30 septiembre, 2018

Por la Grajera y por el Pico del Aguila (14 Ciclistas)



16 de septiembre de 2018
Distancia: 33km
Desnivel acumulado: 678mt
IBPindex: 58


Crónica por Diego “Buitre nevero”.

Dieguito, Igor, Pepón, Toño, Vitin, Javi, Felix, Fer, Fran, Luis, Mikael, Ivan, Javi “VW” y Diego “Buitre”

Ya tocaba juntarse con el grupo después de tanta sierra en verano, y que mejor manera de empezar que con una rutita de sendas por los alrededores de Logroño.
Como cada domingo (ya ni me acordaba del último en que salí con los Naranjitos), la mañana comenzó con un cafecito en Las Gaunas a las 7:45, mientras los más dormilones aprovechaban 5 o 10 min más en la cama.

A las 8:05 se tiró el cohete con 14 participantes (iban a venir más, pero San Mateo no perdona), camino a La Grajera a ritmo muy suave porque sabíamos que la mañana iba a ser dura.
Tres LADOOSCUROS iban en cabeza con sus MEGAWATIOS burbujeando, mirándonos de reojo como diciendo….  ¡¡¡¡ Sus voy a crujir en las subidas!!!!, pero Toño andaba en segunda posición como casi siempre OJO AVIZOR a ver quién pegaba el demarraje del día para poder joderlo jejejejeeje.

En la primera senda se jodió el ritmo, y ya comenzaron los escarceos por seguir al primero.
Félix se puso en cabeza y nos hizo sudar de lo lindo con sus constantes cambios de ritmo y de dirección. Llegados al depósito de agua primera faena: a Igor y a un servidor nos hicieron darnos media vuelta por ansiosos, y decidimos a partir de entonces mantenernos alerta ante posibles jugarretas de la cúpula…


Primera vuelta sin consecuencias, unos arañazos por los matojos, pero sin importancia…
En la segunda subida Pepón nos hizo frenar en seco para hacernos la FOTOTEAM desde Formentera creo recordar…. ¡Anda que no nos reímos!

Después de los problemas para el posado por lo accidentado del terreno, se procedió a avituallarnos ligeramente para seguir con la segunda sorpresita del día. Enésima mini avería de Vitín con su cambio, que estiró el grupo en una subida corta pero exigente.
Tras bajar por una senda rota, rota hacia la autopista, los más golosos se entretuvieron en chupar de lo lindo jugo de Higo, que como dijo Félix - “no sabéis lo que os estáis perdiendo”-, sabiendo que era lo único que iba a chupar ese día.




Vuelta a reagruparse y Toño y yo empezamos la guerra del premio de la montaña, con continuos ataques en los falsos llanos. Al final todo acabó en empate, menos mal…
Trillada ya La Grajera, nos dirigimos hacia el monte de La Pila, donde cogimos una senda de subida…. Y que senda…. ¡¡¡Pepe, no vuelvo a hacerte caso!!! JEJEJE.


¡Sube, sube! Me decía, que tú seguro que haces un buen tramo montado…. En qué hora…
Vergüenza la que pasé arrastrando la bici por aquellos boquetes… que ya de por si son difíciles bajando.

Dieguito y Félix cogieron una alternativa y decidieron esperarnos arriba para hacer sangre con sus fotos y videos, por lo que me tuve que subir a la burra y hacer como que la subía montado casi todo el rato.

Foto en la cumbre y bajada peligrosilla en la que los maestros nos dieron una fantástica clase de como se baja por esos barrancos. Tras juntarnos por última vez volvimos a La Grajera a coger una senda y buscar alternativas ante el mal estado de la senda principal por los agujeros que el agua había creado.


Otra sendita más de bajada que en la RBR hizo mucha pupa, y que algún fotógrafo se lo pasó de lo lindo ese día viendo como los PROS se la pegaban contra el árbol, o bajaban buscando setas…


Bajada tranquila por camino-pista hasta Parque Rioja y división del personal para ir a Cerveza rapidita, o a almuerzo Cerveza, Cerveza.
Bonito día en el que gocé como un enano, y en el que me reencontré con estos “cabronazos” que tan bien me lo hacen pasar.
Encantado de formar parte de vuestro grupo.


3 comentarios:

vitinbtt dijo...

Muy buena crónica Diego y esta vez no has hecho la del día siguiente o la del anterior ;-)
La ruta no estuvo nada mal, recorrimos toda la zona de la Grajera, el Pico del Águila incluso llegamos a Formentera.
Como va cogiendo forma nuestro amigo Fran, algunos dicen que no suda, pero eso no es cierto, le vi una gota al lado de la comisura de los labios y me aseguró que era una secreción de agua y sales por el esfuerzo, la respuesta me pareció un poco rebuscada pero quise entender que era SUDOR.
Y así comenzamos los San Mateos 2018.

Nieva De Cameros dijo...

Y que razon tienes!!!! Puede ser agua también....como el dia estuvo lluvioso...jejejej

TOÑO Pleitos dijo...

Buena crónica Pota!!! La verdad es que comenzamos los San Mateos con una divertida ruta, corta pero intensa, que tuvo de todo; cuestas imposibles,roderas infinitas, el Visir llevando la eléctrica de Fran como si de una muñeca se tratara (en brazos, quiero decir) y, por último, el milagro!!!; pudimos presenciar los sudores de la Trini (todo un acontecimiento).
El Boss nos obsequió con una sendita nueva, continuación de la subida imposible, para aproximarnos al camino que lleva al Pico del Águila.
Hay que decir, en honor a la verdad, que intenté disputarle al cronista todos los premios de montaña (por tocar los cojones, ya se sabe) pero lo mío se quedó en disputa, Diego y su nueva rígida acaparó todos los puntos.