alltricks

25 mayo, 2016

Basílica de San Gregorio Ostiense (12 ciclistas)

22 de mayo de 2016
Distancia: 84 Km
Desnivel acumulado: 1568mt
IBPindex: 133
Crónica por Tate
Alas 07:30 en Franco Españolas estamos la docena de ciclistas bajo un cielo encapotado y amenazante; algunos comentan que ha caído un tormentón a las cuatro de la mañana, pero yo dormía plácidamente y no me he enterado. Salimos por el camino viejo de Oyón en un silencio sorprendente, para lo que es este grupo. En Oion se prepara la de siempre que si por el camino de abajo o el de arriba y ya tomamos el camino que nos conduce dirección norte hacia La Población. Pronto se establecen dos grupos, los primeros y los otros, pero nos vamos reagrupando  en varias ocasiones. Cruzamos la carretera de Barriobusto y en la “Casa Rural” enfilamos todos para arriba en dirección a los aerogeneradores. Atravesamos una finca de cereal por un costado y en fila india y salimos a la carretera. Tomamos el desvío a los aerogeneradores y vamos avanzando junto a éstos con las imponentes vistas del Ioar. Por ahora el agua nos va respetando. Llegamos al cruce de Aras y los Edus al cubo se quedan en Edus al cuadrado porque Eduardo B. se vuelve hacia Logroño dirección Aras. Dejamos la cuerda y giramos hacia el norte tomando el descenso a Azuelo que, por cierto, que duro se hace en sentido contrario cuando se vuelve del Ioar. En un periquete llegamos a la carretera y el grupo se convierte en andanzas en carretera. Dejamos a la izquierda el cruce a Torralba y llegamos a Espronceda dónde abandonamos la carretera. Comienza a llover suavemente y nos toca ascender por pista en muy buen estado, pero las ruedas se pegan mucho y aunque Diego dice que sólo tiene un 15% se hace bastante dura. Atravesamos Desojo (a la salida Diego haciendo cabriolas) Continuamos por pistas anchas y en muy buen estado y comienza a llover más intensamente, pero no dura mucho. Lo que sorprende es que la basílica se ve a la izquierda y nosotros nos vamos cada vez más a la derecha, eso si, siguiendo el track. Cruzamos la carretera Los Arcos-Acedo y comenzamos el ascenso hasta la Basílica, primero por pista que se convierte en asfalto y pica bastante para arriba para después salir a la carretera de Sorlada a la Basílica y terminar el ascenso hasta nuestro destino por ésta.
El lugar en el que se haya enclavada la Basílica es impresionante. Es un cerro a 700 m de altura desde el que se divisa toda la zona que presenta un verdor espectacular. La construcción es robusta, recia y  trasmite una sensación de solidez abrumadora. Una vez en el lugar comiendo algo, Toño y Fernando nos deleitan con conversaciones elevadas sobre si las columnas son Churrigerescas o Salomónicas y  Pepe nos cuenta la historia del Obispo Gregorio. Regresamos a nuestras monturas y descendemos por una bonita senda que posteriormente se ancha  para salir a un cruce por el que ya habíamos pasado. Salimos a la carretera que nos llevará hasta Los Arcos, dónde tomaremos el camino de Santiago que nos devolverá a casa. Una vez más me sorprende el número de peregrinos que nos encontramos. Cruzamos Sansol y Torres del Río y vuelve a llover con intensidad. Luis dice que es mejor que llueva  que el granizo y recibe miradas asesinas. Comenzamos esos  baja y sube del camino que nos hacen bastante daño y el grupo se va estirando. Edu jabalí e Israel, no saben muy bien por culpa de quién, deciden abandonar el camino de Santiago para ir a escardar una viña mientras los observamos desde la ladera de enfrente. Retoman el camino y todos juntos emprendemos los cuestones que nos faltan hasta llegar a Viana. Atravesamos el lugar y nos desviamos dirección Moreda para tomar el camino de la Ermita de San Vicente y salir al camino  de Santiago de nuevo en el paso elevado junto al pinar. Son casi la una y algunos marchan a tomar una cerveza y otros a casa, tras una deliciosa ruta disfrutada junto a los amigos.

Para las previsiones que daba el tiempo, la verdad es que hemos librado bastante bien  

8 comentarios:

vitinbtt dijo...

Crónica aceptable, relatando por donde se pasó pero se echa en falta algún "chascarrillo".
Crónica del Murrio y El Portento: Nada reseñable, El Portento entrenando duro toda la semana para llegar fino a este día y resulta que El Murrio ni aparece, no da señales de vida, va a ser verdad que está preparándose a fondo para su regreso (la verdad es que tal y como estaba no era rival para el Gran Portento).
Libramos de la lluvia de milagro, por donde íbamos pasando acababa de llover pero nosotros apenas nos mojamos, hubo quien no se puso ni el chubasquero.

TOÑO Pleitos dijo...

Coincido plenamente, sin que sirva de precedente, con la opinión del Torpedo de Islamabad. Parece más unas instrucciones escritas por el asistente del gps para ir y volver a la Basílica de San Gregorio que una crónica de una salida de este grupo tan tragón como guasón. Tate, en esto de las crónicas la sal y la pimienta son tan fundamentales como en un buen pato asado.
En cuanto la ruta, no creí que ibámos a llegar tan lejos. Mi esperanza al salir era llegar al León Dormido, pero los astros se alinearon con nosotros como va a suceder este sábado con la primera Champions del Glorioso.
Otra gran mañana de domingo con los Ordanzas.

Jose Eugenio Montalvo Santana dijo...

Para lo que es la ruta opino que la crónica no ha estado a la altura "ni churriaba ni murriaba", la distancia y el paraje creo que merecían algo más.
Crónica como dice Toño, sin sazonar con apenas una sosa cebolla dentro, pero bueno habrá que aceptar la buena voluntad que le pone Tate y esperar a que, como al siguiente pato, cuando le toque hacer la crónica le de un poquito más de chispa.
Tate a veces ocurre que para ir a un destino que se ve a la izquierda, lo más conveniente es dar un ligero rodeo hacia la derecha. No siempre el mejor camino es el más recto. Normalmente, muy rara es la vez en las rutas oficiales, no se suele coger la bici en brazos a no ser por pendientes duras o por causas imprevisibles. El explorar es otro día y en solitario mucho mejor.
Otra gran ruta y otro gran domingo.

Jose Eugenio Montalvo Santana dijo...

Se me pasaba, muy bonito el vídeo Diego.

Luis Martínez dijo...

Excelente crónica Tate. el solo hecho de sentarte a hacerla tiene su mérito. Fue un día excepcional de los que te alegras de haber salido, a pesar de lo negro que pintaba...Muy bueno el vídeo también y, como dice la canción "su,su, subscríbete y dale al like si quieres". que cuesta mucho montar el video. Y lo que pesa la cámara en la cabeza. ¿No os habéis fijado cómo cabecea Diego? como los perros que antes se ponían en la bandeja del coche.

israel ogrobis dijo...

Buena rutilla lástima que estuviera cerrada la basílica para poder visitarla.
Correctísima crónica Tate, todos quieren que hagas sangre, que maldad.

eduardo gomez dijo...

Lo bueno y breve dos veces bueno, la ruta genial y el cámara un fenómeno

eduardo gomez dijo...

Lo bueno y breve dos veces bueno, la ruta genial y el cámara un fenómeno