alltricks

24 octubre, 2012

Salida pasada por agua (y vino, y gaseosa y licores...)




21 de octubre de 2012.
Crónica por Juan "Epi"
Logroño (Avda. Club Deportivo) - Logroño (Avda. La Playa) - Lodroño (Abebida Blud Bebordivo, ¡hip!).
Km.: ¿17,5? (me debí perder a la vuelta)

Estaba yo tomándome una sopita de ajos para calentar el cuerpo y entonar el maltrecho estómago cuando llega mi hija a casa y me dice: Pá*, se te va un ojo pa´allá.
Habían pasado ya más de 6 horas desde que ingerí el último chupito de orujo en casa de Fer, pero ni la larga siesta que me acababa de echar, ni la mencionada sopa, fueron suficientes para borrar de mi rostro el rastro dejado por los excesos realizados durante un almuerzo al que me referiré más adelante. Mi cara, a esas horas de la tarde/noche, aun se semejaba al restaurado EcceHomo de Borja.
El citado almuerzo fue el colofón para una semana repleta de hechos destacables.
A lo largo de estos días nos enteramos, entre otras cosas, de que el balón de Sergio Ramos fue encontrado, en la estratosfera, por Félix Baumgartner. Al austríaco paracaidista se le vio “Félix” y contento por el hallazgo.
También supimos que falleció la actriz Sylvia Kristel (Emmanuelle). ¿Cuántos de nosotros, visionando sus películas, nos habremos “tocado” como la de Los Yébenes? ¡¡¡Venga, no lo neguéis, marranones!!!
Las elecciones en EEUU, Galicia, País Vasco y Cataluña llenaron horas y horas de los noticiarios. Con respecto a las elecciones gallegas, tengo una teoría sobre los 7 enanitos (de Blanca Nieves no digo nada): son gallegos y del PP para más señas. Examinada minuciosamente la letra de la cancioncilla que cantaban cuando iban a trabajar estoy seguro que dicen:
Feijóoooooooooooooo,
Feijóoooooooooooooo,
Feijóo, Feijóo, que vamos a ganar, ……tralarí, larí, tralarí, lará……etc.
(Esta chorrada se me ocurrió cuando todavía los efluvios del orujo hacían “ex-tragos” en mi cabeza).
Por otra parte, parece ser que bastantes catalanes cada vez quieren Mas, y Mas y mucho Mas.
También vimos, a lo largo de esta semana, que hay una especie de primates, los monogos para ser exactos, que la manera que tienen de arreglar las continuas desavenencias con sus parejas es echando un pinchito. Y así están, dándose “salami” cada dos por tres. Confieso que he grabado el reportaje para ponerlo en casa a ver si “alguien” coge la indirecta.
Conocimos, así mismo, la desarticulación de una banda de blanqueo de dinero en la que un” re-puta-do” actor porno, especialista, entre otras cosas, en el blanqueo dental era un “miembro destacable” en la misma. ¡¡¡Y qué miembro!!!
El plesunto cabecilla de la tlama, al palecel, es un oliental de nomble Gao Ping. El policía que le detuvo le dijo: Ping, la has “ca-Gao”, Ping. Más adelante le obligó a poner las manos a la espalda: Ping pong las manos a la espalda, le espetó el madero haciéndose un lío. Como diría Julio “Bomba”: es un PingGao.
Y, para finalizar la semana, recibimos un e-mail en el que Fer comunicaba que, con motivo de su reciente cumpleaños, nos invitaba a almorzar en su casa. También recibimos otro e-mail, en este caso del Boss, en el que afirmaba que Dios existe.
La lluvia no dio tregua y no fue posible realizar la habitual ruta betetera dominical.
Así con esas, en el txoko de Fer nos juntamos 13 comensales o como se nos quiera calificar (comensales, comentortillas, comenlangostinos, comentodoloqueseleseche, etc.). Allí comprobé que, como dijo el Boss, efectivamente Dios existe y que, para la ocasión, se reencarnó en un humano estilizado y delgado, casi rozando la fragilidad, que dio de comer y beber, hasta la saciedad, a los hambrientos y sedientos que allí nos reunimos. Jamón, tortilla de patata, embutidos, langostinos (sí, sí, langostinos), encurtidos, tomatitos, huevos escalfados con fritadita, lomo con pimientos, pastas y pastelitos con crema y sin ella, vinos y licores de distintos colores y sabores, y cafés, todo ello exquisito y servido en vajilla de fina loza, se volatilizó como por arte de magia.
Menos mal que la falta de actividad deportiva hizo que acudiéramos sin hambre al evento gastronómico causante de mi actual cefalea, porque, de lo contrario, hubiéramos agotado con las reservas alimenticias de toda la Urbanización Ciudad de Santiago, pasándose posiblemente ésta a llamar desde entonces Urbanización Aldea de Somalia.
Comprobé que en este grupo de amigos algo está cambiando.
A pesar de que entre ellos se encontraban Pepe y Marcelo, ni se trataba de una alineación del Madrid ni acabamos ninguno lesionado (al menos físicamente). Durante el ágape, Pepe no levantó la voz como en él es habitual. Su actitud comedida quizás se deba a que sospechara que pudiera estar siendo grabado por Guardiola para, luego, chantajear a Mourinho.
Eteeeeeeee Marcelo estuvo muy callado. No dijo nada durante todo el almuerzo. Tampoco habló.
Por otra parte, La Bella Easo tuvo pelusilla de las apetencias (sexuales y de afecto) del can del anfitrión. El Educador al principio estuvo más serio que Pedrosa, pero luego se soltó. El Boss, para la ocasión, vistió camisa a juego con su cámara de fotos. Los Hermanos Sánchez no sé cómo llegaron, pero se fueron juntos. El joven Diego dio buena cuenta de otra clase de bigotudos a los que está menos acostumbrado. Además, como relevo generacional del Boss, comprometimos al “esponja” para en el futuro hacerse cargo del blog. El chaval se “empapó” de todo lo que allí contamos. Disculpitas también se chupó los dedos con los langostinos y le preguntó a Fer que por qué celebraba el cumple con tanta antelación ¿?. Purito biciclón manifestó su deseo de renegar de su nuevo apodo. Ese mote (Purito) es más adecuado para Nacho Vidal, dijo. También argumentó que el citado apodo le fue equivocadamente regalado, es decir, le fue “mal donado”.
El Querellas estuvo a punto de comprarme el casco. Con otro licor más (él y yo) le hubiera convencido. (Y con otro más casi se lo hubiera regalado).
Pero, sin duda, lo que más me llamó la atención e hizo plantearme que algo está cambiando en este grupo fue que cuando el aumento del volumen de nuestras voces era directamente proporcional a los litros de alcohol ingerido (como diría Querellas), en vez de hablarse de futuros planes con rutas imposibles, de bicicletas de triple suspensión, de mujeres, de chicas, de quién es el que más anda, y quién el que más camina, etc., como siempre se ha hecho, conversaciones sobre maguillas, garrapiñadas y próximas reuniones gastronómicas sustituyeron a las anteriores. ¡¡¡Verlo para creerlo!!!
Y entre bocado y trago, también hubo tiempo para sustituir una bombilla fundida bajo la dirección técnica del ingeniero en chispas allí presente y, también, para el recuerdo.
De las paredes del merendero colgaban, enmarcadas, varias fotos antiguas y viejas (de la chirindanga que diría José Eugenio –bonito nombre-) inmortalizando a diversos equipos de fútbol y balonmano. Uno a uno las fuimos observando, algunos con más dificultad visual que otros porque la presbicia, en este grupo de “Magoosenbtt”, ya se ha acomodado en muchos de nosotros. Afortunadamente mis gafas permitieron a más de uno disfrutar de esas viejas instantáneas.
Y tengo que decir que los que allí nos reunimos fuimos unos privilegiados. Y lo fuimos porque en una de las fotografías, además de nuestro amigo Fer taitantos años más joven, también aparecía –casi irreconocible- uno de los asistentes a este almuerzo y, en consecuencia, ya no tendremos que esperar como todos los años hasta Nochebuena para volverle a ver con pelo.
A eso de las tres de la tarde se dio por finalizado el “lunch”. A esas horas “El Corte Inglés” cercano ya había levantado sus puestos ambulantes. Mal día para las compras; calle mojada cajón seco, dice un refrán.
Algunos sagaces aun tuvieron ganas de tomar algo más en el Bar La Terraza. Yo ya estaba más que servido (y sobrado) y rehusé la invitación, así que haciendo más curvas que un rizo de Bisbal me encaminé hacia mi coche y después a casa.
Claro, que como no hay mal que por bien no venga, durante los próximos dos meses no necesitaré comprar en la farmacia alcohol para desinfectar heridas, con el que llevo puesto va a ser suficiente.
Y al fin termino este relato, mitad mentira, mitad fantasía y algo falto de verdad, en el que lo único cierto dicho es que estuvo todo estupendo y genial.
Resulta obligado acabar esta crónica agradeciendo a Fer y a su chica (Marga) las atenciones recibidas. Estuvieron siempre atentos a que no nos faltara de nada y, sin duda, lo consiguieron.
Un placer.
Fdo.: Juan “Epi”.

* Pá: Apócope de Papá.
FOTOS AQUI:

6 comentarios:

vitinbtt dijo...

Una crónica excelente como siempre, no se como no te prodigas mas.
Muchas gracias a Fer y Marga por lo bien que nos trataron.
No has contado que tenemos una comida dentro de poco y que la paga....

Anónimo dijo...

Juan, impresionante la crónica. Consigues que me duela aún más el no haber podido ir. Lo del relevo generacional se ve más claro que tiene que llegar viendo estas fotos "sin cascos",je, je.

Deberías tener una columna en el periódico La Rioja. Muchos te seguiríamos.

Luis.

Anónimo dijo...

Estupendo día.
La pena que no llueve todos los domingos,ja,ja,ja.

Anónimo dijo...

Se me olvido firmar el de antes.
Salud y suerte,
Barrancas.

Ismael dijo...

Barrancas sin leer el segundo comentario tuyo ya sabia que el primero (anónimo) era tuyo, sinvergüenza, lo bueno es que lo dices en serio que ya lo se yo, jajajajaa

Juan TREMENDO me echado unas BUENAS RISAS, veo que vais por el buen camino, por lo de la conversación de la sobremesa digo...

Pepón dijo...

Gran almuerzo Fer, muchas gracias.
Gran crónica Juan, mucha gracia.
Gran promesa Marcelo, mucha guasa.
Y la ultima foto como era despues de almorzar, Gene Kelly y Donald O'Connor en "Cantando bajo la lluvia".
Gran jornada.