alltricks

31 diciembre, 2012

Kripan-Vuelta al leon (11 Ciclistas)



Crónica de los Encuentros.(Penúltima del año)
30 de diciembre de 2012
Distancia: 48km
Desnivel acumulado: 928mt
IBPindex: 81
CRONICA POR DIEGO "CARRASPANA"

Desde que ayer decidí salir hoy con mis amigos de Andanzas tenía claro que me iba a tocar escribir la crónica. Para una vez que salgo….

Así que empecé a pensar en cómo enfocarla. Me hubiera gustado poder hacer un resumen de lo que ha sido este año, recordar anécdotas y desvelar chascarrillos de las rutas, pero habiendo salido tan pocas veces me iba a quedar una crónica muy cortita.

Pensé ceñirme a la ruta en sí, pero hubiera quedado muy prosaico: salimos, subimos llegamos, bajamos, alguien pinchó, cómo anda fulanito, menganitoño se calló, almorzamos…

Y tantas vueltas le di que acabé durmiéndome más tarde de lo previsto, y levantándome hoy más tarde de lo previsto. Empiezo bien!! Para una vez que salgo y llego tarde!! Me van a poner verde. Así que cruzo Logroño de sur a norte a 35 km/h (lo mejor para calentar poco a poco las piernas) y para cuando llego a las bodegas ya no había nadie. Dudo. Tiro para Oyón o hacia Laguardia. O mejor llamo a Víctor. Decido ir hacia Oyón, pero sólo me cruzo con un coche lleno de tíos que venían de copas. Ningún ciclista a la vista. Al final llamo a Víctor y quedamos en un punto concreto entre Oyón y Elciego. Espero saber identificar el punto concreto.

Mientras voy a toda leche me imagino al resto de la cuadrilla cómo protestan, así que acelero aún más. Cuando al final llego me están esperando, con las caras más o menos largas, algunos, y más o menos guasonas, la mayoría. Hasta una foto me hicieron.

Después de las disculpas de rigor, continuamos hacia Viñaspre, momento que aprovecho para recuperar las pulsaciones y el aliento. Pero no me puedo relajar mucho; si encima del retraso me tienen que esperar durante todo el día me va a caer la del pulpo.

Así que intento estar en el grupito de delante, de charla con Fernando, hasta que la inercia, la costumbre, la pendiente, o el qué se yo me relegan a mi posición habitual (a pesar de salir muy poco con los Andanzas) en los puestos de cola, junto al bueno de Barrancas.

En este momento tiene lugar el primer encuentro con los de Rutas Moncalvillo, quienes nada más alcanzarnos se desviaron por otro camino. Rápidamente se oyeron los comentarios suspicaces: “No se atreven a pasarnos y por eso se han desviado”, “Nos tienen miedo” “Donde irán por ahí?”. Aunque la verdad es que esta gente anda mucho y hace muy buenas rutas, así que sus razones tendrán. Pronto lo veremos en su blog.

Tras parar brevemente en Viñaspre (tan brevemente que sólo paró Santi a por agua) continuamos hacia Cripán. En la bajada hacia el pueblo consigo remontar posiciones (cuesta abajo, así cualquiera), y una vez que enfilamos el roto camino empiezo a encontrarme en mi terreno. Así que tiro para arriba con decisión, y con Víctor, con Santi detrás estudiando mis movimientos a ver si me atasco en algún escalón y poder regodearse.

Continuamos por un camino entre robles con una elevada pendiente que poco a poco se relaja, pero que rompe un poco el grupo, parando a reagruparnos al coger el camino que va a Meano. Por algún motivo que desconozco deciden parar en el único sitio donde sopla un aire frío que amenaza con ultracongelarnos como las gambas en Nochebuena, así que decidimos movernos al sol.

Una vez reagrupados continuamos, pero antes de llegar a Meano cogemos un camino a nuestra izquierda que sube a la cima del monte, momento que aprovechamos para comer algo. Disfrutamos de las bonitas vistas que siempre hay en esta zona en un día soleado y hacemos fotos y más fotos.

Tras pasar por un cortado en la roca(El paso de la Horca), iniciamos un corto descenso por la cara norte del monte que termina en la carretera, la cruzamos, e iniciamos el ascenso por una senda pedregosa que nos deja en la parte alta de Lapoblación. En este punto he de recalcar que Barrancas consiguió, por primera vez, superar esta senda y subirla entera montado en la bici. Enhorabuena!! No todos pueden decir lo mismo, es cierto, pero tampoco había por qué repetirlo seis veces.

Continuamos por el hayedo, disfrutando de un bosque que está bonito en cualquier estación del año. Tanto que paramos a hacer la foto de grupo del día.

En la bajada, algún ansioso se enceló tanto que casi acaba en Marioñón. Continuamos por la senda que está preciosa con todas las hojas en el suelo, sin duda el tramo más bonito de la ruta de hoy, y que al no estar muy húmeda todos bajamos sin complicaciones.

Y al llegar a Lapoblación tiene lugar el segundo encuentro: los biciclones han ocupado la zona de los columpios. Se produce una gran algarabía, con saludos desde lejos a grito pelado, abrazos y saludos se prodigan entre los componentes de ambos grupos, con especial cariño por parte de Javi (ése al que todo el mundo llama Javi porque no tiene ningún mote)

Nos hacemos una foto los dos grupos juntos y nos deseamos feliz año y esas cosas tan repetidas que se suelen decir por estas fechas y nos disponemos a bajar, cuando de pronto (más bien de tarde) aparece un OR (que no Andanzas, porque trae la equipación antigua) subiendo. Se trata de Jesús Chiflachozas que sube a nuestro encuentro y protagoniza el tercer encuentro del día.

Bajamos por la sendallenadepiedrasqueantesteníamuchasmáspiedras y enfilamos rápidamente la pista que baja hacia Oyón. Y cuando digo rápidamente es rápidamente, porque a mí se me ha enganchado el chubasquero en la bici de Santi y el tío me ha bajado a más de 55 km/h hasta que se ha dado cuenta, demostrando una vez más que en las bajadas también se saca tiempo (sobre todo a algunos que bajan bastante desPecito)

Y en un momento nos hemos plantado en Logroño, y como era pronto, Víctor ha tenido una original y entusiasta idea: irnos a almorzar. Los de siempre se han tomado un cafelito o una caña (un colacao los más jóvenes) y los de siempre nos hemos quedado a almorzar. Pepón ha organizado los menús y la mesa en un momento, y para cuando nos hemos dado cuenta ya habíamos dado cuenta de viandas, cafés y licores, casi sin darnos cuenta.

La verdad es que hacía mucho que no disfrutaba de una mañana de domingo con ruta completa con mis amigos de Andanzas. Y éste ha sido para mí el mejor de los encuentros: el encontrarme de nuevo con unos amigos con los que este año no he compartido muchos km. en bici pero sí muy buenos ratos, y con los que espero seguir compartiendo buenos ratos en el futuro. David, gracias por permitirme hacer esta crónica.

Un abrazo a todos y FELIZ AÑO NUEVO.
FOTOS AQUI:

2 comentarios:

vitinbtt dijo...


Muy buena crónica Diego.
Espero que pases buenos momento y muchos kilómetros.

Anónimo dijo...

Buena crónica Diego y larga que eso ya es dificíl de ver, aprovecho que todavía estamos en 2012 para deciros que Toño nos ha enseñado una lección magistral, que no se debe hacer en una bajada, cuando tu bajas y te cruzas con un conocido jamás levantes la mano para saludarlo, con la boca salúdalo o haces una gesto con la cabeza, bueno pues eso es lo que nos ha dicho nuestro amigo Toñas después de pegarse un leñazo al saludar a Luis Multacar, como es lo que mejor hace que siga practicando, mejor con la bici vieja por si acaso...bueno que se acaba el año , Feliz Año Nuevo

El Pe