alltricks

29 noviembre, 2014

l Maraton BTT Valle de liébana.



I MARATON VALLE DE LIEBANA

23/XI/2014
Distancia45 Km
 Desnivel acumulado: 2200 mtrs
IBPindex: 197
Crónica por Eduardo “jabalí”
6 CICLISTAS; Juan (Santanderino), Fran, David y  Javi (Durangueses), Nacho y yo ( Viva la Rioja )


No se si a medida que cumplo años me estoy volviendo un poco loco o es que quiero hacer cosas que no hice en mi juventud.
Hace un mes y medio vi en Facebook un cartel en el cual se anunciaba una marcha de mtb. Me llamó la atención los pocos km y el gran desnivel que se tenía que salvar. Por otra parte también me rondaba por la cabeza la idea de hacer una ruta por esa zona ya que la proximidad de los picos de Europa me atraía.

En la Marcha nocturna que organizaron los momias hablamos de el tema  Nacho y yo. Quedamos en que era una pasada y que igual se nos hacía algo grande, pero que no lo descartábamos. Una semana mas tarde mi amigo Nacho me comento que un buen amigo suyo ( Cantabrón ) también le había comentado algo de la prueba y ya empezó a funcionar toda la maquinaria para poder acudir a “este reto”.

Permiso concedido en casa ya sólo quedaba inscribirse, y como en la pág.  Web advertían que la inscripción estaba limitada a 200 participantes…….  con dos semanas de antelación ya estábamos inscritos. La cosa ya no tenía marcha atrás y encima Juan  tenía posibilidad de alojamiento muy muy barato (Gratis ) .Mi agradecimiento a Juan y a la dueña de la casa de Congarna por brindarnos  la posibilidad de alojarnos en su preciosa casa.

Ya sólo nos quedaba esperar a él sábado 22 para iniciar esta aventura en la que estábamos metidos hasta las cejas. Durante las jornadas anteriores era raro el día que no mirábamos las predicciones para el domingo 23, y la verdad que no eran nada nada buenas. Faltando ya 2 días empezaron a cambiar y ya no era tanta el agua que nos iba a caer, incluso íbamos a tener algo de  solete. Hacia las 8 de la mañana del sábado partíamos hacia Durango Nacho y yo para recoger a Fran. Una vez recogido el Durangues nos dirigimos hacia tierras cántabras para reunirnos con el resto de los componentes de la expedición.

Una vez ya en Potes nos estaba esperando Juan en la carretera para ir a dejar equipajes y marchar a comer y  sobre todo a soplarnos unas birrolas.
Ya por Potes de poteo nos juntamos todo el grupo y degustamos unas rabas y unas cervezas exquisitas antes de sentarnos a comernos unos cocidos de la tierra acompañados de un no tan buen vino “Peña Prieta”. La sobremesa se alargó hasta la hora de la merienda. Seguidamente nos encaminamos en la aventura de encontrar donde huevos se recogían los dorsales, Juan se empeñó en que conociésemos las afueras de él pueblo guiándose por un  dudoso gps.
El desenlace fue que nos teníamos que haber dirigido a la plaza del pueblo, y que comimos enfrente de nuestro objetivo. Jejejeej cosas de él vino.
Después de recoger los dorsales y una sudadera color pistacho nos dirigimos a seguir bebiendo gallegas ( Estrellas Galicia ) hasta que no hubo consenso de grupo no nos marchamos a la cama.
A  todo esto el sábado salió un magnífico día ,


Domingo, 07:00 am, suena el despertador y todos arriba y ha mirar el cielo amenazante. Desayunamos, nos vestimos y echando virutas hacia potes.
Ya en la salida buscamos sin éxito al tres veces campeón del mundo Oscar Freire, ya que era el único momento del día que podíamos haberle pillado.
Disparo al aire y salida, con relativa tranquilidad empezamos neutralizados la ruta.
Ya fuera de el casco urbano empieza lo que denominamos la ” tostada “.

Casi 11 km en los que subimos  1000 mtrs. Mi experiencia en este tipo de rutas tan duras me dijo que había que coger un ritmo que pudiese mantener durante toda la prueba, y no cebarme ni con los que corrían mas que yo, ni quedándome atrás con los que iban algo mas lentos que yo. La verdad que por una parte me fastidió perder de vista tan pronto a mis compañeros de ruta, unos por que iban más fuertes que yo y a alguno  por que los garbanzos de él día anterior le estaban pasando factura. Sin apenas falsos llanos y sin ningún llano llego al avituallamiento. Paro un rato y me doy cuenta de que mis compis venían muy retrasados, y como la temperatura no era buena para estar parado prosigo el camino, ahora cuesta abajo. Que preciosidad de bajada, con un buen firme de tierra húmeda y con los frenos al rojo vivo, llego a unos pocos kilómetros de  asfalto, para empezar un auténtico sube baja que duraría unos 10 o 12 km. Una vez llegado a Vada empieza de nuevo el festival de rampas, y rampones durísimos que me hacen bajar de la bici más veces de lo que me hubiera gustado, pero tengo que reconocer que las piernas y los pulmones no estaban en mi cuerpo ya.

Con la mirada iba buscando continuamente la cruz de la  Viorna. Pero no la veía por ningún  lado, al pasar por Campollo pregunté a un anciano por la cruz y me dijo que aún me quedaba por llegar unas buenas rampas. La moral también empezó a
abandonarme en una cuesta de hormigón que diría que tenía un veinti y pico de desnivel y que tenías encima que ir sorteando boletus de vaca que hacían derrapar
la rueda trasera. En un momento dado ví la cruz a lo lejos, pero al verla parece que me vino de nuevo la moral y algo de fuerza para poder afrontar las últimas rampas importantes del día. Por finnnnnn tenía la cruz delante de mí.



Ya “solo “ quedaba bajar a Potes creía yo, pero no me podía creer lo que estaba viendo. Después de llevar 38 km durísimos meternos esa bajada creo que es de juzgado de guardia, había zonas que había que bajar haciendo rappel !!!!
A esto hay que añadir que en toda la bajada no tenías a ningún miembro de la organización ni de servicios médicos. Pasando Maredes el desnivel se volvió mas normal y asequible, pero también mas embarrado y rebaladizo. Para entonces la bajada ya empezaba a hacerse pesada y los brazos parecía que se me caían !!!

Después de un zona en ligero descenso super rápida llegaba al final de la ruta haciendo un tiempo de 5 h 46 min, parecido al tiempo de él primer corredor que llegó a Potes 2h 46 min. Parece que tenía prisa !!!

Después de un rato aparecieron mis compañeros, que se habían tenido que bajar por carretera, ya que Nacho tuvo una caída bastante fuerte y iba muy molesto por las contusiones y heridas. Enhorabuena para todos y en especial a Nacho por haber acabado tan dura prueba y en esas condiciones. Y a Fran y Juan por no haberlo abandonado, jejeje. Volveremos en 2015 ? 





5 comentarios:

vitinbtt dijo...

Bien por la crónica Edudardo, ya que no fuimos, al menos la hemos vivido. Una ruta de las duras de verdad, por cierto, no he visto ni una sola foto con birras o comida, eso creo que es una leyenda urbana.

EDUARDO ELIAS dijo...

Vitinnnn somos deportistas joderr,!!! No podemos publicar fotos de los homenajes de jugo de cebada que nos pegamos !!! Haberlas hay, pero ...... Eso se queda para los sufridores. El año que viene espero que se anime más gente a hacerla ,

Anónimo dijo...

Buena crónica Eduardo...
Ni que decir tiene que volveremos... Ahora toca recuperarse!
Cambio garbanzos y caída,...por un par de Estrellas,...(de Galicia)

Anónimo dijo...

Muy bien Edu, te has portado como un jabalí...ahora a por el Soplao.
El Pe

israel ogrobis dijo...

Buena crónica buena paliza.
Espero ir contigo el próximo año si repites. ¡¡¡campeón!!!