alltricks

01 junio, 2015

El Soplao 2015 (6 Ciclistas)


24 de mayo de 2015
Distancia: 161km
Desnivel acumulado: 4751mt
IBPindex:328
CRONICA DEL SOPLAO 2015 POR JERO 

(DAVID, LUIS, FERNANDO “MILKA”, EDU “EL JABA” E ISRAEL)

¡Hola chicos! Fueron días previos con algo de nervios, el respeto a posibles lluvias nos dejó sin inscripciones, el problema se solucionó gracias a los correos de David y los contactos de Rafa. Éramos 6 amigos con ganas de disfrutar esta prueba tan bonita y dura.
Con el objetivo de no molestar con nuestros enredos del Soplao, decidimos crear un exclusivo grupo de whatssap, en el que concretamos nuestras quedadas, logística, horarios, vehículos y si el embutido que cogíamos era jamón o salchichón.
El director y administrador fue David, como buen veterano, hiló al detalle todo, por cierto, llegó tarde y Luís desesperó. Yo mal quedé con Isra, y al final con un café en el Dover emprendimos el camino en dos coches, Fernando acudiría con su familia.
El tiempo iba aclarando a medida que llegábamos a Cabezón de la Sal, los coches que circulaban con sus bicis en las vacas, nos hacían seguirles. Ya en nuestro destino, la prioridad era vaciar los coches y aparcar. Subimos al apartamento las bicis y seguidamente a por las inscripciones. Momentos de sonrisas nerviosas por toda la verbena ciclista que se prepara alrededor de la salida. Encontramos a Rafa y Santi, con los que pasamos un buen rato. Rafa fue pronto a casa y Santi y un chico de Villamediana nos acompañaron en la cena. Aquí llegó el gran momento, Edu e Isra se amotinaron obligando a David a hacer un nuevo sorteo de las camas.
Suena el despertador y comenzamos ese ritual de desayunar y preparar dorsales en bici, barritas energéticas, geles y chubasqueros (aunque la mañana estaba despejada).
Pese a llegar, una hora antes a la línea de salida, nos quedamos a 300mts de ella, o lo que es lo mismo a 10 minutos. David consiguió salir antes gracias a una pegatina verde en su dorsal, que reconocía su esfuerzo en la edición anterior.
Con cohetes y música se arrancó la marea de bicicletas, se rompieron filas y cada uno se fue a hacer su carrera, yo os puedo hablar de Luis al que vi durante toda la prueba.
El sol y los embotellamientos nos acompañaron hasta las cuevas del Soplao, donde nos esperaba Santi (¡Qué ilusión!) Bebida y comida para evitar el primer avituallamiento.
Buenas y largas bajadas solo comparable a las largas y duras pendientes de subida.
Nos encontramos con Sandalios, Eugenio, Olivan y otros riojanos que nos reconocían por nuestras ropas y así fuimos de monte a monte, lo cierto que bien comidos y bebidos, y Santi que nos  dio un último acompañamiento en el tramo de carretera.
El camino me llevó a encontrarme con un David que bajaba tristón uno de los montes, había decidido regresar al apartamento debido a unos dolores de riñones y espalda que no le dejaban continuar. La misma suerte le corrió a Edu, que sufrió un pinzamiento lumbar que le doblego, de hecho le tuvieron que inyectar un medicamento para aliviar la contractura.
Seguimos sin saber de Isra, pero él es duro, y en solitario sabemos que se apaña bien, estas rutas creo que solo le van bien a él.
Llegó el negredo,-joder- no me acordaba, una bienvenida hormigonada, que te hace meterlo todo, otra rampa que te pone en tu sitio, había más rampas empinadas y hormigonadas que subía junto a Luis. Pero puse el modo automático, y no recuerdo otra mas hístoria hasta el alto, donde me esperaba Luís, agua, comida y pís. Abrigados y a buscar la meta, bajadas de tierra, como la de los aerogeneradores, a más de 60 por hora. Y ya en la carretera a más de 30 y chupándole la rueda a Luís hasta casa. Llamamos a David, y éste aparece junto a Edu, ¡¡joder que sorpresa!!, hasta ese momento no sabíamos de su suerte. De Fernando Milka , no sabemos mucho, pero llegó mucho mucho antes que nosotros. A él le esperaban su mujer e hijos.
Sufrimos por Isra, cuando ni el loctome nos daba su posición.
Ya duchados y con Edu y David pendientes de la llegada de Isra, pasamos un buen rato viendo llegar a gente a pie de la ultra maratón (que empezaron a las 23 horas del día anterior),  y más bicis con la noche bien entrada (la mayoría sin luz).
!Y llegó!, bien por Isra, metió la bici con foco y todo en el bar, nos hidratamos bien y subimos a cenar al apartamento unas hamburguesas, cafelito y a la cama.
La mañana del domingo, ya de regreso, me contaba Isra, el cúmulo de despropósitos que le vinieron durante la prueba, un cuentakilómetros que recién estrenado le daba problemas de pila vacía, dos chubasqueros que le dieron calor como en agosto, nervios, falta de líquido y por suerte el foco funcionó e iluminó su regreso.
Tomamos un café en Islares y para casita, que nos esperaban para ir a votar (total para que ganaran esos perros flautas).
Un placer haber compartir tan dura prueba con vosotros.

FOTOS AQUÍ:


6 comentarios:

vitinbtt dijo...

Buena crónica Jero, explicas a la perfección como es la prueba pero tienes que meterles un poquito mas caña a todos esos que han estado dando por "ahí" todo el año con la "mierda" del soplao para llegar allí y hacer ..... lo que todos sabemos.
Tu si que eres grande con muy poquito entrenamiento la acabas como un campeón.

EDUARDO ELIAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
EDUARDO ELIAS dijo...

Luis y Jero tenéis un mérito impresionante, sin haber entrenado prácticamente habéis acabado una prueba durísima y exigente. David, que putada el haber tenido esas molestias y dolores y no haber acabado la prueba. Eres un ejemplo de superación para mi por lo menos. Milka, seguro que en un futuro pulverizas ese "magnífico" tiempo. Israel "la roca" qué tío más duro. Eres un campeón y cabezota!!! A Santi Alonso muchas gracias por su apoyo y avituallamiento. ENHORABUENA a todos los que tomaron la salida y a los que llegaron dos veces enhorabuena!!!! Pronto nos vemos en otra aventura
PD: no me avergüenzo de haberme retirado ,es más pienso que esto sirve para hacerse mas fuerte uno.

TOÑO Pleitos dijo...

Enhorabuena a todos los soplaos. Cuando digo; a todos, digo; "a todos". A los que acaban y a los que no, a los primeros y a los de después.

A Vitín, no le doy la enhorabuena pero sí un consejo; una tila, o dos si son pequeñas. Tu corazón y los que te rodean te lo agradeceran.

Nostalagía y envidia sana me embargan en estos momentos, ya veremos si repeterimos experiencias sopladoras...

OLIVIER dijo...

Es Olivier no Olivan jajaja ya nos veremos en otras compis

Luis Martínez dijo...

Superación es cuando todo tu cuerpo te pide retirarte y no lo haces. ahí tienes a Jero, sufriendo como una perra y teniendo bien clarito que no se retiraba. Lo pasamos muy bien. Lástima ese tubito de potasio...Luis.