20 julio, 2014

VI Valdeminochi (6 Ciclistas)


13 de julio de 2014
Distancia: 45 km.
Desnivel acumulado: 1552 mt
IBPindex: 114

Crónica por Tate.
Reconozco que cada vez me gustan menos las pruebas organizadas, no disfruto mucho, voy a un ritmo superior al que debo etc., aunque también  se que tenemos la obligación de ir, ya que el esfuerzo que ponen los organizadores bien merece, por lo menos,  la recompensa de una nutrida asistencia. Sin embargo he de reconocer que este día disfruté  de lo lindo. Un día de sol fantástico, una buena compañía y una ruta muy dura, pero espectacular.
A las nueve de la mañana en la plaza de Valgañón algo más de 250 participantes, partíamos  tras escuchar los consejos del speaker sobre la prueba. Nada más salir, suave subidita hasta cruzar un río y entrar en el hayedo y sin más empezar a subir como posesos; vuelta y revuelta por este bosque interminable que estaba espectacular, de vez en cuando con algún tramo de barro debido a las lluvias de este extraño “verano”. Salimos del hayedo y coronamos el puerto de la Pradilla  1250 m. sin tocar la carretera. Continuamos por zona abierta hasta internarnos otra vez en el bosque primero de pinos y luego hayedo de nuevo  para al acabarse la pista una sendita en una ladera nos condujera hasta un arrastre en un pinar de repoblación. En este lugar Israel decide pinchar las dos ruedas a la vez con un gran estruendo. Parada y entre Eduardo el Isra y yo cambiamos las dos ruedas para lo que Edu le tuvo que dejar su cámara. Al poco de salir de nuevo, otro pinchazo: Israel se desespera y dice que continua hasta el avituallamiento andando para darse la vuelta, mientras nosotros seguimos aligerando un poco el ritmo ya que el corte para hacer la ruta larga era a  las 11:45. No paramos en el avituallamiento, (ya iba a estar Israel suficiente tiempo parado allí por nosotros) y seguimos tirando para arriba por una pista  rodeada de pinos. Al llegar al siguiente Avituallamiento sobre 1800 m de altura. Vimos que nos sobraba media hora y vimos a Santi que ya bajaba de hacer el bucle de subida al Otero y bajada a Pozo Negro. Algo de agua y un plátano y continuamos para arriba. Sabíamos que nos quedaban algo menos de 300 metros de desnivel y poco a poco íbamos  subiendo ya por la pista del Cordal de la Demanda. Este tramo era compartido entre los que bajaban y los que subíamos y la verdad es que era bastante peligroso porque bajaban como balas y saltaban piedras y de todo. Dejamos el cruce de Pozo Negro a la derecha por donde salían los que ya habían dado la vuelta y comenzamos el terrible ascenso al Otero, tramo de unos 500 metros con un terreno lleno de lajas sueltas. Coronamos la cumbre y descendemos de nuevo a la pista del cordal para enseguida desviarnos a la derecha por una senda  que es el GR que nos iba a bajar hasta el mismo lago de pozo Negro. La bajada comenzaba a ponerse complicada cuando un miembro  de la organización nos dijo, Animo que sólo os queda lo peor!!!  Siguiendo las instrucciones de Dieguito pudimos bajar la senda sin percances. Y cómo no, otra subida para cerrar el bucle y tomar la bajada de nuevo hasta el Avituallamiento en el que habíamos estado. Continuamos por la pista del cordal primero en una subida que no nos esperábamos  para comenzar el descenso entre pinos caídos. A la altura del refugio de El Hombre, calculo yo, nos desviaron por una sendita de hierba que iba paralela a la pista y que después volvía a esta. Duras rampas por la hierba que se pegaba mucho. Un poco más adelante en la pista del cordal nos desviaron  a la derecha por un descenso herboso que comunicaba con una pista que discurre paralela al cordal pero más abajo. Continuamos por esta pista para salir a la altura de Santa  Bárbara y ascender de nuevo hasta la pista del cordal. Las fuerzas comienzan a fallar y comenzamos un tramo de sendas atravesando un bosque de Alerces (árbol de la familia del pino pero al que se le cae la hoja) en el que casi no entraba la luz del sol. Des pues continuamos por senda atravesando varios hayedos con sube y bajas para salir a una pista con mucho cascajo que nos iba a llevar  hasta Valgañón.
Una vez allí fotos, ensalada de pasta, cervezas, lavar la bici, ducha y para casa.
Un día delicioso con una ruta maravillosa y envidiable compañía. Seguro que volvemos


3 comentarios:

vitinbtt dijo...

Te ha costado Tate pero la crónica merece la pena. Lo que tienes que hacer es entrenar mas para llegar antes de que quiten la meta ;-))

TOÑO Pleitos dijo...

Buena crónica, Tate. Impactado estoy de tus conocimientos de la geografia riojana. Un día nos tienes que explicar de donde viene eso del Refugio de El Hombre.

Por cierto, al ver el reportaje fotográfico (concretamente la prueba gráfica nº20, señoría. Que conste en acta) y comprobar que un OR subía una cuesta con la bici en la mano, con la misma ilusión que la Niña de Rajoy con una Barbie nueva, dígome si Marcelo no corría esta prueba .. que raro!! Por lo que procedo a acercar la nariz a la pantalla del ordenador para descubrir,con estupor, que es nuestro Santi!!!
Santi; esto no se puede consentir ... con una 29 no te hubiera pasado, ya estás tardando.!!!

israel ogrobis dijo...

Que desastre de día con la ilusión que me hacía, otro año será.