06 abril, 2016

Petacón-Trevijano-Soto (8 Ciclistas)

3 de abril de 2016
Distancia: 57km
Desnivel acumulado: 1137mt
IBPindex: 91
Crónica por Miguel “Cuñao”.
Allá por el mes de Noviembre me inicie como uno de los cronistas del grupo con una gran ruta como la del IOAR y hoy de nuevo me toca hacer la crónica de otra bonita ruta, no tan renombrada como la anterior pero no por eso menos interesante y divertida.
Solo estuvimos  ocho integrantes del grupo ya que el resto estuvieron en Ezcaray disfrutando de otra gran ruta preparada por el amigo Israel.
Así que a las 8 nos juntamos en Las Gaunas Víctor, Pepe, Santi, Javi "Bartolo", Ricardo, Pablito, Toño y elmenda. 
Javi llego quejándose de sus "costillitas" y de lo malo que fue el derby futbolero del día anterior pero claro, no estaban los "merengones" del grupo para rebatir así que ahí quedo la cosa y tras los 5 minutos de rigor comenzamos nuestra ruta. Nos vamos desperezando camino de Alberite, con una temperatura agradable y sin apenas comentarios nos encaminamos hacia La Unión donde el grupo llega ya partido tras las primeras rampas de la mañana. Aquí hacemos la primera parada y se vuelven a oír las quejas de Javi sobre sus "costillitas" y alguna más de Ricardo por lo que nos queda de subir, a las que ya estamos acostumbrados. 
A pesar de todo continuamos por el "camino verde" y por debajo del castillo hasta Clavijo. Tras coger agua continuamos por el camino del cementerio y sin llegar a "cuatro caminos" atajamos por la senda para hacer la mitad y bajar la pista que nos llevara hasta la mayor subida del día ("El Petacón"). No recordaba la dureza de la subida (1 km al 18%) pero creo que todos llegamos sobre nuestras monturas, incluso Ricardo al que pensábamos que Pepón iba a tener que remolcar como en alguna otra ocasión, nos sorprendió llegando montado, sin aceptar ninguna ayuda, dedicándonos una sonrisita y agradeciendo a los organizadores de la ruta el haber podido disfrutar de una subida tan agradable. 

Aquí decidimos hacer la foto de grupo pues el amigo Santi se marcha para llegar pronto a casa.
 Nosotros continuamos subiendo hasta los corrales de "Zorralamuela" por donde atravesando los prados; intento  de que "Toño" nos deleite con una de sus famosas "toñas", pero el tío ni se inmuta (es una sombra de lo que fue...una pena) Así nos plantamos en el comienzo del "sendero de la nevera de Trevijano" que nos acabara dejando a la entrada del mismo pueblo. El sendero hasta llegar a la nevera está bastante roto y con algún escalón pero llegamos hasta la nevera sin mayor dificultad.
 Paramos a ver la nevera y continuamos por un tramo de la senda lleno de pisadas vacunas y barro que nos cuesta pasar lo suyo hasta salir a la carretera. Tras la parada en Trevijano a repostar nos dirigimos hacia otra senda, que yo no conocía, y que nos llevara hasta Soto de Cameros. Tras dudar por donde entrar a la senda atendemos a las indicaciones de un lugareño que nos indica por donde acceder a la senda y comenzar el descenso que como la anterior senda es bastante pedregoso y con escalones pero con mayor dificultad por las curvas cerradas. Descendemos por un barranco hasta llegar a un arroyo que baja zigzagueando entre cascadas. Paramos para contemplar el bonito paisaje y tras cruzar el arroyo continuamos el descenso. Aunque alguno, como Pablito, que no está habituado a estas sendas, haya sufrido en esta zona. Llegamos sin percances a Soto y coincidimos en lo bonita que era esta senda. Hasta parece que la bajada ha reforzado las "costillitas" de Javi que ya no se queja como al principio "¿¿cuentitis o milagro??" .
Comenzamos la vuelta a casa por el camino del "cañón del Leza" que nos ofrece unas espectaculares vistas hasta que salimos a la carretera y con el viento a favor bajamos raudos hasta Ribafrecha para donde cogemos el camino que nos llevara hasta las bodegas de Alberite. En este tramo Ricardo (este sí que se queja de casi todo) no entiende las  bromitas de Pepón sobre la posibilidad de alargar la ruta por no sé qué senda y responde acordándose de varios santos y recordándole que no le ha remolcado la bici como en otras ocasiones. Cruzamos Alberite y enfilando el camino a Logroño unos vamos para casa y otros a almorzar.
Fin de la cita y de la crónica.
Un saludo para todos.
FOTOS AQUÍ:


5 comentarios:

vitinbtt dijo...

Buena crónica Miguel. Este grupo se está llenando de plañideras y quejicas, siempre les duele algo, la cuesta es muy dura, la ruta muy larga, creo que tenemo que hacer un test psicológico antes de que acabe el año.
Hoy no pudimos disfrutar de la pelea entre el Portento y el Murrio ya que este último se rajó a última hora y se fue a Ezcaray para no tener que enfrentarse a el, ya famoso Portento.
Otro gran día de bici y amigos, el domingo mas y también con alguna sendita de por medio.

Pepón dijo...

Muy buena crónica Miguelín. Se aprecia que eres de los pocos que disfrutan redactándolas y apenas pones pegas para el encargo dominical, digno de agradecer.
Javi tuvo mérito pues su lesión es de las que suelen tardar en recuperarse.
Ricardo te traiciono Pablito con su cámara y te hizo fotos por la espalda, ahora bien, estuviste hecho un machote, el "Petacón" es de las cuestas más duras que hay en nuestros recorridos.
Otro domingo de los de disfrutar.

Anónimo dijo...

Fiel relato de la ruta,pero se puede mejorar. Daremos tiempo al tiempo.
Salud,
Barrancas

TOÑO Pleitos dijo...

Miguel, la crónica está muy bien y veo que estás adaptándote a las exigencias del público al que te diriges e introduces alguna anécdota jugosa o algún comentario incisivo.
No obstante, deduzco del sesgo de los que has incluido en esta crónica, que eres de carácter gregario y dado a sobar las chepas de tus superiores. Si repartes estopa, hay que repartirla para todos los lados; para los de arriba y para los de abajo, para los de la derecha y para los de la izquierda. Es muy fácil ponerse del lado de la casta leáse Vitín y Pepón -Pin y Pon-) y hacer leña de los pobres bikers de a pie (Ricardo, Bartolillo y un servidor)
Seguro, que en las próximas crónicas, limas este pequeño defectillo.

Pd. Muy buena ruta, excelente compañía, Pablo defendiéndose como un campeón y almuerzo, valga la redundancia, de campeonato.

Pablo García dijo...

Buena crónica y muy buen domingo. Excelente ruta que me ha puesto a prueba en algún tramo (la subida del Petacón y las sendas). Como siempre, un placer salir con este grupo y disfrutar así de esos bonitos parajes que tenemos en nuestra tierra. Reconocer también el esfuerzo del gran Ricardo, que ha completado este rutón como un campeón.