08 diciembre, 2014

Logroño sin barro (6 ciclistas)



30 de noviembre de 2014
Distancia: 53km
Desnivel acumulado: 314mt
IBPindex: 30
IBPindex: 30
Crónica por Israel.


Pepe, Lolo, Dieguito, Luis, Fer e Israel.



Revisando este ya extenso blog de los OR-Andanzas se pueden ver duras y preciosas rutas: Gallinerada, Ruta de Muerte, el Peponazo, el Infierno Cántabro,… durísimas rutas con sendas de pintoresco nombre,… hoy me toca a mí glosar "Logroño Sin Barro", mira tú que suerte.
Después de una semana de lluvias constantes y un sábado especialmente lluvioso los ánimos para salir este domingo a embarrarse no eran los mejores. Durante toda la madrugada se fueron cruzando los whatsaap entre el grupo, que si "en Villamediana diluvia", "yo voy preparando el almuerzo si eso", "a mí ya me veréis en primavera",… por fin a eso de las siete dejo de llover y unos pocos nos decidimos a salir.
Nuestro capitán, Pepón, nos informó que hoy tocaba ruta corta ya que a las 11h teníamos que estar en Villa Carmelo para el almuerzo y como los caminos estaban impracticables se decidió por esta rutilla sin pistas, rampas o sendas pero que es también un clásico del grupo.
Lloviznando pero con buenísima temperatura los seis ciclistas nos dejamos dirigir por Pepón por ese laberinto de caminos asfaltados que rodea Logroño. Izquierda, derecha, izquierda, ¡¡menudo laberinto!!! Enseguida nos plantamos en Lardero y seguimos zigzagueando tras Pepón que intenta no dejar nunca el asfalto mientras el día mejoraba por momentos. Nos fuimos acercando en nuestro deambular entre huertos, frutales y viñas al camino paralelo a río Iregua que tantas veces hemos recorrido, pero al avanzar dirección Logroño nos encontrarnos cada vez con más y más agua. El Iregua estaba desbordado como nunca y pasar bajo el puente fue una pequeña aventura que nos dejo a todos con los pies empapados, menos a Dieguito y sus flamantes botas nuevas. La imagen del Iregua tan crecido llevó a Pepón a animarnos a parar las bicis para sacar fotos y vídeos del evento y esto solo pasa en acontecimientos realmente históricos, grandes inundaciones, un eclipse de sol o que Toño se pague unas pintas.
Tras vadear la inundación seguimos a buen ritmo por el parque del río Iregua cruzamos el puente peatonal sobre él y dimos una vueltita por la huertas de Varea, en este punto ya las vistas de tanta huerta y tanto cardo con gabardina nos tenía un poco aburridos pero la ruta era ideal para ir conversando y soltando chascarrillos. Volvimos a cruzar el Iregua por el mismo sitio y entramos en el parque del Ebro que cruzamos hasta llegar a la altura del cuarto puente y continuar por el camino del Cristo.
Cruzamos Valdegastea, Yagüe y El Arco para llegar al camino de La Grajera  la cual rodeamos, bordeamos el campo de golf con su suave cuestita y nos dirigimos otra vez hacia Logroño donde Luis y Lolo nos dejan ya que no podían acudir al almuerzo. Luis no te digo nada pero el día que invite yo tienes que venir sí o sí. Cruzamos la calle Portillejo y tras subir al parque de los enamorados nos dirigimos en la hora prevista a Villa Carmelo. Allí nos estaba esperando el grueso del grupo preparados para empezar a dar lumbre y asar las chuletillas.
La rutila como veis no tiene nada destacable, salvo por el excepcional desbordamiento del Iregua, pero para un día lluvioso y con poco tiempo es una buena alternativa que dejo grabada en mi GPS.
Eso sí, el almuerzo ya fue otra cosa. Fernando "Milka" nos convido a una chuleada en Villa Carmelo de las que ya no se ven por el mundo, o sea con chuletas de verdad. Y que buenas. ¡¡Que buen rato!! rato largo, ya que desde las once que llegamos duro hasta las tres de la tarde. Excelente comida, cafés, "ceregumil", espiritosos, pactarán, los ya imprescindibles almendrados y una compañía inmejorable. ¿Qué más se puede pedir a un domingo?.
Poco más tengo que añadir, salvo desearle suerte en su aventura africana a nuestro buen amigo Jerónimo que salió en misión al continente negro este mismo día.
Saludos.


2 comentarios:

vitinbtt dijo...

Buena crónica Isra aunque un poco tardía.
Como estaba el Iregua.
Gracias "Milka" por la gran comida a la que nos invitaste, eso de las chuletas solo se ve en los grandes acontecimientos...

Luis Martínez dijo...

Isra, buena mañana pasamos, vive Dios. Lástima que siempre me pierdo los almuerzos. Ya me estoy relamiendo con el del Pavo. A ver si Igor nos hace también un pescadito a la brasa. Aunque eso sería tirar piedras a su tejado. Buen paseo el que te has dado hoy.