tantos como los que habíamos salido en bicicleta y nos juntamos donde el tío Gerardo media docenita de tragonazos que dimos buena cuenta de todo lo que osó a posarse sobre la mesa, que deciros que no os imaginéis, lo único que ignoráis y raramente podéis pensar es que apareció Luis I “¿el indultado?” con una sonrisa de oreja a oreja pues parece que ha impuesto su gobierno y su castillo es ya una balsa de aceite donde impera una permisividad digna de celebración.
Bueno esto es a groso modo lo que aconteció en este húmedo domingo que bien se encargó de amolarnos nuestro apretado almanaque. Nada más que desear para las próximas fechas que el temido invierno que se avecina nos deje disfrutar sobre todo de los días de salida oficial pues los planes que tenemos para ellos son dignos del tercer mejor archivo de rutas de España.
Y sin nada más que contaros me despido como dirá el bueno de Manolo Preciado.















-Hasta mañana……canallas.          

5 comentarios:

vitinbtt dijo...

La crónica no está mal, para 3 mindundis que habeís salido.
La verdad que en la ruta no se echo en falta a nadie pero en el almuero si que falló alguno de los habituales, igual estaban acumulando "puntos" para otra ocasión.
Y lo de Luis, que decir, o está sacando los pies del tiesto o ha hecho muy bien los "deberes" estas últimas semanas.

TOÑO Pleitos dijo...

Buena crónica para un mal día. Mis respetos a los valientes.
Enhorabuenas para Luis, parece que los almuerzos van teniendo cabida en sus rutinas domingueras.
Un abrazo muy fuerte para Sául.

Fer Alcalá dijo...

Mis felicitaciones a Saul, Isra y Pepe, por estar donde hay que estar y no como otros flojeras entre los que me incluyo. Pepe, me ha gustado más el estilo tranquilo y pausado de esta crónica que la anterior tuya, en la que sacastes el hacha de siux que llevas dentro y no dejastes de cortar cabelleras, incluso la de algunos que ya no tienen pelo. Mira por donde, nuestro amigo Isra, pese a sus numerosas taras que le merman sus facultades y todas generadas, según los sabios doctores de Andanzas, por su adicción al móvil, es el que una vez más ha tenido que animar el cotarro.

Peor me parece lo de los que sin ir a la ruta, tuvieron la poca verguenza de ir al almuerzo. Además de flojeras, tragaldabas.

israel ogrobis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
israel ogrobis dijo...

Qué vergüenza por cuatro gotas salimos tres gatos, al final van a tener razón con el tema del compromiso y tal. Buena crónica Pepón y gracias por tu prudencia al no dejarnos hacer la senda de "la ruina" a la que ya íbamos de cabeza Saúl y yo, así corrió turno y se cebó días después con otro compañero. Coño de senda y parece sencillita la puñetera...