alltricks

07 mayo, 2007

III Travesía sierra la Hez 2007 (8 Ciclistas)

Crónica y fotos por Miguel Angel.
III Travesía sierra La Hez (2007)
Distancia: 62Kmt.
Acumulado2007:1129Kmt.
Desnivel acumulado: 1823mts.
Terreno:Pistas en buenas condiciones, alguna zona embarrada en el camino de llegada la Villa de Ocón.
Tiempo: Nuboso sin amenazar lluvia, cuando salía el sol, calor, en cotas altas bastante aire que te desplazaba de lado.
Imagen Google Earth.

Imagen Compegps.
Dificultad Técnica: Baja.
Dificultad Física: Alta
Tate, Miguel Angel, Mariano y Diego- Los de Lodosa con nueva equipación: Enrique, Nacho, Chuchin y Unai
Enlace Track
Quedamos en Logroño, a las 7:30 para saber quienes íbamos, al final estamos, Mariano, Diego, Tate y yo Miguel Ángel, en dos coches nos dirigimos a Munilla, a unos 80 Km. de Logroño, en la zona del valle del Cidacos. En Munilla, preparamos las bicis, y nos ponemos la indumentaria oficial de los Domingos, parece que el impermeable va a ser indispensable, en la salida nos encontramos a nuestros amigos de Lodosa, ya unos asiduos de nuestras aventuras, eso sí ya no los volveríamos a ver hasta la llegada, pero yéndose a casa (Lodosa = máquinas).
Salimos en una posición discretita, vamos charlando amigablemente, como si fuera una salida “dominguera cualquiera”, subimos la primera cota 1.300, para que las piernas entren en calor, después de una agradable bajada llega el primer avituallamiento, es el Kmt 27, reponemos fuerzas, ya que es el primer bocado desde el desayuno en Logroño.
En la salida del avituallamiento, Tate y Diego se escapan, Mariano y yo nos quedamos atendiendo a la prensa, je je je. A Tate no lo vemos hasta el avituallamiento de La Villa de Ocón, Diego nos espera antes de bajar al valle de Ocón, una buena bajada de 3,5 Kms, a un 11% de desnivel, en la que alcanzo la velocidad máxima de la travesía de 62 Km/h, pista que se estropea en alguna zona que te obliga a sujetar el manillar firmemente.
Esta bajada nos deja en Las Ruedas de Ocón, ahora nos dirigimos a La Villa de Ocón, unos 2 Kms, de camino en la que nos encontramos zonas con bastante barro, una se puede sortear y en la otra tenemos un charco importante en la que tenemos que ir con el cuidado de no perder el equilibrio, para que haya de todo en ese tramo una subida bastante empinada, su distancia no llega a 100 mts, pero que, para nuestras tocadas piernas se convierte en algo durilla.
En la Villa de Ocón, recuperamos un poco las fuerzas, fotito, para que los O.R. que no han venido, tengan alguna prueba de que vamos dando con la travesía. Como todo lo que se desciende hay que subirlo, pues eso, de 584 mts, en la que nos encontramos, tenemos que subir otra vez al parque eólico de Cabimonteros a 1.300 mts, Mariano, algo tocadillo se va quedando atrás, Tate se quedará con él, mientras Diego y yo vamos ascendiendo a un ritmo más fuerte, que, sin darnos cuenta vamos adelantando bikers y aumentando la distancia con nuestros compañeros, así que, de una idea inicial de esperarlos en la cima, queda en, ya llegarán a la meta. Ahora ya cumbreando en el parque eólico, volvemos por el mismo trazado que hemos hecho en la ida, así que vamos dosificando nuestras reservas de fuerzas, último avituallamiento, en el que apenas paramos, para no quedarnos fríos, y después de un sube y baja demoledor para nuestros cuerpos ya cansados, llega la hora del último descenso, una bajada a Munilla impresionante, pista en buenas condiciones, cuidado con la gravilla, un descenso de 5 Kmts al 11% aproximadamente, otra velocidad máxima, y la esperada llegada a Munilla.
Historias:
El impermeable no hizo falta, cosa que agradecimos.
Diego se adelantó para hacernos unas fotos el la bajada al valle de Ocón, pero entre que, la cámara no salía del bolsillo y a la leche que bajábamos, se quedó en un bonito intento.
A Unai se le perdió el GPS en la bajada de Nido Cuervo y para cuando se dió cuenta estaba en el avituallamiento, pero la suerte se alió con el y la persona que lo encontro fue..... Chuchin.
En las duchas el agua parecía hielo, así que algunos la perdonamos. Diego fue el que mas suerte tuvo del grupo, ya que le toco una linterna.
Ni un solo percance ni mecánico ni de otra índole, una maravilla.

No hay comentarios: