alltricks

03 enero, 2007

Ya digo yo ¡ESTAN CHALAOS!


CRONICA BY JUAN
Logroño, Navarrete, Dehesa de Navarrete, Fuenmayor, Logroño.
Km.: 44,900
Tiempo invertido: 2:36:07
Velocidad Máxima: 75,9 Km/h
Dificultad Física: Ninguna
Dificultad Técnica: Ninguna.
Tiempo: Excelente.
Terreno:Pistas en perfecto estado salvo el cortafuegos de la Dehesa, con muchísimos palos y la zona sombría con algo de humedad.

Es una pena que no tengamos track ni perfil de la ruta, pero un 1 de Enero no se puede tener todo.
No hay mejor manera de comenzar el Año Nuevo que haciendo deporte. Bueno, sí la hay pero para eso tiene que querer la mujer. (¿Verdad Luisma?)
El caso es que a las nueve de la mañana, no sé muy bien si por un exceso de afición a la bicicleta o por un defecto de sexo, -o por ambas a la vez-, nos presentamos en la gasolinera Las Gaunas los siguientes impresentables:

Fernando, Jesus, Pepe y yo (Juan).
Tras esperar unos minutos por si alguien más viene y decidir qué ruta realizar, iniciamos la marcha.
Salimos de Logroño dirección al Centro Penitenciario para ir, después, por el Monte de La Pila. Allí, sobre el puente de la autopista, decidimos quitarnos algo de ropa y, en solidaridad con el O.R. mayor (Orinador Reincidente), vaciamos nuestras vejigas. Seguimos por la pista paralela a la autopista hasta Navarrete. Acordamos subir a la Dehesa por la opción suave, es decir, el camino que cruza el nuevo polígono que están haciendo. La subida se hace amena porque Jesús nos descubre su otra faceta, reportero de la prensa del corazón y así, poco a poco, nos va poniendo al corriente sobre la vida de algunos “famosillos” de nuestra ciudad. Ya en la Dehesa la subida la realizamos por el lado bueno para, arriba, evitar la rampa mala de subida y pillarla de bajada. Una vez cumbreamos, tras algún que otro demarraje y algún que otro bajón físico, decide Pepe ir a la derecha por el cortafuegos para luego, antes de iniciar el descenso, girar a la izquierda. Al final venimos a salir a la altura del mojón. Este pequeño rodeo está sembrado de palos, ramas, etc. Iniciamos el descenso por la pista con el suelo algo húmedo y, al rato, la abandonamos para tomar a la izquierda la senda que a todos nos gusta. Una vez en la pista principal descendemos hasta Fuenmayor a un muyyyyyy buen ritmo. Decidimos volver a Logroño por la cuesta de la ruta del Mantible. A la altura del cementerio de Fuenmayor observamos que por la cuesta asfaltada desciende un ciclista. Pepe (que Santa Lucía le conserve la vista) dice que, por el pelo, es Rubén. Cuando llega a nuestra altura comprobamos que ¡¡¡es un O.R.!!!, Santiago Carazo. Al parecer ha ido a la gasolinera a las diez suponiendo que era una hora sensata para que saliera la gente. Parece mentira que Santiago aún no sepa que para algunos O.R. no hay nada sensato. El caso es que se une a nosotros. Subimos la cuesta del Mantible a buen ritmo y nos dirigimos al pinar de encima de la gasolinera de La Grajera. De aquí, tras la foto oportuna para dejar constancia que Santiago ha venido con nosotros, cruzamos los viñedos del “burro de oro” y salimos al camino viejo de Fuenmayor. Para terminar, un rapidísimo descenso hasta Logroño (75,9 Km/h). Eran las doce del mediodía cuando, a la altura del Parque de los Enamorados, nos invita quien todos os imagináis a continuar la vuelta por el Parque del Ebro, Parque del Iregua, etc. etc. etc.….. Ni qué decir tiene que lo hemos mandado al mismo sitio del otro día, salvo Santiago que ha decidido acompañarle.
Bonita vuelta y bonito día.
FELIZ AÑO A TODOS.
Historias: En resumen, no ha cambiado nada con respecto al año pasado y, blablabla, blablabla, blablabla, blablabla………. :-)) (jejeje)


1 comentario:

Anónimo dijo...

Pues, sí. Como puñeteras cabras. A quién se le ocurre.... el día de Año Nuevo.....

Y la envidia que me dais.

Un saludo,

Diego