alltricks

23 diciembre, 2015

El Pavo y Comida de Navidad (29 amigos)

LA CRÓNICA DEL DIFUNTO
MINIPAVO 2015        
20 de diciembre de 2015
Distancia: 50km
Desnivel acumulado: 1046mt
IBPindex: 66


Toño, Javi, Jesús, Fer, Edu “Ayto”, Eduardo “Jaba”, David, Dieguito, Miguel Angel, Javi, Luis, Israel, DIEGO, Dalmau,, Pepon, ¿Mario?, Carlos, y Santi
- Javi, la crónica la haces tú.
- Voy jodido; contento con acabar, no creo que os vea ni de lejos, ¿qué escribo?
- Da igual, escribes tus sensaciones; ¡qué vas a contar de una popular que no sepamos! -dice David con talante muy serio.
20 de Diciembre de 2015, 9:30 horas de una fría y nublada mañana de invierno en la plaza del Ayuntamiento de Logroño, Ruta del Pavo, unos 300 btteros partimos hacia Clavijo por el parque del Ebro.  Siento emoción, hacía años que no participaba en una prueba organizada, hacía años que no subía a Clavijo, hacía años que no estaba en una forma física tan deplorable; y hacía años que no me emocionaba al sentir el clack-clack de las calas seguido del característico ruido de cadenas, piñones y desviadores funcionando.
Ya desde la salida me descuelgo intencionadamente, sé que me espera una mañana dura, no debo malgastar fuerzas intentando seguir ruedas que no son las mías. Hoy mi enemigo soy yo y mis circunstancias.
Como antaño, vuelvo a sentir el viento frío en la cara que poco a poco la va dejando insensible, acartonada, olvidé mi braga, la que suelo ponerme para las grandes ocasiones, esa que nos dieron hace años en la misma ruta.  Me lo estoy tomando con calma, tal vez demasiada calma, no importa, voy acompañado de mis pensamientos, de mis recuerdos, de mis proyectos; lo que tantas y tantas páginas ha llenado la llamada "soledad del ciclista". Santi es el último en alejarse de mí, hemos ido charlando de lo humano y lo divino, de la familia, del tiempo necesario para entrenar y de esas cosas de las que siempre hablan los hombres heteros.  Pienso que ya voy el último de los Ordanzas, pero no, todavía me adelantan Israel, Carlos y Fernando.
- Adiós, que os vaya bien. - les saludo girando la mano acompasadamente al más puro estilo monárquico.
La serpiente multicolor llega a la desembocadura del Iregua por el parque del Ebro e iniciamos el asalto a Alberite por la senda de la margen izquierda dejando  La Estrella y el San Pedro.  No conocía la nueva senda habilitada bajo el puente, siento satisfacción al saber que no es necesario cruzar la carretera para atravesar PuenteMadre.  Sí señor, muy bonito ha quedado.
De los Ordanzas ni rastro, me río por dentro pensando que alguno estará ya por las faldas de Clavijo y yo sin cruzar el puente de Alberite, pero curiosamente no me importa, estoy disfrutando de cada pedalada, de la niebla, del olor a húmedo, del ruido del agua cuando nos aproximamos al cauce del río.  Todos los ciclistas han ido adelantándome sin piedad hasta quedarme con un grupo acorde a mis condiciones, puedo distinguir a dos señoras con sus hijos, cuatro señores con más barriga que yo, y tres jóvenes de unos 15 años que no paran de hablar compulsivamente de chicas y chicas y más chicas, que no visten sábanas blancas sino traje ciclista limpito y planchado supongo que por sus santas madres.
Saliendo de Alberite primera subida, corta pero exigente.
-Javi, queda mucho, no revientes el pulsómetro, pie a tierra y tranqui que no te ve nadie. – me digo a mí mismo en bajito.
Justo echar pie a tierra para recuperar el aliento veo al fotógrafo de turno que me va a inmortalizar, siento un poco de apuro por ir caminando con el uniforme de O.R., al estilo de la censura tapo mis ojos para no ser reconocido pero el intento es en vano, las redes sociales, el whatsapp y la cuadrilla están para lo que están.
Al hacer cumbre veo a dos hombres-señores que han desmontado y están peleando acaloradamente, una bronca del 15, paro un poco por si fuera posible templar gaitas y calmar los ánimos pero veo que sería inútil, tienen ganas, pues nada que disfruten.  El tío Mena siempre dice: “El que pelea mucho folla poco”, así que pasando de todo pasándolo bien sigo felizmente entre la niebla.  Al momentito llego tras los del Pinchazo, saludo a Tomás y a los demás, nos reímos y sigo con ellos hasta Clavijo, en esos momentos la niebla es mucho más densa y la sensación de desorientación es mayor.  No sé si la ruta era la marcada o no, el caso que llego bajo el castillo a la última subida y comienzan a adelantarme Ordanzas; adiós Jesús Educador, adiós Miguel Angel, chao Fer Alcalá, ánimo Dieguito, aprieta Diego, etc, etc.  Descabalgo otra vez, ¡y otro fotógrafo para inmortalizar el momento! Risas aseguradas para una temporada.
Ya en el frontón de Clavijo está el resto de la cuadrilla, nos hacemos unas fotos, tomo Aquarios con un par de pastelitos de chocolate y reanudamos la marcha.  Me quedo un poco frío bajando a la Unión, unos OR por delante, otros por detrás, y cosas del destino veo un cartel que indica “ruta corta” o algo así, miro la hora, pregunto a mis piernas y me dicen:
-         No te hagas el chulito, por hoy vale, hay más días que ollas,  tira pa’casa.
En un pis-pas estoy en la plaza de Alberite comiendo el preñado y recogiendo la camiseta conmemorativa, de los O.R. ya están Dalmau, Mario y Santi, tres maquinetas del pedal.  Estoy un ratito saludando y charlando a cuantas personas, y fueron muchas, conocía de mi anterior vida cicloturista.  Como el tiempo apremia y el domingo tenía la agenda a reventar y de hecho reventó, no espero al resto de la cuadrilla, tomo dirección Logroño conmigo mismo y mis pensamientos.  Me da pena no poder asistir a la comida oficial del Pavo que Ordanzas organiza cada año, pero bueno, si continúo así tendré muchas oportunidades este año de compartir almuerzos, comidas y chupitos, tiempo al tiempo.
Siento que voy pedaleando por el camino de los buenos hábitos, que he abandonado las intrincadas sendas de los malos vicios, que lo importante no es llegar a ningún sitio, sino pedalear por buenos caminos con buenos amigos.  Que si el ciclismo fuese sólo pedalear sería suficiente con tener una bici estática en casa junto a la tele, pero no, lo importante del ciclismo es el calor humano, es el grupo, la cuadrilla, son los Andanzas en Btt.
Y con esas cavilaciones voy atravesando las choperas ya cercanas a Logroño, tengo ganas de orinar y no quiero renunciar al placer de hacerlo entre el húmedo follaje junto al río.  Apoyo mi vieja bicicleta en un árbol, tomo mi aparato de mear entre las manos y al notar que me estoy salpicando los pies mirándola con pena no puedo por menos que decir con cierta dosis de rabia:


-         ¡Con lo que hemos sido!
  
  FOTOS AQUÍ:


4 comentarios:

vitinbtt dijo...

Buena crónica en tu regreso Javi, a ver si es verdad y sigues acudiendo a las citas.
Parece ser que "Perry" siguió en el pavo con el "sindrome de la bici nueva", pero el viernes ya se le pasó y nos deleito con unos de sus espectáculos habituales.
La comida en el "chiringuito de Igor" estuvo genial, como nos da de comer y con que cariño,eres un crack.

Luis Martínez dijo...

Javi me ha encantado tu crónica. Ahora sé por qué eres el capitán. lástima que no vinieses a la comida para poder disfrutar de tu compañia y de tus certeros comentarios.

Respecto al Aigor's cómo va tu dedo?

Pepón dijo...

Javi da gusto leer tu crónica, si en la bici tuvieras la misma soltura que en el ordenador serías un fenómeno, lastima que lleves ya tantos años engañándote con lo de tus preparaciones y entrenamientos, una pena de mountanbiker.
El día fue pletorico, bonita ruta y bien organizada, buenísima comida y copiosa donde nuestro amigo Igor y lo que fue la culminación de la jornada, el BARÇA campeón del mundo. Gloria bendita.

Javier Lasanta Viana dijo...

Si intento volver no es por la bici, es por compartir unos ratos con vosotros.