11 julio, 2017

Ermita de la Hermedaña-Senda de La Plana (8 Ciclistas)


8 de julio de 2017
Distancia: 63km
Desnivel acumulado: 1010mt


IBPindex: 76

Crónica por Victor Llop


David, Victor, Luis, Fer, Toño, Pepe, Javi, Vitín.


Buenos días/tardes/noches. (En función de la hora de cada lector)
Antes de comenzar a explicar lo que ha sido la ruta de hoy me quiero presentar. Soy Víctor Llop, una de las últimas incorporaciones a este grupo de los OR.
Todo comenzó hace dos semanas de mi debut con el grupo (ya me quedé sin excusas útiles y creíbles para no salir con el grupo). Lo malo fue que la noche anterior me confundió un poquito y al día siguiente tocaba Ezcaray, con una gran ruta que organizó nuestro compañero Isra, al que aprovecho el momento para agradecer la vuelta y almuerzo que organizó y el apoyo que me dio.

Bueno dejándonos de preámbulos vamos a lo importante.
Es un domingo raro, ya que el grupo está dividido por la prueba de Valdeminochi (Valgañon). Esta vez hemos quedado a las 7:00 AM en las Gaunas.
Me suena el despertador a las 6:10 Am, y lo primero que pienso es: ¿Quién me mandará a mi levantarme a estas horas para andar en bici? Ya puestos en faena salgo de casa y de camino a las gaunas me voy encontrando con “muertos vivientes”.

Llegamos a las Gaunas y recibimos la imprevista y agradable visita de Santi, que se iba a Valgañon, con previa parada en Ezcaray para ver el encierro. Tras la breve visita, me viene un famosillo del MTB y vencedor de una pruebita de nada como es la Rioja Bike Race y me dice con una sonrisa: Víctor, ya sabes lo que te toca no?¿. Aceptando a la fuerza dicho cometido y viendo que estamos todos los que vamos a hacer la vuelta que Vitin nos tenía preparada comenzamos la salida del día.

Nos ponemos el mono de trabajo y salimos dirección Lardero, primero subimos lo que son las bodegas para luego encaminar lo que viene siendo la cuestas de las vacas, en la cual unos jóvenes valientes y afectados por la noche nos animan a grito de “aupa contador”. Una vez arriba de dicha cuesta nos reagrupamos todos y tiramos a un ritmo majo hasta Sorzano dirigido por Toño y Pepón (ritmo majo quiere decir que en apenas 54´ estábamos en la fuente de Sorzano).


Una vez agrupados en Sorzano y comidos y bebidos nos dirigimos a la única subida del día, esa que a todos tanto nos gusta. Cada uno coge el ritmo que puede o que cree conveniente, haciéndose un grupo de tres a la cabeza formado por Toño, Luis y Pepón, atrás nos quedamos David (el inigualable campeón de La Rioja Bike Race), Javi (el cual se sienta un poco raro últimamente sobre el sillín), Fer y yo; y mucho más atrás un pobre Vitin, que se le ha atragantado esta primera subida.

La cabeza de carrera nos espera en un sitio agradable y nuevo en el cual el abogado del grupo se siente feliz tras poder descansar en un banco donde los pies le llegan al suelo; después de la “larga” espera a Vitin e hidratarnos y comer, reanudamos la marcha hacia la Hermedaña. Lo peor ya se había pasado, ahora solamente nos quedaba dos tirados algo exigentes y llegar a la ansiada bajada, un sitio del cual había oído hablar pero no conocía; la alegría me la llevo cuando, tras subir una zona de saca de madera, me informan que no hay que subir una de las duras cuestas previas antes de llegar a las antenas, sino que justo antes de la primera rampa nos desviamos a la izquierda para coger un camino facilito que nos llevará a la entrada de la senda.

Tras unos cientos de metros por el camino llegamos al inicio de la senda, donde nuestro gran portento nos ilustra con su gran técnica de las patinetas. Empezamos la bajada desconocida para mi y la gente va comentando lo bien que está en comparación al pasado, una bajada marcada por la hojarasca y un bosque precioso que nos lleva a lo que viene siendo la Hermedaña, sitio donde nos reagrupamos, seguimos con la bajada y tras unas zona divertida y revirada llegamos a una zona donde nos obliga o descabalgar de nuestras monturas, unos con más arte que otros (cada uno que se de por aludido). 


Una vez llegados a este punto continuamos por pista hasta llegar a la regadera, dejándola a nuestra izquierda y siguiendo por pista para coger la senda la plana. Descendido la senda la plana bajamos por pista hata llegar a Castañares, tramo que tendremos que hacer un  por carretera para coger la senda de los pescadores, la cual nos deja en el inicio de ascensión a Viguera.

Todos juntos tras la senda de los pescadores decidimos volver a Logroño por los mogrones, en el cual nos lleva a un ritmo bastante llevadero el incansable e inconfundible PORTENTO. En dicho camino, vemos a un grupo de ciclistas con una avería, al cual les ayudamos a solucionar, tras una parada de 20´ reanudamos la marcha dirección Logroño.

En dicha parada nos aparece de la nada una persona del grupo que no conocía hasta dicho día, el media rutas, mote que entiendo a la perfección, ya que se apuntó al almuerzo, haciendo la mitad de la ruta, bueno aunque creo que hoy ha sido la cuarta parte. Seguimos por dicho camino y llega la hora de la verdad, el sprint del puente, con un Luis que parecía intratable pero que el joven, guapo y nuevo del grupo, o sea se YO, le gana, bromas a parte, seguimos por el camino con esta vez con un Pepón y sus “palmeros” a su vera para ir a lo que viene siendo el tan ansiado almuerzo; atravesamos Logroño como si fuéramos unos forajidos, de verdad lo digo, parecía que nos perseguían.

Tras una bonita vuelta llegamos a lo mejor del día, que os poder disfrutar con los compañeros de fatigas, penas y alegrías de un gran almuerzo.

Ya siento el tostón. Un abrazo amigos.



7 comentarios:

vitinbtt dijo...

Muy buena crónica Victor, te has estrenado con buena nota.
No me pasaba nada en la subida es que no ando mas y hay que resignarse....
Has hablado de pasada de las patinetas del PORTENTO (no hay mas que uno), que en eso si que es un especialist pero cada vez se parece mas a David, siempre tiene a alguien al lado para echarle la culpa.
Y hablando de David, esta vez "pilló" buena posición y no se colocó detrás de Javi acordándose que en la anterior vez que pasamos por allí lo tiró (o no).
Ya era hora de almorzar un día, por eso salimos a las 07:00 aunque a Luis I "el castigado" le da igual, siempre tiene que estar en casa 1 hora antes que nosotros ¡¡que pena!!

igor san juan dijo...

Buena cómica Víctor a ver si coincidimos algún día eso de salir a las siete mola así da tiempo a todo

igor san juan dijo...

Buena cómica Víctor a ver si coincidimos algún día eso de salir a las siete mola así da tiempo a todo

TOÑO Pleitos dijo...

Buen estreno "Víctor LLop lait"!!! Que buenos yogures hacía tu familia, allá por los años 80 (aunque se denominaban Yoplait por modestia y discrección). Espero que algún día nos invites a una degustación, en correspondencia a la degustación de pintas a la que te invitamos nosostros en el almuerzo.
En cuanto a Vitín, qué decir del nuevo INDA o MARHUENDA de la BTT? (después de decirte que te bajes de la bici porque no se puede continuar te hace la foto. Que pena!!!) Lo de su ascensión, por denominarlo de alguna manera, al abrevadero de Moncalvillo me recordó los viejos tiempos con Marcelo y esas esperas infinitas. También me vino a la mente ese vídeo que rula por ahí en el que se ve al Murrio subiendo cansinamente La Petaca y se oye a Mario mientras le está grabando "QUE ALGUIEN BAJE A AYUDARLE!!!". Pues eso. Ahí lo dejo.
Por fín volvimos a la rutina que nos define como grupo y que nos hace más fuertes, casi indestructibles; después de la ruta, almuerzo. Después del almuerzo, ceregummil.
Hasta la próxima.

Luis Martínez dijo...

Deciros he que estoy a dieta, para que no me meta Isra, por eso no voy a los almuerzos. Víctor, buena crónica, pero que sepas que has señalado mucho. Has arriesgado. Esta banda no perdona. Agazapado andará alguno para clavarte el colmillo en cuanto pueda.

Fer Alcalá dijo...

Empiezo por la ultima cronica y las iré leyendo y comentando hacia atrás.
Buen estreno Victor LLop y a otro que le dá por meterse con nuestro querido Portento. Debe ser una condición que el Visir pone a las nuevas incorporaciones para poder pedir la equipación, de otra manera no me explico tanta obcecación con una persona que no se mete con nadie.
Victor, en una primera apreciación, me parece que bajas rápido, se nota el gran esquiador que llevas dentro, aunque en ningún momento me dejaste atrás. En las ascensiones, tienes un gran recorrido de mejora,-no hay más que verte las piernas que Dios te ha dado- pero que sepas que yo voy atrás por pura vagancia o porque me despisto contemplando la naturaleza. En la conversación tienes también un gran recorrido......-Dios también te dotó con esa facilidad- y para las cervezas, eres el fichaje que este equipo necesitaba para sustituir...temporalmente,las ausencias de nuestro querido Educador.

israel ogrobis dijo...

Buena crónica Victor, gracias por acordarte de los ausentes y mételes caña a estos matracos, pero recuerda que quien está a dar también está a recibir.