alltricks

27 enero, 2016

Mastines-La Plana-Bosquecillo (16 Ciclistas)



24 de enero de 2016
Distancia: 49km
Desnivel acumulado: 1138mt
IBPindex: 77

Crónica por Álvaro
Después de haber disfrutado, sin exagerar, de algunas de las mejores rutas en mtb de mi vida, con esta pedazo de cuadrilla, ya me tocaba currar algo a mí, y por riguroso orden, el señor David me encomendó la tarea de relatar esta crónica para el Domingo, día del Señor.
Estando todos reunidos en la Gasolinera de las Gaunas a las 8 am, ya se empezaba a mascar la rutita que estaba preparada: que si vamos a ir Castañares, que si bajamos por camino de los  mastines , que si el otro día un paisano allí salió a dar la bienvenida a unos bikers que pasaban… Calentando el ambiente.
Salimos dirección Sorzano, con una niebla que aún no dejaba ver bien el paisaje, ni las montañas, que nos esperaban impacientes para darnos nuestra dosis de fin de semana. Ya se empezaban a oír las primeras quejas,
-          Richi : que si he venido yo solo , que si falta Marcelo, que ya veras …
Pasamos las bodegas de Lardero para afrontar el primer calentón de la mañana, la cuesta de las Vacas, se estira el grupo, siempre tirado por el cuerpo y fuerzas de seguridad del estado: Jero. Como le gusta echar la caña al tío, a ver si pica alguien, parece que viniese de casa de hacer rodillo. Hoy le faltaba Dalmau “escapadas” para picar el anzuelo.
Un pequeño parón de ritmo para ver que estamos todos y gas de nuevo. David empieza a quejarse de la rodilla, y comenta que igual se da la vuelta. Alega que ha estado corriendo, pero sinceramente después de los hábitos que nos contó que tenía, creo que es de tanto hurgarse.
Un traguito de agua fresca en la fuente se Sorzano, que debe ser como la fuente de Lourdes, porque todo el mundo va con el botellín lleno, lo vacía y coge de ahí. Yo como novato que soy, como decía mi abuelo “donde fueres haz lo que vieres” así fue. Empieza lo bueno, subidita de piedras hasta el campo de futbol, y a mitad de cuesta la niebla nos deja atrás pudiendo ver todo el valle inundado en ese globo blanco. Creo que he podido ver esto en directo un par de veces con el grupo y la verdad es que no me llego a acostumbrar. Nos quedamos como los niños pequeños disfrutando del impresionante paisaje. Como no, esto había que inmortalizarlo,  fotito de grupo y a seguir gozando.
Aquí Fernando nos abandona para atender su deber, nos despedimos y bajamos dirección Castañares. Buenas piedras, buenas vacas, buenas mierdas (con perdón, pero es que es verdad) y un camino guapísimo, cruzamos un par de regatos de agua y encañonados pasamos cerca de la cueva del moro.
 Nos íbamos acercando al punto crítico de la mañana y se requirió la presencia de Jero a la cabeza de grupo para abrir camino en el punto nombrado el comienzo de la crónica. Y allí estaban, los famosos mastines y unos potrillos esperándonos. Yo sinceramente tenía más respeto a la oca que andaba por ahí suelta que a los perritos, pero finalmente pasamos sin ningún percance por el camino del paisano, no sin antes pagar el correspondiente “peaje” en una hucha que había en la puerta.  Es broma, la hucha estaba para arreglar las ruinas del Castillo, y aquí se demuestra de que palo van los OR. Aquel que disponía en ese momento de suelto, aportó su granito de arena. Todo bajo la atenta mirada de Pepe:
- “ ¡venga coño! ¿Habéis echado algo? “
Yo no llevaba nada (lo prometo), pero Miguel me hecha un cable y pone algo por mí.
Cogemos un pequeño tramo de la carretera y a los pocos metros empezamos el plato fuerte, la subida de La Plana, desconocida para mí, y tengo que reconocer que me ha encantado, bosque de pinos, hayas, y robles, un camino bastante limpio y apenas barro para haber llovido estos días anteriores. Mientras subíamos, oigo a Dieguito hablar con Ana que al final de la subida hay un par de rampas en las que hay que dejar espacio porque son un poco empinadas, pero ciclables. Cuando oyes decir esto a una persona a la que he visto subir la senda de Igor (un rampón con gurrios y ramas terrible) con relativa facilidad. Cuanto menos, que yo ya me iba haciendo a la idea de hacer la patineta. Finalmente, así fue. Estas rampas enlazadas daban paso a un pequeño nudo en la montaña que de nuevo pudimos aprovechar para tomar un respiro y ver el valle del Iregua desde un punto privilegiado.
Siguiendo ahora si una pequeña senda, descendemos buscando el camino que girando a la izquierda nos lleva dirección Moncalvillo. Pepe tirando como un león delante, vaticina una buena cuesta para llegar a una especie de cortafuegos. Buena inclinación y mucha piedra, recomendable para gente con técnica, y más después de lo que llevábamos ya andado. Había un pequeño caminito a seguir y si te salías, era fácil desmontar.
La ruta va llegando  a su fin pero queda  una  pradera que nos lleva a la senda del bosquecillo, un clásico. Preciosa senda entre pinos, con pasos estrechos y cruce de un pequeño arroyo incluido, donde Jero rompe un radio y mientras esperamos hicimos compañía a unos bikers de Rioja Motor. Uno de ellos había sufrido una bajada de tensión. Una  vez repuestos y agrupados, empezamos el descenso por el camino nuevo donde nos cruzamos con Eduardo “máquina”. ¡Qué frio! vuelta a la realidad, niebla y humedad. Parecen dos mundos distintos. Llegamos al campo de golf de Sojuela y desde allí cogimos dirección Logroño para terminar la ruta.
En resumen, una gran jornada de compadreo, pedales y vistas cojonudas.
Un placer, y buen provecho a los de los huevos con jamón.


6 comentarios:

vitinbtt dijo...

Alvaro te has estrenado con muy buena nota, se nota que tienes estudios y ganas de hacerlo bien, a ver si alguno toma nota.
Una lástima que no pudiese acudir, la falta de compromiso es lo que tiene, siempre te pierdes buenas rutas.
Me han contado que el "Portento" hizo la patineta, es una novedad ¡¡Con todo lo que anda el tio!!.

Anónimo dijo...

Jodo que si se notan los estudios. Muy bien Alvaro.
Gran cronica.
Preciosa ruta (como siempre).
Salud,
Barrancas.

TOÑO Pleitos dijo...

Muy buena crónica, Álvaro. Parece que las llevaras haciendo mucho tiempo. Si quieres puedes presentarte voluntario para hacer más. Tus amigos y compañeros te lo agradeceremos.
La ruta espectacular engrandecida por el precioso día que tuvimos en las alturas. En las bajuras daban ganas de llorar.
Además tuvimos una nota femenina con la presencia de Anita que es de agradecer y que espero se repita con más frecuencia, ya que con este grupo tan especialito tiene que estar como en casa.
Por último nos dió tiempo hasta de almozar, gracias a que no estuvo presente "la rémora" pudimos llevar un ritmo decente. Se dice que tenia alguna actividad relacionada con fitosanitarios. Digo yo, que los de Sanidad lo llevarían a fumigar.

Pepón dijo...

Genial esta crónica Alvarito. Veo que tuviste buena retentiva y memoria para recordar los lugares por donde transcurrió la ruta. Cuando se pone interés y ganas normalmente las cosas salen bien. Enhorabuena.
Por lo demás sorprende que gustara tanto la ruta cuando al fin y al cabo es un recorrido que tenemos más que repetido por una dirección u otra. Recordar a los neófitos que tenemos el tercer mejor archivo de rutas de España reconocido por la Respetuosa y Real Academia Española de Rutas en BTT.
Ah!!! se me olvidaba, a Vitín al final no hizo falta fumigarlo, ya lo había fumigado su esposa.

Jeromari Vera dijo...

Muy bien Álvaro, te has currado una buena redacción.
Aquí el que no corre vuela

Fernando Alcalá Sacristán dijo...

Buena nota para este nuevo alumno, que viene dando fuerte. Tenemos que hacer una seleccion más rigurosa de los nuevos y no dejar que se nos cuelen más "portentos", que ya tenemos bastantes en todos los sentidos.