24 noviembre, 2018

Mantible eXtrem Plus (18 Ciclistas)




11 de noviembre de 2018
Distancia: 50km
Desnivel acumulado: 873
IBPindex: 55


Crónica por Santi “El Nuestro”

Tomás, Miguel Angel, Santi, Pepón, Igor San Juan, Fran, Pablo, Israel, Miguel “cuñao”, Eduardo “Ayuntamiento”, Javi “Pinchazo”, Vitin, Jero, Toño, Dieguito, Javi, Luis.

Otro domingo más acudimos puntuales a la hora señalada para disfrutar de este veneno que tenemos metido en el cuerpo y aun lloviendo toda la semana ahí estamos impacientes esperando la ruta que nos espera hoy.


Decidir la ruta hoy no es fácil, el terreno está muy embarrado y elegir el recorrido no es sencillo. La opción elegida fue repetir la cicloturista del Mantible, añadiendo un par de sendas mas, ya que el domingo pasado hubo gente que no pudo hacerla y fue una cicloturista muy bonita.

A las ocho y cinco arrancamos dirección el burro de oro pero cuando empezamos a subir nos desviamos a la derecha para buscar "la senda del huevo" que nos lleva a media ladera hasta llegar a un paso donde nos tirarnos por otra senda con un suelo muy resbaladizo que el jinete que va abriendo camino en una curva la toma como puede y acaba con sus huesos en el suelo, el resto con la lección aprendida lo pasamos como buenamente podemos. 


Continuamos por asfalto hasta Villa Carmelo (famoso punto de reuniones gastronómicas) donde hacemos otra senda que nos lleva hasta un camino asfaltado, en este punto comenzamos el recorrido de la cicloturista, lo recorrido hasta este momento no se hizo en la ciclo pero no podíamos dejar estas sendas sin disfrutarlas. A partir de este punto el recorrido es similar al recorrido de la cicloturista.



Seguimos nuestro camino bordeando el antiguo vertedero, pasamos la perrera municipal y poco a poco vamos ganando altura para llegar a la senda del torreón. En esta senda la lluvia y la orientación norte hace que el terreno este muy resbaladizo. Diego baja dando una exhibición de pilotaje y yo que voy detrás me creo que también lo puedo hacer pero lo que hago es pegar un patinazo de órdago y acabar rebozado de barro, Pepe lo intentó y lo consiguió aunque las maneras no fueron muy ortodoxas jejejeje. Tengo que resaltar que tenemos una vista impresionante de todo el valle del Ebro cubierto por una tupida niebla.

Continuamos nuestro camino por la senda que nos baja al cortijo, cogemos agua en el barrio y sin más nos vamos en busca de la siguiente senda.


 Dejamos atrás el sol y nos metemos en la senda del meandro del puente Mantible, (solo queda un recuerdo de lo que en su día fue) disfrutamos de la senda y nos vamos en busca de la subida más dura que tenemos por los alrededores de Logroño "la imposible", bonito nombre para una subida. Pues allí nos presentamos la cuadrilla con ganas de luchar mano a mano con ella pero en esta ocasión no pudimos doblegarla y tuvimos que arrodillarnos ante ella. La dejamos atrás y bajamos hasta la fuente del cementerio de Fuenmayor donde bebemos y comemos hasta saciar nuestro apetito.







Con los bidones y la barriga llenas continuamos nuestra ruta por un camino en ligera subida que pronto empieza a ganar desnivel hasta el punto de hacernos apretar bien los dientes para no echar pie a tierra. Superado este tramo llegamos hasta la parte alta del circuito XCO de Logroño, lo bordeamos y llegamos hasta el inicio de la favorita, para quien no la conozca es un Bike-park a cinco minutos de Logroñono que saboreamos y disfrutamos incluso con los tramos embarrados que por sorpresa nos encontramos en nuestro camino. 

En este tramo también hubo quien acabó buscando no sé que entre los matojos. Degustada esta senda sin más incidentes nos vamos a por la siguiente pero antes subimos el rampón que bordea el campo de entrenamiento de la Guardia Civil, en esta ruta no hay medias tintantas, las sendas impresionantes nos llevan a unas rampas casi imposibles, destacar que en esta rampa vemos desniveles del 33%, creo que cualquier comentario sobra.



La mañana va pasando y la ruta va llegando a su fin, solo nos queda volver a Yague por la senda de Valdegastea, otro sendero impresionante a tan solo un par de Kms de Logroño. Terminada la ruta y como es costumbre parte de la cuadrilla se van a por sus huevos con jamón y el resto vamos a lavar las bicis y charlar sobre las anécdotas de la ruta con un café entre las manos.

No recuerdo cuando fue mi última salida con la cuadrilla pero seguro que ha pasado demasiado tiempo sin compartir estos momentos tan intensos que se viven sobre lo que mucha gente solo ve unas ruedas con unos pedales, un manillar y un sillín pero que para otras personas esas mismas ruedas son simplemente una forma de vida.

5 comentarios:

vitinbtt dijo...


Buena crónica Santi, como te echamos en falta en las salidas, es lo que tiene volverse carretero :-(
Yo no pude hacer el Mantible y agradezco que se pusiese esa ruta para el domingo, aunque conocemos todas las sendas el hacerlas todas seguidas es la leche, pero sobre todo por la dureza de todo el recorrido en su conjunto.
Le añadimos dos sendas "El huevo" y "Villa Carmelo" con la que la ruta quedó para enmarcar, un rutón lleno de sendas por los alrededores de Logroño, prácticamente 50 kilómetros entre El Cortijo y Fuenmayor.

Luis Martínez dijo...

Buenas crónica Santi. Si no te conociese diría que te gusta un poco la bici.

Miguel_Bike dijo...

Gracias por la crónica, muy buena Santi, describes tal como es y además en buena compañía. Que buenos ratos.

TOÑO Pleitos dijo...

Vuena crónica Santi. Has lidiado con el marrón de escribirla teniendo tan reciente la del Mantible (prácticamente la misma ruta) escrita brillantemente por tu pupilo Pablo.
La verdad que pudimos disfrutar de una mañana de ciclismo del bueno cuando no dábamos nada por cómo iba a estar el terreno. O sea que gozamos doblemente; por salir y por poder hacerlo cuando no creíamos que fuera posible.
Espero que te veamos más el pelo en estas fechas invernales en las que estás haciendo base y puedes así seguir nuestro ritmo infernal.
Mención aparte y felicitación a los fotógrafos. Impresionante reportaje.
Por último, una sugerencia; ¿para cuando una colecta para conseguir fondos para la Asociación Pakistaní de Fotografía en La Rioja (APFR) y que puedan adquirir una nueva cámara rosita?

israel ogrobis dijo...

Ya era hora de que se viera por el grupo Santi, buena crónica y buena ruta, completísima y casi sin salir de Logroño.