06 junio, 2021

Hipogeo de Longar-Cima del León dormido (12 Ciclistas)


 

30 de mayo de 2021

Distancia: 57km

Desnivel acumulado: 1213mt

IBPindex:100




Track en Wikiloc

Crónica por Vitín



Carlos, Igor San juan, Javi, Fer, Vitin, Joserra, Felíx, Pepón, Jero, Toño, Israel y Ricardo de vuelta.



El viernes preparando la ruta de este domingo dijo Israel que la ponía, la ruta consistía en subir a la cima del León dormido, según el “matrako” de Israel: “se puede subir todo montado excepto dos pasitos un poco complicados, el camino está arreglado…”



Así que el domingo salimos de Franco Españolas dirección el Hipogeo de Longar recorriendo el camino de Santiago hasta Viana, para continuar por caminos de parcelaria, atravesar un sembrado y llegar al Hipogeo después de hacer una subida encementada. En este punto paramos a hacer la visita pertinente y la foto de grupo.





Seguimos por una subida dura hasta el comienzo de los aerogeneradores, una vez arriba seguimos su línea hacia La Población, en este punto se despide Carlos que prefieres ir a Aras que subir hasta arriba del León dormido, nosotros continuamos por la senda que va paralela a la carretera y cuando llegamos al principio del camino que nos llevará al pueblo se quedan Fer y Félix intentando subir un cuestón con las e-bike, los demás vamos a la Población.





Al poco de llegar aparecen los dos eléctricos, Felix todo magullado, parece ser que el intento no ha prosperado, la espalda la tiene como los “picaos de la Sonsierra”,  “…cuando venga Dieguito lo vuelvo a intentar…”



Después de coger agua en la fuente del pueblo hacemos caso a Israel (en que hora) y comenzamos a subir hacia la cima del León por un camino muy bueno que sale detrás de la Iglesia, como digo el camino, al principio, está muy bien, pero a medida que vas subiendo empeora en el desnivel y en el terreno hasta que se convierte en una senda que a los pocos metros está impracticable para subir con la bici, al menos montados, pero algunos con la promesa de Israel que merece la pena llegar arriba por las excelentes vistas que tiene siguen con la bici en la mano hasta la cima, otros nos quedamos esperando sentados en unas piedras, al ver que no vuelven decidimos bajar al bar a tomar un café y esperarlos allí.




La Población que hace 20 minutos estaba tranquila sin mucha gente, cuando volvemos a buscar el bar parece una procesión de caminantes, coches intentando aparcar y gente paseando por el pueblo; el bar acaba de abrir y esperamos a que monte las mesas para pedir un café, en ese momento Ricardo me manda un wasap diciéndome que está llegando de Logroño con la pulmonar, así que le guardamos una silla para que nos acompañe en la vuelta.




A los 10-15 minutos bajan, pero no todos, faltan Jero y Joserra, parece ser que el primero ha pinchado y el segundo se queda con el para ayudarle, así que después de otros 15 minutos estamos todos reunidos en el bar para iniciar la bajada a Logroño, hay que decir que la promesa de Israel se fue al garete ya que la cima estaba cubierta de nubes por lo que el esfuerzo no tuvo su recompensa.




Para la vuelta nos metemos por la senda que hicieron los de la vuelta a Oyon que sale al poco de bajar por la carretera que va dirección a Aguilar-Aras etc, se va como un tiro por esa senda, cuando la acabamos Pepe no mete por caminos muy buenos y siempre cuesta abajo hasta Moreda para después seguir hasta el polígono de Oyon y volver por donde habíamos venido, subiendo el monte Cantabria por el camino de Santiago.



Llegando a Logroño íbamos Fer y yo los últimos tranquilos y de repente lo veo que cambia de color y empieza a meterse las manos a los bolsillos del maillot “joder, he perdido el móvil y es nuevo….”

Yo: “Menuda putada, esta tarde ya puedes hacer la vuelta al revés para ver si lo encuentras, carga bien la bici y vuelve”.

Pensar que tiene que volver a hacer la ruta al reves, sin saber donde lo ha perdido le hace vover a rebuscar en los bolsillitos de los maillots.

Yo: “deja de buscar que en esos bolsillos no se puede perder”

Fer: “Es que menuda putada, es nuevo, tengo todo ahí, no se si volverme ya….”

Yo: “Tranquilo, que solo es un móvil, además no habrá pasado nadie por donde hemos estado, ha sido después del bar, que allí lo tenías”.

Llegamos al cementerio que el pobre Fernando parecía que iba a ser un cliente mas, con cara de desolación les dice a los compañeros que ha perdido el móvil y que tiene que volver a buscarlo, pero ¡¡SORPRESA!! Lo tenía yo en el bolsillo por que se le cayó cuando nos adelantaba a Ricardo y a mi en una de las  bajadas, lo cogimos y me lo guardé para dárselo en Logroño, al final le hice sufrir un poco que era la idea para que después se llevase un alegrón jejeje.




Sin mas vamos a almorzar a nuestro
bar favorito donde nuestro amigo Osama nos trata de maravilla.

 

 FOTOS AQUÍ:

https://photos.app.goo.gl/NCMNpYDeHEZsYchaA

2 comentarios:

Luis dijo...

Buena crónica Vito. Tenemos que repetir la ruta y hacer cima. Pensaba que la subida se atacaba por detrás del León, una senda que sube...

Pepón dijo...

Muy bien Vitin has hecho una crónica muy buena. El espanta rifas de Luis ya está con sus devaneos mentales pues parece que no le has dejado lo suficientemente claro que es una tontería hacer cima con la bicicleta. Israel nos preparo una buena emboscada pero aún así pasamos una gran mañana