alltricks

23 junio, 2013

Logroño-Pazuengos-Logroño (3 ciclistas)

16 de junio de 2013
Distancia: 113km
Desnivel acumulado: 2000mt
IBPindex: 172
Crónica por Jero
Jero, Santi y Pepon
Lo que venía siendo lo habitual, dejo de serlo ya que fue a las 6:30 y en la ñ donde me vi con las dos locomotoras OR que con las caras recién lavadas me esperaban con ganas de aprovechar un domingo desde primera hora.
El empeño de madrugar estaba en poder completar una exigente ruta por la rioja alta.
Empezamos a rodar viendo peregrinos que nos guiaban por los primeros tramos de su camino, que coincidía con nuestra particular romería y que de este modo seguimos hasta la grajera, a Navarrete, alto de San Antón, y Nájera. Donde pudimos comprobar que ningún compañero OR había optado por el plan B para acortarla presentado por Santi nuestro guía en esta ruta. Viendo que las panaderías aun permanecían cerradas decidimos seguir hacia Azofra, acompañados por una cuadrilla de licoretas en un golf GTI que esquivaban las alcoholemias por esos caminos de peregrinos. El detalle fue que mientras tomábamos un poco de liquido-solido en la fuente de este ultimo pueblo estos amigos del golf casi le compran la bici a Pepón, entiendo la admiración por semejante maquina.
Aun quedaba mucho, pasamos por una urbanización fantasma con un campo de golf del mismo nombre que el pueblo o pedanía que le apadrinaba Cirueña, pero aun en el camino de Santiago.
Nació el momento de la discordia: ¿No será el camino ese el que sube a Manzanares? –No el siguiente. -¿Verdad Jero? –Si Santi a mi me suena que era más ancho. Y es que sin quererlo casi nos metemos en Santo Domingo a echarles maíz a las gallinas. Que rebote pillo Pepe con Santi y su mala Preparación de la ruta.
Enganchamos la vía verde que nos lleva hasta Santurdejo, esta parte fue cómoda pero con algunos ruidillos de rodamientos que solventamos en las primeras rampas aun suaves. Engrasamos los rodamientos y ¡Qué subida mi madre! Y estos dos resuelven uno mejor que el otro, por fin la Fonfría y a bajar hasta Pazuengo donde además de recuperar fuerzas nos recuperamos y a por el barro de esta zona que da un poco de guerra (vegetación- barro). Y tras un rato no muy duro viene el premio de un descenso trialero, rápido y técnico muy técnico. Y sin quererlo llegamos a Lugar del Rio donde se nos acabo lo que Pepón desconocía. La próxima parada en San Millán donde nos volvemos a inmortalizar y seguir para meternos en caminos de choperas (que bien nos hubiera venido la braga de David) hasta Badarán, donde se corría un rallye de este pueblo a Nájera, en el que recuperamos líquido y me limpié después de un susto en una rodera justo antes del paso por las peñas de Nájera. Desde este punto hasta el alto de San Antón acordándonos de las caídas de nuestro ilustre Jesús.
Poco después a la Grajera donde se celebraba algún evento Rociero, y por último un par de pintas en el parque de San Miguel, que ya eran las 13:20 y nos las habíamos ganado. 
No me olvido de mis calambres, los que superé con frecuentes deceleraciones y la comprensión de estos dos amigos que compartieron con este OR, que os escribe esta tardía crónica de un domingo cargado de buenas sensaciones.

 

FOTOS AQUI:

2 comentarios:

vitinbtt dijo...

Jero bien por la crónica ya pensaba que no la haciais.
Santi ¡¡a ver si preparas mejor las rutas!!

santiago dijo...

Un momento la ruta yo la tenia controlada, lo que no tenia controlado eran los cambios de ultima hora. !UN RESPETO!