18 marzo, 2007

Moncalvillo-Castroviejo (14 Ciclistas)


Moncalvillo-Castroviejo 2007
Distancia: 73Kmt.
Acumulado 2007: 649Kmt.
Desnivel acumulado 1358Mts.
Terreno: Los caminos y pistas estaban en bastante buenas condiciones, la zona peor estaba al principio de la subida a Moncalvillo, saliendo de Sorzano.
Tiempo: A la salida 4º, a medida que avanzaba la mañana el ambiente se ha ido calentando con un sol espectacular toda la ruta.
Foto Google earth.

Imagen Compegps.
Dificultad Física: Muy alta.
Dificultad Técnica: Media.
Enlace Track

Fernando, Jesús Delcampo, Jesús, Santi, Pepon, Javi, Miguel Angel, Tate, Juan,
Victor, Santiago, Alberto, Unai y Enrique.

Vamos apareciendo por la gasolinera como si de un reloj se tratase; a las 08:05 damos la salida porque hoy la ruta va a ser larga y no conviene retrasarnos mucho.
Entre risas y comentarios llegamos tranquilos a la cuesta de los toros; vamos, como de costumbre en esta parte del recorrido, todos juntitos, pero al ver el velódromo la cosa se acelera y el primero en saltar es… ¡Miguel Angel!; nos ponemos todos en fila india y cada cual sube como puede; al final de la cuesta se forman dos “equipos” pero sin grandes diferencias; vamos constantemente viendo al grupo delantero y a la vez charlando sin bajar para nada el ritmo pero sin acelerar excesivamente; los primeros paran un momento porque Jesús tiene que ir a “abonar” un olivo jejeje; así que nos juntamos y seguimos hasta Sorzano; al poco llegan Santi, Alberto y Jesús.
Antes de salir del pueblo, pillamos agua y comemos un poco para que después no nos entre una pájara; ya no pararemos hasta el abrevadero. Esto si que es una subida; el comienzo muy duro con las piedras,; para enseguida hacer una pequeña bajadita, cruzar un riachuelo (aquí se metió una leche el año pasado Javi y se tuvo que volver) y comenzar a subir lo mas duro de todo el día; unos dos kilómetros con todo metido por un terreno que en estos momentos esta ciclable pero no en buen estado; de toda esta zona (la llamamos de las vacas, pues al principio y al final nos encontramos unas portezuelas para que no salgan de esta parte del monte) los primeros 600-700mts es lo peor. Desde abajo a la primera parada no se forma ningún grupo o se forman 14 como vosotros queráis; vamos prácticamente en solitario; veo por delante a unos cuantos metros a los amigos de Lodosa; mas adelante (no los veo pero sé que están) marchan Pepon, Jesús, Santiago, Jesús Delcampo y Juan; por detrás puedo ver a Fernando (que apunto está de darme caza antes de la paradita) y tampoco los veo pero también se que vienen Javi, Miguel Angel, Alberto, Santi (que se ha quedado a cerrar todas las puertas) y Tate; sufriendo y mas o menos en este orden llegamos al primer descanso. Tengo que decir que los 2kilometros antes de esta parada son mucho más suaves y llevaderos que los anteriores.
Después de que todos nos hayamos avituallado de agua y nos hayamos metido algo de alimento en el cuerpo, continuamos la marcha hasta la segunda parada, La torre de vigilancia contra incendios. Estos kilómetros, nada tienen que ver con los primeros; son mucho mas parecidos a los 2 últimos; es decir, subida continua y sin grandes desniveles hasta casi llegar a la torre, donde la cosa se pone mas “tiesa”; 500mts. bastante duros que culminan en la defensa contra incendios. Aquí tengo que hacer un paréntesis en la descripción de la ruta para describir una maravilla que hemos visto: Unas neveras de principios del siglo XVI construidas (y ahora rehabilitadas) para hacer hielo natural; además había un hormiguero con su placa y todo, como los que se ven en las películas; con un sendero que sube desde Sojuela para los andarines. Santiago como tenia prisa se ha bajado por ahí; ya nos contará si es ciclable. Una autentica pasada.
Desde aquí a las antenas son otros 2kilometros con unos toboganes que, después de lo que llevamos hacen daño ya que son bastante empinados; al final un poco de carretera y ya hemos llegado al final de la subida; o eso pensábamos….
Como supuestamente es bajada, nos abrigamos un poco y sin mucha demora continuamos la marcha; ahora dirección Castroviejo; sí que es cuesta abajo los primeros metros, para después ponerse cuesta arriba o en falso llano como a alguno le gusta decir; después otra vez para abajo y otra para arriba; así no se cuantas veces; o sea unos 4 kilómetros rompe piernas total; pero la verdad que merece la pena toda la vuelta solamente por la bajada que nos espera.
Las vistas a un lado y a otro son espectaculares; monte y mas monte mires para donde mires.
Pepe: “no os metáis por el camino que es por ahí”--- “¿Por ahí?”; una gozada; la ladera del monte, totalmente verde y con una inclinación asombrosa que bajamos todos con el culo bien atrás y disfrutando como enanos. Mientras esperamos a los que faltan; Santi dice que se va; tiene visita familiar y no quiere llegar muy tarde. Cuando bajan los últimos comenzamos la pista que va a Castroviejo; muy, muy rápida; todo lo que diga es poco (68,3 me marcaba el cuentakilómetros); así que los 6 kilómetros los hacemos en un “pis-pas”; en el pueblo, agua, foto y poco mas; un trozo de carretera también muy rápido nos deja en Santa Coloma donde pillamos el camino de Santiago; el ritmo no decrece y vamos veloces durante toda esta parte del recorrido (no pararemos hasta Logroño); se van dejando “cadáveres” por el camino y desde Navarrete a La Grajera vamos, como en la subida, cada uno dando lo máximo y en solitario; el primero en llegar es Pepe, seguido a pocos metros por “Tom-Tom” (Juan)
“Historias”:
Los paisajes son fabulosos, las cuestas espectaculares, las bajadas increíbles; una ruta muy completa; exigente, donde todo el mundo da lo máximo; acabas cansado pero con la sonrisa de oreja a oreja.
Como siempre, últimamente, se sufre mas llaneando que subiendo, y eso que hoy íbamos a volver despacito (eso ya no se lo cree nadie).
Merece la pena hacer la vuelta, aunque solo sea por la ladera que se baja.
Alberto, siendo la primera ruta tan larga que hace, la ha acabado como un campeón.
Jesús es un poco sibarita, solo ha salido dos días, y ha elegido las rutas con esmero; Santa Cecilia y Moncalvillo-Castroviejo.
Tate ha sufrido una especie de taquicardia pero sin consecuencias, al final cuando se ha quitado el pulsómetro parece que iba mejor jejeje.
A Unai y Enrique no se les nota nada la falta de forma, o eso es lo que ellos dicen ;-))
Unai nos ha invitado a un súper-almuerzo por su cumpleaños Gracias y Felicidades; es un placer estar con vosotros.

1 comentario:

Paris dijo...

Cada vez me dais mas envidia!!!

Vaya gozada de día. Por aquí no para de llover y es imposible salir.

Pero 72 km para un domingo es pasarse un poco. Cuando vuelva no os podré seguir.