11 septiembre, 2021

Villoslada 2021 (11 Ciclistas)


 

VILLOSLADA 2021

Distancia: 60km

Desnivel acumulado: 1740mt

IBPindex: 118




Crónica by Pepón

 


LA RUTA MÁS BONITA JAMÁS ANDADA

 


Otra ruta por más Villoslada y parece que fue ayer cuando hicimos la anterior edición y ha pasado ya un año, coño que mayores nos vamos haciendo.

Bueno intentaré hacer una breve reseña de lo acontecido en la maravillosa mañana que nos ofreció la climatología en el precioso paraje de El Parque Natural de Sierra Cebollera.




Con puntualidad suiza nos presentamos en la salida, Vitín, Israel, Ricardo, Iñaqui (ex pinchazo muy bien adaptado a ANDANZAS), Tomás (ex pinchazo que no termina de adaptarse a ANDANZAS), Joserra, Félix, Miguel Ángel, Fernando Alcalá, Javi y el que relata José Eugenio (que bonito nombre).



El recorrido de este año estaba diseñado como homenaje a ciertos amigos que sugirieron hace meses que les apetecía hacer la bajada de Santa Inés a Montenegro y en torno a esa solicitud se desarrolló la ruta.




Salida para calentar por el camino de la Dehesa Boyal hasta la Estela Romana y paradita en el manantial que hay a continuación para echar un traguito ya bien ganado.





Al poco nos metimos por el GR que conduce dirección a las Viniegras y después de hacer un tramo de divertido de sendero nos incorporamos al camino que nos iba a llevar hasta el alto del puerto de Montenegro.






De allí tomamos la pista tras cruzar la carretera con la intención de llegar a la cima del puerto de Santa Inés, un camino bastante exigente el cual tras llegar al puesto de vigilancia de incendios del Alto de Tres Cruces y contemplar los hermosos paisajes de los pinares sorianos nos colocó con una rápida bajada en el ansiado Punto de Nieve que nos iba a colocar los músculos en su sitio tras un enorme avituallamiento.







Qué buena estaba la pintaca que nos metimos entre pecho y espalda sentados al sol disfrutando de tan estupenda mañana. Alguno (bueno solo dos) pasaba de meterse una pinta y tomó lo que en verdad le apetecía en ese momento. El caso es que es de las mejores paradas para comernos el bocadillo que hemos hecho en todas nuestras rutas seguramente.






Tras los minutos de reposo nos incorporamos con buen humor sabedores de que continuábamos con la esperada bajada a Montenegro. Ya no es aquella paradisiaca bajada que hace años habían transitado los que sugirieron repetirla, pero aun así mereció mucho la pena hacerla.






Llegamos a Montenegro y sin dilación buscamos el depósito de agua atravesando el empinado pueblo para colocarnos en el camino que sube a Las Torrecillas que ya con la temperatura que teníamos a esas alturas de la mañana se nos hizo un poco tormentoso.

Una vez alcanzadas Las Torrecillas solo nos quedaba volver a recorrer en sentido inverso el GR que a primera hora de la jornada habíamos atravesado.






Fotito en la ansiada Estela Romana y nos lanzamos cuesta abajo en busca de Villoslada. Un ligero despiste hizo que algún componente se perdiera un poquito pero casi al momento de haber llegado nosotros se presentaron en el final de la marcha.






Como ya sabéis de anteriores ediciones al finalizar nos damos un chapuzón en el Iregua en pelota picada que nos sabe a gloria bendita después de una jornada de gran esfuerzo. Comedias en el río y te das cuenta de que apenas queda nada de aquellos cuerpos gloriosos que se paseaban altivos en su añorada juventud, cosas de la edad, que pena.




A continuación, nos tomamos un par de cervecitas en el bar del casino y tras ello subimos al Corona a saborear las ricas viandas que ese restaurante prepara. La verdad sea dicha que todo está exquisito poniéndole como único pero la tristeza de unos postres que sencillamente serían mejorables. Aun con ello comimos de maravilla incluido café y chupito a un precio aceptable teniendo en cuenta que incluso alguno repitió primer plato tres veces.

Nos dio tiempo a tomarnos otro espirituoso y con las mismas nos despedimos del paraje  con alegría hasta la próxima edición.

Un detalle que se me olvidaba, Toño a última hora y seguro que muy a su disgusto no pudo acompañarnos, yo lo sentí mucho pues me dejó solo contra un enorme ejército de e-bikes que me entregaron en meta más blando que la masa de rosquillas que prepara nuestro amigo Tomás, (diez para uno).



Bueno muy agradecido por vuestra participación solo me falta despedirme de todos vosotros como hago siempre y recordando al gran Manolo Preciado os digo,

 

            -Hasta mañana…canallas.  


FOTOS AQUÍ:

         

3 comentarios:

vitinbtt dijo...

Buena crónica y mejor ruta.
Tenía ganas de volver a hacer el GR que baja a Montenegro ya que la primera vez que lo hice (de subida) me pareció una maravilla, limpio y espectacular; ahora está hecho unos "zorros", muy sucio, lleno de ramas y la gente lo ha jodido haciendo una bajada totalmente recta, eliminando la original en las últimas curvas.
De todas formas un rutón de los que se hacen una vez al año, si que es verdad que fuimos todos excepto el "anfitrión" con E-Bike, pero tengo que decir que nunca fue el último ya que sabiendo lo que quedaba muchos estuvieron reservando batería hasta el final.
El año que viene espero que mas y por lo menos igual de bien.

Miguel_Bike dijo...

Que buen día pasamos, tenía unas ganas locas de disfrutar de la Ruta mas bonita jamás andada, y es que por un motivo u otro hacia mucho tiempo que no la hacía , y no me defraudó lo más mínimo, sigue habiendo una buena dinámica en el grupo, aunque esté casi del todo electrificado, ( y al precio que está la luz), una maravillosa mañana en muy buena compañía y disfrutando de lo que más nos gusta, terminando sentados con unas cuantas historias y anécdotas alrededor de unas buenas viandas, esperando la del próximo año. Un saludo y Gracias.

Anónimo dijo...

buena ruta nos preparo PEPE, como siempre. Disfrutamos de lo lindo.
salud y esperanza,
Barrancas,