18 diciembre, 2014

El Belén (11 Ciclistas y figuritas del belén)


14/12/2014  RELATO CORAL DE CÓMO SE MONTÓ EL BELÉN

Distancia: 37km
Desnivel acumulado: 570mt
IBPindex: 29
Crónica por Fer.

Melchor- ¡No me lo puedo creer, estos descerebrados lo van a volver a hacer!
Baltasar - Calla Melchor y déjanos dormir, que no son horas !
Nos reunimos en Franco Españolas para intentar, un año más, montar el Belén en alguna cueva no demasiado lejana,  y con la excusa, comernos unos mazapanes todos juntos e ir a almorzar. Los Galos de Astérix, para atacar a los romanos necesitaban tomarse antes la poción mágica, los de Or /Andanzas nos la tomamos después.
La mañana no está para muchas celebraciones, pero con buen ánimo cogemos el camino de Santiago y subimos al Monte Cantabria. Logroño se despereza y aparece ante nuestros ojos como un inmenso Belén iluminado al que no le falta ningún detalle: el río hecho de  papel de plata, con sus puentes, sus lagos con patos, sus montañitas, casonas de ricos, casitas de pobres, el “caganet” lo ponemos nosotros en cualquier momento…, lo que no veo son ovejas, pero siempre se pueden sustituir por borregos…. o  por gamos.
Bajamos por la divertida senda que desciende por su ladera  oeste  y nos dirigimos a Oyón / Oion. Llegamos a los chalecitos, que aquí, como son vascos, más parecen inmensos caseríos. Subimos a la cruz por su empinado y difícil camino y bajamos rápidos y atrevidos como chiquillos traviesos por sus toboganes.
Pastor - ¡Cagüen la leche! Esto se mueve más que la compresa de una coja. Melchor tiene razón, estos insensatos hoy nos la van a preparar….
Melchor - Eso ya os lo he dicho yo a las 8 de la mañana y no sé cómo algunos podéis seguir durmiendo. ¿Ya se os ha olvidado el año que hemos pasado por culpa de estos majaderos? ¡A quién se le ocurre, dejarnos abandonados en una miserable palomera! a merced de cualquier indeseable.
Oveja 1ª - Pues yo les he oído decir algo del pico de un águila. -¿Pero estos qué son, ornitólogos? beeeee…
Oveja 2ª- A mí el que más pena me da es San José. ¡Mira qué cara se le ha quedado! , se parece a Fu Manchú,  beeeee, beeeee
Pastora embarazada – La cara ya se le empezó a transfigurar cuando María le  intentó explicar lo de ella con el Espíritu Santo ese.
San José abriendo un ojo – ¡Pero qué deslenguada eres! ¿Qué cara quieres que tenga? ¡ si me han comprado a peso en un chino ! ¡Qué carajo sabrá un chino la cara que tiene un San José !. Además de ser unos auténticos botarates, son unos roñicas, y luego hablan de ese tal “Dalmau”
Pastora embarazada - Pues servidora no es por malmeter…, pero…ya es mala suerte también que a la única virgen del Belén  se la lleve a casa un solterón de Albelda…. 
Buey – Pobrecita,   Virgen por delante.., mártir por detrás.
Burrita - ¡Siempre habla el que más tiene que callar! 

Israel se encuentra en  terreno conocido y se viene arriba y coge ahora las riendas del grupo. Terminamos por unas desconocidas  traseras de las bodegas El Coto, que desembocan en unos enormes escalones de cemento,  que cada uno afronta con una valentía  inversamente proporcional a su masa cerebral. 
Nos dirigimos hacia el Monte EL Corvo, que al igual que el afamado café Gijón, se está haciendo muy popular por ser lugar de tertulias y encuentros entre “grandes hombres” y afamados “oradores”.

Pastora embarazada – Pues servidora no es por malmeter…, pero… alguno de estos desequilibrados de la bici viene por aquí todos los días..  
Buey – Este tema me recuerda el triste destino de alguno de nuestros compañeros del año pasado. Se los llevó a su casa un niño sadomasoquista y los encerró junto a un tiranosaurio Rex con claras desviaciones sexuales.
Burrita – Siempre habla el que más tiene que callar.
Paje 1º– Por cierto, ¿Quién es ese señor tan serio que está en el  castillo? A mí me está dando miedo.
Paje 2º –  Es Herodes. A mí me parece que tiene cara de buena persona, lo que pasa es que desde que tiene washap le ha cambiado la vida. 
Paje 3º –  Pues a mí, un Herodes con esa camiseta, más apretá que un kilo azúcar, e igualita a la que llevan todos estos mequetrefes ..….no sé, no sé…. no me termina de convencer.
Herodes – ¡De Andanzas chaval! o vamos a tener que repartir collejas como hostias.  

Nos deslizamos ladera abajo del monte y bajamos a la gasolinera, unos por la sendita y otros por la rampa. Aquí sirve también lo dicho anteriormente de la masa cerebral.
Hay un dicho que dice: ¡ Eres más canso que la mano de un novio !  Pues por eso, por canso, hicimos caso a nuestro amigo Luis, y nos decidimos a ir al Pico del Águila a poner el Belén,  pese a que ya estaba cayendo un pequeño chirimiri. Pasamos entre los puestos del mercadillo de las Norias, los gitanos nos vacilan, se ríen, nos ofrecen calcetines y seguro que piensan ¡están locos estos payos!
Cruzamos el Ebro (por el puente), la vía del tren, la circunvalación.. y llegamos al campo de Golf. Uno que yo me sé mira con envidia el tranquilo devenir de los golfistas, sus relajadas conversaciones sin tener que agonizar por fala de aire,  el ir todos juntitos, al mismo ritmito…..vamos , un deporte  altamente saludable,  maravilloso, recomendable, apto para todas las edades, y….. soso, soso, soso. Yo, como Vitín, me apunto a la bicicleta de montaña eléctrica para cuando se nos empiecen a caer los dientes.

Gaspar – Atento Baltasar, algo dicen de la cueva de un Moro.
Baltasar –   Yo no soy Moro, soy morenito ¡¡chino de  mierda !!
Niño Jesús –  No discutáis, ¡Paz y Amor en la tierra! , pero este año yo quiero la Play Station 5. El oro, el incienso y la mirra, se la pueden introducir sus Majestades por su real culo.
Virgen María –  ¡Qué disgusto José !, este niño acaba de nacer y ya está diciendo disparates.
San José – ¡Y la que nos queda! Es lo que tiene tener un hijo con el Espíritu Santo.

Al coger una senda en dirección al puente sobre la autopista, nos damos cuenta de que aquí el terreno ya tiene  un barrillo superficial que va a hacer imposible subir montados el Pico del Águila. Como un aparición vemos una pequeña oquedad  en la ladera del Monte La Pila, y rápidamente tomamos la decisión y procedemos a la colocación de nuestro variopinto Belén. Las figuritas, ahora mudas – ¡que bien disimulan las puñeteras!- y con el precio aún puesto, se van colocando  cada una en su lugar. La que no termina de encajar bien en ningún sitio es un oso pequeño, rechoncho y con cara de ser más vicioso que un palomo cojo.vicio, que no sabemos quién lo ha podido traer. 
Nos comemos los mazapanes, las bolitas de coco y la crema catalana, pero la intendencia, de la que se encargaban  Marcelo y Alberto, ha fallado y se echa de menos el vermut del año pasado.

Todas las figuritas del Belén recitando a coro:
¡ Gilipollas, Gilipollas,
 por confiar la farlopa
al Comando San Millán,
 os vais a tener ahora
que chupar las pollas !
Desconcertados por tan extrañas e irreverentes voces, y sedientos tras tan ajetreada mañana, nos volvemos a Logroño a reponer fuerzas con un buen almuerzo.
Hasta la próxima amigos.
Fer
Crónica dedicada a nuestro amigo Jero, que también está montando el Belén en África.






5 comentarios:

vitinbtt dijo...

Muy buena crónica Fer, eres un gran contador de historias.
Ya sabemos que no se puede confiar en "difuntos", así que no fue sorprendente que no apareciesen a llevar la bebida pero despues ya fueron raudos y veloces a almorzar.
Fue una aparición sorprendente, 3 miembros (difuntos) del comando san Millán, solo falto su capitán.

Anónimo dijo...

Que bueno Fer. Eres grande,que imaginacion. Pero el golfno es soso. Te lo digo yo
salud
Barrancas

TOÑO Pleitos dijo...

Ya te lo dije el Domingo,pero te lo vuelvo a repetir, no me cuesta nada; eres un fenómeno!!!
Reza tu ficha policial, Nombre: Fer. Apellido: Nómeno. Alias: Alcalá.

Firmado.
El Palomo Cojo.

Pepón dijo...

Monumental crónica Fernando, el humor es una de tus cualidades. Da gusto leer los relatos que escribís los más duchos en la narración, enriquecéis el blog con vuestras aportaciones.Enhorabuena y muchas gracias por vuestros relatos, en especial en este caso, el tuyo. Nos ponéis el listo muy alto a los que, por nuestras limitaciones, intentamos imitaros.
Un saludo.

israel dijo...

Magnífica crónica y que buen rato pasamos con el belén y con el almuerzo.