09 octubre, 2018

Vuelta al león por Kripan-Senda de Oion (13 Ciclistas)


23 de octubre de 2018
Distancia: 55km
Desnivel acumulado: 996mt
IBPindex: 74



Cróica por Jero

Javi, Fer, Richi, Toño, Dieguito, Javi Blasco, Fran, Ana, Edu “gominolas”, Iñaki, Igor San Juan, Jero y Vitin

Hace no mucho tiempo, un amigo debutante y algo temeroso me preguntó. - ¿en qué consiste eso de la crónica? Yo le tranquilicé con una serie de pautas: siempre habrá quien las escriba peor que tú y también habrá quién no las haga. La más importante es que con la cúpula no te metas, solemos empezar hablando del tiempo y del lugar de salida, haz sarcasmo de las caídas, si no son graves, si ves una patineta y no recuerdas el nombre solo tienes que recordar “Toño”, los que lo suben todo suelen ir con eléctrica (cada vez son más), el chaval de las fotos y el drom que repara todas las averías es “Dieguito”, la única chica es “Ana”, el guaperas es “Fernando Alcalá”, el que hace alardes en todas las rampas es “Toño” (él de antes). Recuerda que “Jero” es el que te lo está contando, el vasco que echa cojones es “Igor”, si falta alguién  es el del casco naranja “Isra”. Hay varios veteranos entre ellos “Richi” que se queja mucho pero llega a todos lados, “David” nuestro veterano laureado que viste sin complejos, el de la cámara de fotos rosa es “el Boss” a ese como al de los gemelos grandes hay que respetarlo como a un Dios en la tierra, que sin estar en el grupo de los terrenales del BTT WhatsApp, se entera de todo al momento. También hay semidioses que andan de cojones, pero todos coincidimos en la misma pedrada de pequeños.

Pues para que veas cómo se hace una crónica aquí está la mía:
Una manera diferente de acabar las fiestas y pocas horas después de la quema de la barrica, que como todos los años da fin a estas fiestas de la vendimia (San Mateo), nos reunimos para rodar en grupo este domingo de septiembre.

No faltan los espontáneos trasnochadores que animan al paso del grupo, lo cierto es que este fin de fiesta siempre anima a lo más granado de cada casa, y no lo digo por los trasnochadores sino por los “beteteros”.

Saludos y reencuentro en las bodegas Franco Españolas de quienes nos solemos ver casi a diario y también los domingos (y no en misa de 12).
Comenzamos el itinerario marcado para afrontar el gran desafío de subir al Everest, bueno mejor le doy su nombre real PUERTO DEL TORO pero que es igual de inaccesible que las cumbres del Himalaya. Esta vez también nos tiene preparada una sorpresa.
Buen ritmo al inicio para subir al monte del Corvo por pista, evitando la senda de detrás de la gasolinera.


Mañana fresquita, solo al principio, mientras nos dirigimos a Viñaspre donde rellenamos agua en su fuente “El Lugar” de origen medieval. Seguimos hasta Cripán donde subimos hasta los depósitos de agua para adentrarnos por una torrentera muy rota y a la vez técnico. Es aquí donde nos da el alto el temido puerto del Toro que se hace otra vez inaccesible, esta vez al encontrarnos el cartel de Batida.



Con ilusión por seguir subiendo (había voces de bajar a almorzar), se decide volver a Cripán y buscar una alternativa que nos garantice un fin más exitoso, de ello se encargo Vitín que buscó en su bolsillo mágico una alternativa en forma de track.
Nos encaminamos hacia Meano, por pistas con buenas pendientes hasta llegar a La Población, donde saludamos a otro grupo de ciclistas en BTT que también rellenaban de agua sus “poncheras”.



Tras el refresco y aún sin foto de grupo, recrearemos otro Track (para mí igual de nuevo que todos) y que nos llevará a los depósitos de agua de La Población por una “senda oscura” –Vitín ya está bautizada la Senda-. Esta senda es fina y con tramos muy técnicos que humillan con alguna patineta. Seguimos por detrás del León Dormido, para completar la vuelta y entre medias encontramos un paraje ideal para inmortalizar la asistencia de tan nutrido grupo este domingo de septiembre.

Se vuelve a estudiar el itinerario posible para refrescar a Logroño y aparece una idea fresca y nueva para la mayoría. Ana e Iñaki deciden mostrarnos un gran descenso y de lo más interesante que se hizo en la última edición de la BTT de Oyón. Mucha velocidad con algún recto para conducir entre piedras y tocones muy bien señalizados.


Enseguida nos colocamos en Moreda donde reponemos agua en su fuente de 3 caños y seguimos camino de Oyón donde paré a degustar una deliciosa uva moscatel que compartí con Fernando Alcalá que siempre hace aprecio de lo bueno. Como el buen pastor que reúne a su rebaño está Vitín, que nos espera para agruparnos por los caminos navarros y camino al redil.


Hoy sería el amigo de David el que nos pondría de almorzar a esa hora tan intempestiva a la que llegamos al redil, de 12 a 1. Este clásico del almuerzo que cualquier cuadrilla de ciclistas hace al finalizar la ruta no podíamos perderlo. El negocio fue el mío ya que salí sin pasta y volví a casa bien comido y bebido. Aprovecho para agradecer al grupo la invitación a tan buen homenaje. Por último, nos acompañaron a los cafés David y Víctor Llop, el primero convaleciente de su rotura y el segundo pendiente de boda, con decir que un rato antes ya le esperaban el suegro y la futura señora.

Un fuerte abrazo a todos los ausentes que por motivos varios, se perdieron esta gran ruta y tan enriquecedora compañía. ¡¡Todos alguna vez tenemos compromisos!!
Y colorín colorado, así terminamos la mañana de domingo.





4 comentarios:

vitinbtt dijo...

Muy buena crónica Jero, como se nota que eres de la vieja escuela matrako.
Nos salió una ruta muy buena sin tenerla prevista ya que por tercera vez intentamos subir al puerto del Toro y no pudimos.
La senda que hicieron en la marcha de Oion de subida, nosotros la realizamos de bajada (nos guiaron Ana e Iñaki que habían participado en la marcha) y es una gozada (al menos de bajada).
Ya tenemos otra senda para incluirla en el "LIBRO".

Anónimo dijo...

Muy bien, Jero. Da gusto como te explicas ( y eso que eres de por allí abajo).
Buena ruta la que salió, casi sin querer. Como siempre gran día y gran compañía.
Salud,
Barrancas.

Carlos Martinez Pascual dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
TOÑO Pleitos dijo...

Jero, muy buena crónica!!! Se ve que vas cogiendo práctica en la oficina de la Comandancia con los informes que elevas a la superioridad para su toma en consideración.
En la relación de consejos que has incluído para realizar una crónica se te ha olvidado mencionar que si, en alguna ocasión, el principiante ve a alguno que sube los repechos y después vuelve a por cada uno de los rezagados como el buen samaritano, ese es Jero. El mismo que hace posados de lo más variopintos; igual se sube a un mojón al borde de un precipicio con la bici en volandas, que hace el pino metiendo la cabeza en la nieve.
La ruta resultó magnifica (con el descubrimiento de la senda de la marcha de Oyón) a pesar de que el Toro se me sigue resistiendo.