14 enero, 2015

Una de sendas por Reyes (2 Amigos)

6 de enero de 2015
Distancia: 28km
Desnivel acumulado: 465mt
IBPindex: 31
Crónica by Vitin.

Como viene siendo habitual en los últimos tiempos realizo una comprobación  por medio del Wassap  para ver quien va a salir el  día 6 , solo me responde Dieguito que ni es padre, ni cree en los Reyes Magos, todos los demás con la disculpita de que tienen hijos (algunos con canas) no se apuntan.

Hablando de las nuevas tecnologías me viene a la cabeza como podríamos vivir sin móvil, facebuk, tuiter, instagram, correo…; bueno de eso último si que teníamos un buzón en la puerta donde nunca había nada ¡¡ni tan siquiera publicidad!!, recuerdo que nuestras quedadas eran de sábado a sábado, jugábamos a las canicas, el escondite, indios y vaqueros, el inque, polis y cacos y un sin fín de juegos callejeros innombrables que ahora nuestros vástagos ni tan siquiera conocen,  además……….¡Que me enrollo , esto es una crónica sobre bicicletas y amigos!

A lo que vamos, en definitiva, que el martes nos juntamos Melchor y Gaspar (sin camellos pero con montura) con una puntualidad absoluta en la gasolinera las gaunas. Como he estado griposo estos últimos días no creo que pueda hacer nada que pase de 30km ni que tenga mucho desnivel así que le propongo a Dieguito hacernos “una de sendas” por El Cortijo y  de paso le regalo un par de ellas que no conoce,  mi compañero, como se adapta a cualquiera tipo de ruta , ya que le da igual salir con los de Enduro, los máquinas, los lisiados etc , no pone ninguna pega, al contrario, esto de hacer sendas parece que es lo suyo.

La primera senda que vamos a hacer es la de las antenas del Cortijo así que llegamos a ella atravesando “la ciudad deportiva del Madrid”, con niebla y un poco de viento, aquí le propongo a “Melchor” que esa cámara que lleva colgada del pecho me la deje  y así le grabo como baja (¡pero seré tonto!, si no lo voy a ver), con la condición de que no corra mucho y así pueda salir en la grabación, también accede. La bajamos sin complicaciones y a un ritmo muy rápido, al menos para mi (¡¡Joder  y eso que el “amigo” iba despacio!!).

Sin pararnos continuamos hacia la senda que baja a los depósitos de agua, aquí ya no puedo seguirlo y cada uno coge su trazada y su velocidad, Dieguito es un artista y baja por donde mas escalones hay, yo , un “mindundi”, por la trazada mas sencilla; cuando estamos abajo me doy cuenta que la cámara de fotos está entorpeciendo a la go pro y no se como se le habrá visto a Dieguito (eso si, en la distancia).

Ahora a la senda del montecillo, sigo con la go pro intentando grabar a mi compañero lo más cerca posible, en uno de los pasos que no tienen nada veo que echa el pie para atravesarlo, me digo “esta es la mía, el con un pie fuera y yo montado”,  os podeís imaginar lo que pasó, que di con mis huesos en el suelo; Diego se había dado cuenta de que esas piedras resbalaban y el que suscribe no.
Una vez en el final de la senda  decidimos hacer una ruta nueva, la senda al revés (Toño para llevarnos a rutas nuevas, nos prepara el cordal al revés, La Hoya al revés, etc etc, es un fenómeno), ahora Diego se pone la cámara para grabarme y la ciclamos al contrario sin percances.
Una  vez en El Cortijo  nos tropezamos con Baltasar, que viene a toda prisa para repartir los regalos que se dejó de dar en Navarrete, por mas que le insistimos no quiso acompañarnos ni aun diciéndole que le regalábamos dos sendas.

Subimos otra vez a las antenas del Cortijo y ahora vamos a hacer la senda del Sobrino, después de intentar sacarnos una foto con la torreta detrás nuestro (se cayó la  cámara 3 veces pero al final lo conseguimos) nos metemos por la senda equivocada, otra vez para arriba y ahora si; vamos bajando esta senda noble con bastante inclinación y un paso un poco complicado por la curva que hace al final, “Melchor” la baja sin problemas y yo al segundo intento después de los consejos de mi compañero.

Ahora a por la última, La Senda del Huevo, de esta sendita se acuerda muy bien nuestro amigo “pizarrín”, lleva el nombre en su honor y no porque nos hiciese huevos fritos ese día.
Para llegar a ella intentamos subir por un trozo de  camino empinado y roto que no lo podemos ciclar entero, pero que nos saca al camino principal que lleva a las viñas donde comienza “El Huevo”,  un senda que no tiene ninguna dificultad y que va serpenteando hasta salir al camino viejo de Fuenmayor,  al lado de Logroño.

A las 10:00 ya estábamos tomándonos un desayuno en el primer bar que nos encontramos, así que en 2 horitas habíamos acabado, una muy buena mañana disfrutando de la compañía y de los caminos y sendas que ciclamos, por un día no fui con la lengua fuera ya que Diego se acomodó a mi ritmo en vez de intentar hacerlo yo al suyo.
FOTOS AQUÍ:



4 comentarios:

vitinbtt dijo...

Excelente vídeo Dieguito, eres un artista.
Para "Baltasar", espero que llegases a tiempo a repartir los regalos...

TOÑO Pleitos dijo...

Víctor, te estás haciendo mayor, haces reflexiones de abuelo cebolleta.
En cuanto a lo de mis rutas (como dijo el gran filósofo Abizanda, en su obra Clavijo 8.0) no hay como bajar por donde has subido para llegar a apreciar, de verdad, la belleza de la ruta.
Diego serás un artista del vídeo y un fenómeno bajando pero no dejas de ser un "patinetas".
Que me queda? Ah, si, Baltasar. Espero que sus compañeros le hayan traído todo lo que pidió en su carta.

Luis Martínez dijo...

Os la estáis jugando...dos no es quorum.

Diego a ver si nos das un cursillo de cómo bajar.

Luis

Pepón dijo...

Buena crónica y una ruta bastante entretenida. La senda "del sobrino" muy bien ciclada según ese buen vídeo de nuestro amigo Diego y eso que la mañana no ayudaba para grabar.
Lastima no haber podido acudir.
Otro asunto, Vitín, sé sincero, tu de pequeño jugabas a otras cosas,¿o no? !!!desmiéntelo si no es cierto!!!