04 febrero, 2016

Paso de los contrabandistas (19 Ciclistas)

31 de enero de 2015
Distancia: 58km
Desnivel acumulado: 1246mt
IBPindex: 94
Crónica por Pepón.
Día 31 de enero, celebración del tan esperado cumpleaños de Geronimo Vera.
Por una razón u otra me vuelve a tocar hacer la crónica, espero que este año estén un poco más repartidas las entretenidas redacciones semanales y sea como consecuencia de que la peña asiste a las jornadas dominicales con la continuidad y asiduidad necesaria para convertirnos en un grupo homogéneo y regular. De momento la cosa parece que va viento en popa y normalmente nos estamos juntando un grupo numeroso en casi todas las citas. Eso es bueno.

Esta vez la ruta transcurre por la sierra norte y nos toca quedar en las bodegas Franco Españolas, por ello hemos tenido que aguantar durante los últimos días de la semana el cachondeo en el whatsapp sobre el lugar de quedada en referencia a los despistes de algún miembro del grupo que en su día parece ser que haciendo caso omiso a la citación se presentó en otro lugar al referido.

Nos hemos juntado un buen grupo, en concreto 19 ciclistas. Vitín, Javi Bartolo, Barrancas, Toño, David, Santi, Edu Ayuntamiento, Miguel cuñado, Diego, Mocito Feliz, Edu Jabalí, Israel, Carlos, Tomas el colega de Eduardo Máquina, Santi Alonso, Fernando Alcala, Luis, Jero, el cual más tarde se convertiría en un magnifico anfitrión a la hora de celebrar su cumpleaños y un servidor…espero no me halla olvidado de nadie

Ya la noche casi se despide a la misma hora a la cual está marcada la quedada. Al poco de iniciar la marcha la claridad de la mañana nos deja circular sin tener que pasar el temor de que no seamos vistos por algún conductor despistado. Hay gente que comienza muy contenta pues vamos en busca del Monte del Corvo y es pasar por él y los chistes y chascarrillos se disparan por doquier. En cuanto iniciamos un poco de descenso ya nos damos cuenta que la lluvia de la semana ha dejado su huella en forma de barro y que este nos va a acompañar en algún tramo del recorrido en mayor o menor medida. Al final resultó que no fue tan molesto como se suponía y la humedad nos puso pegas, digamos que solo en las zonas de descenso más radicales.

Subimos hasta Viñaspre a un ritmito tranquilo para en su singular fuente llenar los bidones, luego hay un buen trecho sin lugar aparente para reponer la bebida. El camino continuó ascendente para pasar por Cripán. Esta vez la ruta dio un rodeíto muy bonito por la zona de bosque bajo de la sierra y tuvimos suerte que pudimos hacerlo ya que había batida de jabalí. Sobre los cazadores esta vez, hemos de reconocer que se portaron muy bien con nosotros ya que a pesar de tener marcada la cacería con las señales pertinentes que impiden el paso nos dejaron seguir muy amablemente después de explicarles hacia donde nos dirigíamos.

Hecho el rodeo por esa hermosa zona salimos a dar con el camino que sube desde Cripán al sendero de San Tirso. Nos hicimos la foto de grupo y enfilamos tranquilos esta subida. Este camino se encuentra en un estado más bien regular y subirlo requiere de un poco de forma física amén de otro poquito de habilidad técnica de subida. En el cruce que se dirige a Meano, la intendencia encargada del almuerzo tomo rumbo de regreso a Logroño para tenernos todo bien preparadito para nada más que llegara la muchedumbre hambrienta diera cuenta de su trabajo transformado en abundantes y apetitosas viandas.
El grueso del grupo aún debíamos de subir algo más para después de un reagrupamiento tomar el sendero que nos ubicaría en el singular y rocoso Paso de los Contrabandistas. Vimos el belén colocado por alguna cuadrilla montañera en este sinuoso paso y una vez hechas las apropiadas referencias sobre la bajada comenzamos el descenso. ¡Como se encontraba la senda! Aunque no es muy técnica sí que es bastante pedregosa, la humedad la había tornado muy peligrosa y el descenso lo tuvimos que hacer con mucha precaución con el fin de evitar lo que hubiera sido una dolorosa caída. Llegados al camino reagrupamos y pusimos rumbo a la carretera que sube de Bernedo.

Hicimos la subida por un bien conocido sendero hasta la zona alta del León Dormido para bordearlo y salir a los primeros aerogeneradores. En todas estas zonas de sendero se nota la devastadora mano de los “grandes deportistas que practican el respetuoso deporte” del motociclismo por zonas prohibidas a las cuales la naturaleza les ha otorgado una belleza y una pureza dignas de conservar y ellos se encargan de estropear. Devastador e incluso deprimente…lástima.

Bueno ya habíamos terminado la parte más dura que nos deparaba la ruta. Quedaba empezar el descenso por la Senda del Cañero para llegar a Labraza. También en este tramo tuvimos el temor de que una batida por la zona nos impidiera el paso. No fue así y pudimos llegar al pueblo sin ningún problema.

La salida de Labraza se hace por un tramo que sobre todo si no te molesta el aire es de los más rápidos en bici de montaña. Hubo alguno de la peña que en su cuentakilómetros marcaba más de 76 km/h. El día que nos demos un “cinglazo” no va a haber dinero para betadine. Bajamos como cohetes y sin darnos cuenta en un santiamén ya nos encontrábamos en Viana, de aquí a Logroño ya conocéis todos muy bien el recorrido y bien es sabido que la dificultad del último tramo de subida del Camino de Santiago se nos atraganta a todos debido a la escasez de fuerzas que tenemos ya a estas alturas de la ruta.
En la puerta del “Valle de Josefa” también conocido como el “Patíbulo de los Callados” nos reagrupamos, y los que íbamos a ir a almorzar buscando el camino más corto y más rápido enfilamos rumbo al acuartelamiento como verdaderas fieras de circo. No teníamos “gazuza” ni nada. Los que no, marcharon pusilánimes hacia sus deberes de la matinal dominguera.
Allí se encontraba el grupo de cocineros y ayudantes con todo ya casi preparado. Aún nos dio tiempo de dar una lavadita a la bici antes de sentarnos a la mesa.

El almuerzo fue copioso y estuvo sensacional. Hubo gran variedad de picoteo y es normal pues a estos militares se les da bien, son de la poca gente que todavía saben conservar la antigua tradición de un noble “vino español” como nadie en esta España “desarraigada y descosida”. El arroz con conejo como plato fuerte, almendrados y café y licores nos dejaron a todos bien servidos, osea casi como una boda.

Muchas gracias, Jero.

Anecdotario:
Al bueno de Carlos hubo “amigos” que inconscientemente le aconsejaban que siguiera con la ruta, uno de ellos es el que menos prisa tiene siempre para volver a casa y el otro, uno que daba gusto verlo subir a partir de ahí por esas cuestitas. Menos mal que no os hizo caso.
El biker de la bicicleta dopada mecánicamente tuvo que empujar su montura durante un buen rato ya que la noche anterior se pensaba que el único que necesitaba hidratos de carbono era él. ¡Amigo que tu bicicleta también necesita cenar!!!
Otro ostión, gracias a Dios, sin consecuencias de nuestro letrado. Como dice el otro    -Da más vueltas que el negro de Fama.
Algún carrilano pasado al mundo de la carretera también se apuntó al almuerzo. Nos abandona para lo que quiere. Que desfachatez.
Habíamos visto en la cuadrilla reñir por un trozo pan pero esta vez la cosa llegó más lejos. Se vio a miembros del grupo –varios- discutir por una lata de foigras. Como es posible si no falto de nada e incluso había uno excelente de sobrasada al que no se le hacía apenas caso.
Jero ¿has visto alguna vez a Tomás el pastelero poner multas de tráfico? Pues por favor no te dediques tú a hacer repostería. Zapatero a tus zapatos.
Y por último, nos enteramos que el bueno de Santi y el bueno de Mocito también suelen cumplir años. Algo querrán decir.
Bueno eso es todo lo que tenía que contar, quizás algo se quede en el tintero, lo dejaremos para la próxima. Y ya me despido acordándome de lo que decía el gran Manolo Preciado:
Hasta mañana……canallas.    

9 comentarios:

vitinbtt dijo...

Muy buena crónica Pepe. La bajada estaba peligrosilla, de hecho mas de uno toco suelo, pero como Toño ninguno, menuda clase tiene, como para dejarse ganar. Te has olvidado al "Orangutan del Ebro", menudos golpes en la parte baja del pecho se pegaba en el almuerzo.
Jero, eres uno de los grandes, menuda comilona, gracias también a Santi y Jony por su ayuda y como dice Pepón, estos dos últimos parece que no cumplen años nunca ¡¡y no solo por lo que andan!!

Anónimo dijo...

Buena crónica Pepón, respecto a lo que dices de que las crónicas tienen que estar más repartidas, te diré que la última que hicistes data del 23 de Agosto del año pasado, casi cinco meses sin hacerla, lo dicho buena crónica.

TOÑO Pleitos dijo...

Buena crónica Pepón. Gracias por el almuerzo golpista al Gran Jerónimo (no faltó de na!!!)y a los cocineros y pinches; Santi y Jony. También a la Mari que estuvo supervisando el buen orden y acabado de los platos.

Preciosa y exigente ruta, lástima que no saliera el sol que los metereólogos habian predicho.

Se te ha olvidado comentar en el anecdotario que pudimos presenciar la versión de Dieguito "On Fire". Vamos con 40º de fiebre. Como le brillaba (o lucía) la frente!!!

El pakistaní estrenó burra en salidas domingueras, pero ni con el síndrome de bici nueva parece que termine de carburar. No sé si conseguiremos hacer carrera de él.

Anónimo dijo...

Buena crónica,Gran Jefe,¡¡¡¡ como demuestras tu conocimiento de las rutas y dominio de la prosa!!!!
La ruta como todas, exigente y bonita.

Del almuerzo tan suculento ya esta todo dicho así que mejor me callo.¡¡¡ ESPECTACULAR!!.

Salud,
Barrancas.

TOÑO Pleitos dijo...

Eso Barrancas, tú ha sobarle bien la chepa al "Gran Jefe" y al pobre Jero ni una mención.
Como te ciega el amor!!!! Solo falta el otro palmerito... A ver cuanto tarda en aparecer

TOÑO Pleitos dijo...

a sobarle. Sorry

Jeromari Vera dijo...

La ruta y su preparación estuvieron en la línea a la que nos tienen acostumbrados los grandes sabios del grupo. Crónica buena y sin pelos en la lengua. Por mi parte ofreci lo que pude y sin dejar que mis amigos marcharan sin la calidez que merecen. A los ausentes decirles que los tuvimos presentes y a Igor agradecerle sus buenas carnes y su VINO con el que brindamos. Al cocinero y al pinche les agradezco el gran esfuerzo y su saber. Sin ellos me hubiera resultado imposible. Todo se hizo con mucho CARIÑO. A mi mujer gracias (ella lee vuestras crónicas y los comentarios).

Fernando Alcalá Sacristán dijo...

Bien Pepe, buena crónica. Se nota que tú también estudiaste de pago en los Maristas. La mañana resultó redonda, por la ruta tan bonita y por el almuerzo preparado con tanto cariño. Gracias a

Pepe y Victor por la preparación de esta ruta y a Jero por la invitación.
Gracias Victor por acordarte de mi con ese cariño
so "arangutan del Ebro" Voy a ir pensando en algún mote tambien cariñoso para ti, aunque Toño me lo ha puesto difícil.

Fernando Alcalá Sacristán dijo...

Se me olvidaba: me pongo a los pies de todas las señoras que lean estos comentarios.