30 noviembre, 2016

Pasos canadienses-Daroca por las praderas (29 Ciclistas)

27 de noviembre de 2016
Distancia: 53km
Desnivel acumulado: 861mt
IBPindex: 63


Cróncia por Israel

David “Reventón”, Robert, David, Pablito, Igor, Jose Luis, Jony, Ricardo, Eduardo”jabalí”, Alvaro, Miguel”cuñao”, Miguel Angel, Saul, Igor”Moncalvillo”, Dieguito, Vitin, Fer, Luis, Israel, Santi, Eduardo”Ayuntamiento”, Lolo, Mikael, Toño, Ana, Javi, Pepe, Jesús y Carlos.

Veintinueve ciclistas nos encontramos este domingo en nuestro punto     de encuentro. Imposible para mi limitada memoria recitar aquí todos los nombres, espero que Vitín sea capaz de reconocernos a todos en la fotografía de grupo que nos sacó en el punto más alto de la ruta.
La manada, o piara de jabalíes más bien, se pone en marcha según pasa la hora de salida y los cinco minutitos de cortesía que se conceden a impuntuales ocasionales en general y a Fernando Alcalá en particular.

A buen ritmo nos cruzamos Logroño dirección Navarrete. Pasamos La Grajera sin mayor percance, salvo por nuestro amigo Toño que en la primera rampa del día, la que tras cruzar la presa del pantano nos sube a los merenderos, me hace una paradita final provocándome tras tocar su rueda trasera echar pie a tierra en lo mas alto de la rampa con consiguiente cachondeo. Un poco después y aun sin dejar La Grajera le dio tiempo a liarla otra vez, no se como, llevándose gritos de ¡¡globero!! y risotadas de la cabeza del grupo, posición donde siempre merodea este peculiar personajillo capaz de prepararlas sin llegar a salir de Logroño.

Tras pasar Navarrete seguimos la carretera que dejamos por nuestra izquierda según pasamos el cementerio y cogemos buena pista que nos lleva en suave pendiente y rápido ritmo hasta Hornos de Moncalvillo.
Durante este trayecto perdimos a Carlos de manera definitiva que ya venía amenazando retiro desde La Grajera, ánimo Carlos. Vaya niebla no se ve un pijo, el único paisaje que se aprecia son las cepas más cercanas al camino que nos acompañan por ambos lados hasta Hornos.


Cruzamos Hornos hasta la Ermita del Cristo donde entramos en pista aprovechando para coger agua y reagruparnos. La subida empieza a endurecerse, aun envueltos en niebla vamos subiendo pista entre robledales y pinos. En este tramo intento dar un empujoncillo y subir algo más rápido pero mi bici, no acostumbrada a meterle prisas, se rebela y me hace una sonora pedorreta al destalonar mi rueda trasera en una mala piedra. No me queda más remedio que parar e intentar inflar la rueda, mientras estaba en ello descendió de las alturas envuelto en un manto de niebla Álvaro, tras él Jony y Pablo por ese orden de aparición y altura. Jony, haciendo gala de lo aprendido en las maniobras que habitualmente realiza por el monte Corvo, cogió la herramienta de Álvaro y con un rápido y fluido juego de muñeca de pajillero experto infló y talonó mi rueda en un plis.


Tras este parón me tocó esforzarme para pillar al resto del grupo intentando no retrasarlo. Un poco más arriba en el cruce esperaba Pepón (Mater Amatísima que vela por nosotros ahora y siempre) pendiente de que no nos perdiéramos. En unos pocos kilómetros ya estábamos todos juntos. El punto de reagrupación coincidió con el desvío a izquierda que nos llevó a la subidita puñetera del día.
Durante ese rato, no sé muy bien cómo ni cuándo la niebla fue retirando dejando en su huida un bosque nevado que nos alegró a todos salvo a Javi que subía farfullando entre dientes “hasta la primavera no me veis”.

La subida se complicó, la dura pendiente unida al fino barro bajo abundantes hojas de roble y la nieve hizo que prácticamente todos echáramos pie a tierra en la primera mitad de la subida. Bien es verdad que Lolo y Saul, después de arrastrar sus FAT hasta donde se pueden lucir, se esforzaron lo indecible por subir montados no llegue a ver si lo lograron. La segunda parte de cuesta ya pudimos muchos subirla montados una vez que los compañeros de cabeza del grupo pudieron apartar un arbolito caído que impedía el paso, uno más de los varios caídos que fuimos sorteando mejor que peor.

En breve salimos de la ya senda a un collado donde realizamos la pertinente foto de grupo, David reparte bombones como si no hubiera mañana. Reagrupamiento y seguimos subiendo dirección Moncalvillo por un camino con bellas vistas a montes de bosques blancos con restos de rojo otoñal. Enseguida alcanzamos la carretera de subida a Moncalvillo, subida completa que solo he realizado una vez y me costó un almuerzo por pardillo, la seguimos un par de cientos de metros hasta la fuente de donde la dejamos por el camino que nos bajará hasta Daroca.

Aquí sí que hay nieve, el inicio de la bajada está bien nevado haciéndola divertida y teniendo que hacer la patineta o bajarnos por árboles caídos que algunos posesos intentaban podar a lo bruto con sus solas manos, la bajada sigue rápida pasando de la nieve al barro, aquí EduardoYunta pego un frenazo que dejo un surco de asustar pero logro dominar la montura, y pasamos luego a campear por laderas cercanas a Daroca donde volvemos a encontrarnos con la niebla que nos acompañara buen rato.

Reagrupamos una vez más en Daroca y seguimos rápidos dirección Medrano, vamos con retraso y hoy no podemos llegar tarde hay “almuerzo”. Nos acercamos a Medrano cuando de repente parón y montonera, nos encontramos en el camino una pala excavadora aparcada y tras ella un destrozo en el camino en forma de profunda zanja de unos cien metros que nos obliga a todos a desmontar e iniciar una procesión un poco ridícula, aunque me comentaron que Diego paso montado haciendo alardes de equilibrio.

Bajamos a Logroño ya como posesos, huele a almuerzo, por los caminos habituales llegamos a Lardero donde un conductor intenta chafar a Saul escapando este por los pelos y ganándose aquel unos cuantos piropos dedicados por resto del grupo. Llegamos a Logroño y sin más el grupo se disgrega yéndose en grupúsculos cada uno por un lado a cruzar Logroño, el Ebro y llegar a La Terraza. A mi me da tiempo a lavar la bici y no llego el último.
Y aquí podemos dar por terminada la ruta, bien prontito a las 11:30 estábamos en Logroño, la cual no es de las más memorables de la extensa colección de rutas del grupo pero la nieve la ha hecho bien divertida y más durilla y técnica de que en realidad es, amén de que los paisajes nevados son una gozada sobre todo en estas primeras nieves de otoño. Hay que destacar que aun yendo tantos no hay ni un percance, caída ni avería grave, un triunfo y una gozada.

Bueeeno, ya estamos en el almuerzo unos veinte ciclistas. Qué decir, estuvo fenómeno, huevos, patatas, ensaladas, bizcochos,… David no escatimó en nada. Grandes risas y magnífico ambiente.
Lamentablemente Pepón sufrió un episodio de “electrohipersensibilidad” también conocida como “wifi hipersensibilidad electromagnética” convulsionando violentamente hasta que procedimos todos a esconder nuestro móviles. David y Toño siguen tan enamoradizos y tontorrones como siempre jugando con platanitos, abrazándose, poniéndose morritos, vamos su show homoerótico ya habitual.
Qué buen rato y ni ganas de irnos. Algo ocurría y como en una película de Buñuel, primero Miguel Angel y luego Jesús eran incapaces de abandonar el salón en el que nos encontrábamos subiendo y bajando escaleras, saliendo por puertas y volviendo a entrar al rato cariacontecidos, desorientados y sin saber cómo salir ni dónde estaban sus bicis, pitorreo general, qué no harán estos dos por hacernos reír.

Ya a la hora señalada, o sea cuando no quedaba más “ceregumil” que tomar ni nos cabían más cafés, nos fuimos cada cual a nuestros respectivos quehaceres, comidas familiares o vermús toreros.

Muchas gracias David, qué cumplas muchos más.


8 comentarios:

vitinbtt dijo...

Buena y extensa crónica Isra pero o te has vuelto un cagón o no te venía la inspiración ya que tú tienes mucha mas chispa que la que has puesto en este relato.
Creo que ha sido el día que más cuadrilla hemos salido y como tu dices: "increíble que no haya habido incidentes" (¡¡el tiempo que nos ahorran los tubeless!!).
Que "dicir" de "La patinetaPORTENTO s.a.", menudo liante, si mide como "El linterna" estamos todos los días de bronca, aun así el pobre anciano con el que se metió le dio una buena lección y le puso en su sitio "&¬#^** PUTO GLOBERO".
Otro gran día de bicis y almuerzo con amigos. Por cierto Gracias David por el festival con el que nos obsequiaste.

TOÑO Pleitos dijo...

Israel, buena crónica en términos generales, aunque he podido comprobar que eres dúctil a las presiones del Visir y,por lo menos, en la parte de relato que me concierne faltas a la verdad (o dicho de otra forma más técnica; mientes como un bellaco). La patineta que te marcaste en La Grajera la protagonizaste tú solito sin ayuda de nadie y menos mía. Y en cuanto al episodio del "puto globero" lo cuenta mejor La Rémora que tú.
Por lo demás, festival de celebración por parte del Señor Mayor. No se le puede poner ninguna pega y además, tuvo la suerte de que no fueran al almuerzo todos los componentes de la salida porque sino se arruina.
La ruta corta pero intensa. Preciosa las sendas de subida y bajada y la apoteosis final por la pradera.
En cuanto al Torpedo (Visir o Rémora) hizo de las suyas en la senda de subida, provocando con su impericia y falta de forma física un tapón del 15 (Manolete, si no sabes, pa que te metes) Ya te lo dijo Pepón; "Ya no se puede confiar en ti". Que pena!!!

Ricardo Perrella dijo...

Otro gran día de mtb. Buena cronica Isra. Bonita y divertida ruta, como siempre.
Gran almuerzo-Comida David, gracias por todo.
Salud,
Barrancas.

Miguel_Bike dijo...

Así da gusto, leer la crónica para saber que es lo que pasa por ahí delante.

Una ruta preciosa y con el colofón del almuerzo que no defraudó lo más mínimo, David que cumplas muchos más y que lo veamos.

Saludos.

Jose Eugenio Montalvo Santana dijo...

Bien escrita la crónica Israel, todo lo que has escrito es verdad y lo has relatado muy bien excepto lo que dices de mi en referencia a “wifi hipersensibilidad electromagnética". Creo que mas bien es que padeces un nomofobia de caballo y te escudas en la ocultación y la negación de un problema que no merece la pena que se agrave, (ambos síntomas son la prueba de la realidad). Todavía eres joven, reacciona.
Por lo demas la ruta estuvo bastante bien aunque no le llego ni a la suela de los zapatos al gran almuerzo al que nos convido David, muchas gracias estuvo genial.
Otro gran domingo y van........

israel ogrobis dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.
Toño, pese a lo que dice Pepón no te preocupes, para nada sufro gnomofobia.
Saludos.

TOÑO Pleitos dijo...

Me alegro por tí, Israel. Lo que debería preocuparte es tu esferofilia. Es consejo de la Dirección General de Salud del Gobierno de La Rioja.

Fer Alcalá dijo...

Saludos a todos los comentaristas, no sabía que además de expertos beteteros, fueseis licenciados en tecno-medicina gonorreica. ¡Qué palabros! Mis felicitaciones a Israel por la crónica y a David por su gran invitación,sobre todo por la acertada ubicación del evento.
Israel, tus corresponsales te han fallado. Además de Lolo y Saúl, te puedo asegurar que yo también subí la cuestecita, y desde más abajo. Pregunta, pregunta....