19 junio, 2014

Senda Igor-Monolito-Nevera de Nalda (16 Ciclistas)



Senda de Toño + Clavijo + senda de Igor + La Hoya + senda negra + senda del monolito + Nevera de Nalda + Almuerzo de Israel.

Distancia: 47km
Desnivel acumulado: 826mt
IBPindex: 75
CRÓNICA POR JESÚS "EDUCADOR".


Suena el despertador de buena mañana y aunque ya sea de día me cuesta levantarme, últimamente las rutas con estos sagaces de OR están siendo demasiado duras que si Soplao, que si Villamayor de Monjardín, que si cordal de la Demanda. Y encima todavía esta reciente la prueba mas dura del año: “La Extreme Cordovín”. No se hasta cuando voy a poder soportar este nivel de rutas que llevamos.

Aun así, el orgullo bicicletero me hace vestirme en un santiamén de romano para acudir a la arena de los gladiadores. Bueno vamos a ser sinceros, el orgullo bicicletero y que se como va a terminar hoy la ruta.

Ocho de la mañana y ya estamos casi todos en Las Gaunas, pero hay una persona a la que echamos especialmente en falta. ¿Israel? ¿Alguien sabe donde esta Israel? Por fin aparece en lontananza Israel y su casco de color… bueno del color que sea pero que se ve bien, casi tanto como el de Víctor.

Hoy ha venido a hacernos compañía Enrique desde Lodosa, se conoce que se ha puesto de acuerdo con Unai para hacernos la suplencia cada fin de semana.

Vamos tirando al ritmo de las risitas mañaneras que si Toño nos ha traído gambas de Huelva, que si Santi ha vuelto a romper la ultimate, etc.

A medida que vamos pasando Alberite en dirección hacia La Unión la cuadrilla se va estirando cada vez mas mientras que yo alcanzo a ver como Santi y David suben charlando a su marcheta, mientras que los demás vamos con la lengua fuera.

El día parece que esta de cambio después del calor que pasamos el sábado y empezamos a temer que nos mojemos por que esta muy oscuro y cada vez hace mas frío. Cogemos agua en La Unión  y seguimos hacia arriba por la senda de Toño de infausto recuerdo para su titular. En Clavijo cada vez mas frío y parece que ni siquiera las coplillas y chascarrillos de Carlos “el sobrino” consiguen calentarnos. Dalmau empieza a buscar desesperadamente un alma caritativa que le deje algo de ropa por si la cosa va a más, y es que este hombre sale siempre de casa sin nada.

Cuando llegamos al cruce de la senda de Igor veo que David se lo pasa después de que Santi haya subido por la senda, le pego un par de gritos al "señor mayor" que contesta con toda su certeza que no, que esa no es la senda de Igor. Después de insistirle un par de veces decido que lo mejor es dejarle que vaya a buscarla por su cuenta mientras que yo sigo a Santi. Sorprendentemente la senda cambia su ubicación y vuelve a estar donde nosotros decíamos.

La senda de Igor es uno de esos sitios que a mi me parece imposible subir montado, aun así cada uno nos afanamos como mejor podemos para intentarlo, al parecer el que mas éxito ha tenido hoy ha sido Víctor que solo ha tenido que echar pie a tierra en la curva pero luego ha podido seguir. Aquí vemos una de las primeras caídas del día cuando nuestro ilustre benefactor Israel decide comprobar la dureza del terreno, no solo con sus músculos sino también con su trasero. Cuando estamos esperando al alcanzar la pista que va hacia La Hoya vemos el segundo contratiempo y es que Carlos al intentar hacer un 360º en una subida pronunciada, no consigue culminar el giro en el aire y se queda en un simple 180º.

Subimos a La Hoya y bajamos cada uno por un sitio Diego y Víctor a través, yo por la pista, y los demás como fueron viendo. Sentimos una congoja al ver que no aparece Dalmau que estaba detrás de nosotros, pero enseguida da señales de vida, ¡osti tu!

Santi también tarda, entre que ha perdido la tapa del bote de herramientas y que lleva la rueda trasera pinchada, parece que hoy va a tener la mañana. En su descargo hay que decir que el hecho de venir con la segunda bici parece que ha tenido bastante relevancia.

Cogemos la senda negra y empezamos a bajar a velocidad endiablada entre los pinos de esta senda y las piedras de la del monolito. Tanto es así que al parecer alguien que vino de Lodosa, no quiero decir el nombre, se cayo dos veces, afortunadamente sin consecuencias.

Cuando pasamos el tramo difícil nos quedamos a ver como bajan los demás y en especial a un descerebrado de 20 años que intenta emular no se que vídeo de no se que carrera de un tal Coloma. No se si son las leyes de la física o las leyes de la prudencia las que me hacen retirar la mirada cuando veo estas actitudes. Menos mal que todavía queda gente prudente en la cuadrilla como nuestro querido Toño que no quieren hacer alardes delante de los compañeros.

Cuando salimos al camino y en vista de que todavía es pronto para ir a almorzar ¿¡pronto!? Nuestro querido Víctor decide obsequiarnos con la subida y bajada de la nevera de Nalda.

Después camino de Alberite y a toa leche hacia el convite de Israel. Sin embargo hubo que parar a cambiar cámara a la rueda de Santi. (Aquí creo que David me dijo que tenia que poner algo pero como no me acuerdo, que lo ponga él en los comentarios). Una vez arreglada seguimos a toa leche tanto es así que a Bartolo le tienen que llamar la atención varias veces por las velocidades que lleva al entrar en el parque del Iregua.

Pepón, Santi y Luís se han marchado y los demás nos sentamos a una mesa llena de viandas, licores y bizcochos nevaditos que hacen la delicia de los chiquillos que se piensan que ha llegado la navidad. En fin lo que tenemos que aguantar los que queremos solamente salir a entrenar. Bueno, todo sea por Israel.

En segunda convocatoria aparece el niño del barranco, también conocido como Barrancas que al parecer lleva dos días lamiendo sus heridas, pero que seguro que enseguida esta dando guerra otra vez.

En tercera convocatoria aparece Pepón, y es que este almuerzo ha sido como las bodas de Canaán . Una vez más, gracias Isra.


5 comentarios:

vitinbtt dijo...

Buena crónica Educador y excelente almuerzo por parte de Israel (Gracias). Parece que no nos conformamos con estas rutitas de transición así que para este domingo os espera una buena.

TOÑO Pleitos dijo...

Jesús, como se nota que estás casi de vacaciones: qué estilo, qué extensión del relato, qué anécdotas que trufan la narración y nos la hacen más amena!!! Felicidades a tu becaria.

Israel, gran almuerzo y mejor bebercio!!! Enhorabuena.

TOÑO Pleitos dijo...

Jesús; se me olvidaba tu buena nota en Lengua no te va a librar de tu suspenso en religión; las bodas son de Caná no de Canaan.

David Abizanda Martín dijo...

Extraordinaria crónica, o sea no es ordinaria sino exta-ordinaria

El Pe

israel ogrobis dijo...

Muy buena crónica y divertida ruta.

Mi caída solo me costo las risotadas de mi mujer mientras me sacaba pinchos del trasero con unas pinzas, es lo que tiene intentar seguir a Victor por la senda de Igor.