16 julio, 2012

Pedals de foc Non Stop 2012


Pedals de FOC Non Stop 2012
Categoría OR
220 km - 6200 mts. desnivel +

La cosa empezaba hace muchos meses, pero es una historia tan larga que me remitiré hasta el sábado día 29 a la tarde. Eran las 18:00 de la tarde cuando aproximadamente llegue con mi mujer y mi hija a Vielha, yo pensaba que los nervios no aguantarían todo el pesado viaje en coche, pero me equivoque, en Vielha aún eran mas patentes al ver toda esa gente con sus flamantes bicis y con pinta de no haber cogido una bicicleta en la vida que “pake”… gente joven de piernas depiladas, con bermudas, deportivas, medias de compresión y unos esparadrapos azules rarísimos por las piernas, yo con mis vaqueros y con mi camiseta me preguntaba para mis adentros: "si sabia donde me había metido", aunque también le confesé mis miedos internos a mi mujer.

Raudo me dirijo a recoger mi dorsal (el 32), para tener tiempo de tomar un par de cervezas antes de la presentación y así poder tranquilizarme un poco, aquí en el bar coincido con Patxi Cia con el cual hablo un rato, es un tío simpaticón, me confiesa que no sabe muy a ciencia cierta lo que va a ser de el, y le contesto: "pues imagínate los demás...." Es la hora de la presentación y para allí me piro, para no faltar a mis costumbres llego el último, y está abarrotada. Es una presentación que no hace otra cosa que ponerte mas nervioso si cabe… el organizador, Pep, nos confiesa que mañana va a hacer calor y que la ruta se puede volver agobiante en algún punto, durante el viaje la temperatura no había bajado de 33º con el coche en marcha, parado se que asciende por lo menos 5 o 6º. Una vez acabada la presentación tomo otro par de cervezas, a la par que contemplo como todo el mundo sale disparado para el hotel, "que prisas pienso", luego me daría cuenta de lo que pasaba, cuando llego a cenar vuelvo a llegar el último, el comedor está a tope y no hay sitio, así que toca esperar por lo menos 3/4 de hora en la cola que hay. Ceno tranquilamente y en demasía a sabiendas que había que llenar bien los depósitos, parece que mi cuerpo quiere ir a la cama, pero mi cabeza no, se niega a sabiendas de lo que nos espera. Me retiro a mis aposentos y aquí el dicho de "mañana será otro día" se convierte en "luego será otro día".

Suena el despertador a las 3:45 AM y la verdad no sabría deciros a ciencia cierta si he dormido o no, me levanto como un muelle y me apresuro a preparar todas las cosas, bajo a las 4:15 a desayunar pensando que sería de los primeros, y otra vez me equivoco, ahí no cabe ni un alma, así que me siento con el primero que pillo y a lo mío, no tengo hambre ninguna, pero me obligo a comer mas que de costumbre. Son las 4:30 y subo rápidamente a cambiarme y coger la bici para ir a la salida, no sin antes hablar con roca.

A las 5:00 AM es la salida llego a menos 5 min. y efectivamente estoy colocado el último, no me preocupa pues somos 250 bikers y no es difícil coger una buena posición, se palpan los nervios en la salida, fotos, frontales, gritos de ánimo, alguno de empalmada matándose de la risa, y zas... los bujes empiezan a sonar al grito de ¡vamos! ¡vamos chavales! ¡ya sois todos campeones! ¡venga vamos!…. salimos del pueblo en dirección a la boca norte del túnel de Vielha por unas rampas de hormigón bastante duras y en continua ascensión, es un tramo de mas o menos 4 km hasta la boca del túnel con un desnivel importante, nadie dice nada, tan solo se oyen respiraciones aceleradas y los trinquetes de los bujes de vez en cuando. En los primeros km me había propuesto no pasar las pulsaciones de 170 pero con este desnivel y con remontar hasta adelante me es imposible. En un curva a izquierdas en forma de herradura se produce una de las estampas que mas me choco de la prueba, se ven todos los frontales en fila de a uno subir por la pista en medio de la oscuridad, intento sacar la cámara pero al aviso de ¡cuidado agujero! desisto y me centro en lo que estoy. Salimos a la carretera donde nos esperan los Mossos de Escuadra y seguimos a buen ritmo hacia el túnel, ahora por carretera, vamos un grupo de unos 10 y rodamos a buen ritmo 24/25 km/h en una suave ascensión. Consigo ver los dos grupos de cabeza, están ahí adelante a pocos metros, así que pienso que con este grupo voy bien. A todo esto ya había encendido el GPS que me había dejado Vitin (gracias) pero era como si no, no se veía nada, yo pensando: "¿pero que trasto es este?", todos con esos GPS con luz y yo con "esto, que no tiene ni luz", claro... el curso de GPS del día 28 había consistido en: "de aquí se enciende, y de aquí se apaga", y en tomar dos cervezas.
Pasamos los 5 km en continua ascensión del túnel de Vielha y a la salida ya empieza a clarear, hacemos un breve descenso para rápido coger una pista a la izquierda de la carrera que nos llevara paralelos al Rio Nere hasta el primer avituallamiento en Vilaller por una bajada que podemos denominar a ratos delicada y a ratos todavía mas.

En este vídeo cortesía de PenedesXC podéis ver desde la salida hasta pasado el túnel de Vielha.

En este otro vídeo obra de JC Breva se puede apreciar el tramo entre Vielha y Vilaller, con parte de las sendas de bajada así como las zonas paralelas al río. Aquí se me ve unos segundos a partir del segundo 40 en salida.

Llego a Vilaller y ya ha amanecido, paro a rellenar el bote de agua, (fueron mas de 7 u 8 los que bebí a lo largo de la ruta), aquí no para ni dios y me quedo solo, hecho un vistazo al GPS y veo que funciona, con los nervios no me fijo mucho pero adivino a ver que pone algo de Vielha, me digo: "por lo menos, el cacharro se entera donde estoy", "ahora a seguir la línea roja y fuera...", salgo solo y me doy cuenta que el GPS lo único que marca es una línea roja recta que sale de la posición en la que estoy y va a no se donde, además de que no pone Vielha, sino Andorra la Velha. A partir de aquí se me rompen los esquemas y tengo que tomar una decisión rápidamente, o sacar el "road book" que llevo en la mochila e instalarlo, o buscar compañeros de viaje que me guíen lo mas afines posibles a mi ritmo, opto por esta segunda opción, y es una ardua tarea al principio, luego al final de la etapa resulto mas fácil, en estos primeros km todo es mas confuso, la gente todavía no está posicionada, corren mucho bajando, dan acelerones sin ton ni son, llanean a todo meter, y suben despacio, en fin... no doy con alguien que lleve un ritmo homogéneo, no me encuentro con un navegante a mi gusto, así que voy como las abejas de flor en flor picoteando, y al parecer di con alguna flor venenosa, pues un par de chicos, pese a contarles mis penurias, pareció no gustarles mi presencia y me lo hicieron saber, increíble pero cierto, mas tarde encontraría mi alma gemela. Un grito de: ¡¡¡¡pero adónde vas...!!!! ¡por ahí no...! procedente de los Mossos de Escuadra me saca de mis pensamientos "¡¡por ahí...!" me dicen, así que me tiro por el camino indicado, comienza la ascensión a la 2ª dificultad montañosa del día el Coll de Serreres un puerto de 4 km al 9,3%. Comienzo a subir sin mucha dificultad pero llegado un cruce tengo que parar a esperara a que venga alguien con un GPS para saber por dónde ir, (esta sería la tónica hasta los pies del Coll de Triador), llego arriba con un grupo de unos 8 ciclistas y aquí empieza una preciosa senda en la que hay que descabalgar continuamente, no por la dificultad de las bajadas, sino de las subidas con escalones rocosos, después de varios km de ir a media ladera, descenso chulísimo y a ratos complicado por la misma senda hasta un poco pasado el pueblo de pueblo de Coll.

En este magnífico vídeo se puede ver la preciosa senda entre el Coll de Serreres y Coll, cortesía de PenedesXC

En Coll, empieza la 3ª dificultad montañosa, el Coll de San Salvador, quizás el mas cómodo de ascender, tanto porque los desniveles son asequibles, como por el terreno ya que es todo asfaltado. Aquí todavía no he encontrado mi sitio en la prueba, voy nervioso con el grupo con el que voy (luego me daría cuenta que la prueba pone a cada uno en su sitio), van muy bien bajando y llaneando pero para arriba no voy a gusto, llevo un punto mas de velocidad, así que tomo la decisión de irme hacia adelante para ver si enlazo con alguien, no lo hago, llego a un cruce y tengo que volver a esperar al grupo que viene, me uno a ellos otra vez, pero sucede lo mismo, la ansia me puede y me voy hacia adelante, antes me comunican que el pueblo Irgo (cota mas alta del puerto) está ahí mismo y que Gotarta donde está el primer control de firmas está un poco mas abajo siguiendo la carretera y no hay mas cruces, solo seguir el asfalto, así que me voy para adelante con la esperanza de alcanzar a alguien o de que en el avituallamiento haya alguien, no cojo a nadie pero me da alcance un chico de Huesca que viene por detrás, le pregunto si lleva GPS me comunica que si, y sin decirle nada me dice ¡venga vámonos! este sería uno de mis guías a lo largo de buena parte de la etapa. Firmamos, comemos y para abajo por pista rápida con sube-baja hasta Malpas.

Llegamos a Malpas y empieza una de las subidas mas duras de la jornada, el Coll de Peranea, un primer tramo de asfalto con curvas de herradura seguido de 6 km de pista con terreno suelto y pendiente importante, le digo a mi compañero de viaje que este es uno de los mas duros del día, no por la pendiente sino por el terreno, al menos esa es la información que yo tenía, a lo que me contesta que no, que el mas duro es el que nos toca después. Seguimos subiendo los dos con un ritmo muy similar, la verdad que voy contento de haberme juntado con este chico, le voy animando pues lleva un punto menos que yo, pero el hombre le echa coraje. Llegados arriba del Peranea se hace una pequeña bajada rápida hasta Sas, para luego ascender 2 km otra vez, de aquí 8 km de bajada por pista rápida hasta Les Esglesies, fue en esta bajada donde el GPS de mi amigo Víctor salió disparado, paro, lo cojo y lo coloco, para cuando vuelvo a montar ya no veo a mi compañero, me lanzo para abajo a todo trapo pero no consigo verlo, llega un cruce y no sé qué hacer, así que empleo la técnica "Apatxe" me fijo por donde hay rodadas de bici y las sigo, la técnica no va mal porque un poco mas abajo consigo ver a mi compañero y seguirlo hasta Les Esglesies. Aquí paramos, firmamos el control, nos comunican que vamos en el puesto ...cuarenta y tantos, comemos llenamos bidones, y me pongo a mirar el GPS con mas detenimiento, veo que por lo menos se enciende después de la caída, y veo que los 20 metros de altura de visión que me había recomendado Víctor no eran sino 20 km a lo que lo tenía configurado, "así que veía yo Andorra y Lérida me digo..." lo configuro a 20 metros, pero el track sigue sin aparecer, por si las moscas lo dejo puesto y reanudamos nuestra marcha.

Aquí podéis ver gracias a JC Breva como gran parte del recorrido discurre a través de sendas realmente divertidas y bonitas.

Comienza el que para mí fue el puerto más duro del día, el famoso Coll d´Olli, empieza por asfalto por rampas generosas pero que se suben bien, "no es para tanto" pienso, cuando de repente llego a unos corrales, donde hay una curva de 180º y acaba el asfalto, al girarla veo un rampón de piedra suelta, me digo "joder con la que llevamos encima, ¿como dure mucho eso...?", pues si, serian unos 4 km de molinillo aguantando el equilibrio, con mucho calor ya a estas alturas, las gotas de sudor resbalando por la cara y con casi todo el desarrollo metido para no cargar las piernas que todavía quedaba mucho, pese a la dureza, el compañero y yo damos alcance y pasamos a 4 o 5 bikers mas o menos. Llegamos arriba al grito de "la madre que lo parió", aquí empieza la zona menos evidente de la ruta, una zona de unos 3km que hay que hacer casi en su totalidad andando con la bici al hombro, te montas en la bici andas 2 metros y te bajas, caminas 20 metros para montarte otros 2 y así todo el rato, una vez pasados estos tres km mas o menos de cumbreo, hay una senda que a tramos es excesivamente técnica y esta vez en bajada hasta Guiro, arriba en el pateo cogimos a otro par de bikers, así que bajábamos 4 yo el segundo y os juro que por muchos sitios baje porque se tiraba el que iba primero, juro que si hubiese ido yo el primero me hubiese bajado, una vez metido en "la zambra" no te quedaba otra que sujetar el manillar fuerte y rezar a la vez que tirar del manillar hacia arriba para que no se clavase la rueda en las numerosas lastras de pizarra. Aquí el compi tuvo una caída bastante aparatosa gracias a dios sin consecuencias. Llegamos al final de la bajada y subimos hasta Espui por carretera a un ritmo bastante fuerte.

Aquí en Espui hay otro control de firmas, firmamos comemos un plato de pasta, bebemos abundante, una barrita, sales al bidón y para adelante. Ahora empieza la subida más larga y dura del día, no por el desnivel que no es exagerado pero los km y el calor (el termómetro del polar me llego a marcar 41º de máxima) hacen mella en este puerto llamado Coll de Triador de 13 km de longitud en el que se alcanza una cota de 2269 metros, es la 6ª dificultad montañosa del día. Para cuando me doy cuenta mi compi a tirado para adelante, me pongo el camelback corriendo y salgo pitando para no perderlo, pero a los 100 metros me encuentro un cruce, me la juego y me tiro a la derecha, hasta que más o menos 1/2 km mas adelante llego a un depósito de agua donde acaba el camino, me doy la vuelta y bajo al avituallamiento otra vez, me dicen que el que he cogido no, que es el de la izquierda, así que vuelvo para arriba como un rayo, al principio subo a plato mediano y veo que voy bien y a buen ritmo, empiezo a ver gente por arriba en la serpenteante pista, veo a mi compañero un par de herraduras mas arriba, rápido le doy alcance y al llegar a su altura quito el plato, es mejor no derrochar son 12 km con mucho calor y todavía quedan 2 puertos mas además de este, me comenta que le están pasando factura los km y que vaya a mi ritmo para adelante, le comunico que arriba en el avituallamiento lo espero, así que voy subiendo a mi ritmo, adelanto en la subida a 3 o 4 bikers, también me adelanta a mi uno que sube como un obus, la subida es impresionante constantes curvas de herradura dónde vas dejando el pueblo de Espui muy abajo. Casi arriba adivino a ver gente en el avituallamiento y pienso para mis adentros "anda lo que se os viene encima" veo un reguero de gente subir por la pista, pequeños puntitos ahí abajo, hay gente que incluso sube andando, son las 14:00 horas y el calor está pasando factura. Llego arriba y paro en el control de firmas, aquí hay por lo menos 5 o 6 ciclistas descansando, me lo tomo con calma y a los 15 minutos llega mi compi con no muy buena cara, lo espero a que coma y beba y se relaje un poco, pero cuando le digo de partir me comunica que lo haga yo que el va a esperar un poco mas, al día siguiente me confesó que le dio una pájara que tuvo que estar 1 hora tumbado y llego a las 11 y pico de la noche. Aprovecho que sale un ciclista para marcharme con él, pero en la bajada se me mete una piedra en la zapatilla que no me deja pedalear, paro para quitármela y se me escapa, tampoco me preocupa mucho es un cordal a 2200 metros sin vegetación donde lo voy viendo continuamente, mi única obsesión era cogerlo antes de la bajada a Espot (ya que es entre bosque) y además hay un desvío por una senda, solo tenía una oportunidad para cogerlo y era el alto que hay que subir al final de este cordal antes de comenzar la bajada, el Coll de la Portella Blanca, justo aquí antes de empezar la bajada le doy alcance así que ya tengo quien me guíe hasta Spot, bajamos por un descenso vertiginoso a Espot a donde llegaremos a las 16:00, el corte era aquí a las 19:00 así que firmamos, comemos, bebemos, etc... Aquí hay varios ciclistas así que estoy pendiente de marcharme con alguno, al final haríamos un grupo de unos 6 o 7 que iríamos juntos hasta el siguiente control.
Nos dice la organización que ya hemos hecho lo peor que no nos queda nada mas que dos puertos una hasta Son y el ultimo de 30 km de subida hasta la estación de esquí de Baqueira, nada... eso no es nada... no te jode!!! pienso yo.

Cortesía de JC Breva podéis ver en el siguiente vídeo parte de la ascensión al Coll d´Oli y el tramo de pateo de arriba, así como parte de la bajada a La Torre de Capdella, y a partir de Espui la ascensión al Coll del Triador.

Salimos de Espot por carretera, empieza la subida a Son, al principio por carretera (500 metros), me digo: "¡que bien...!" pero poco duro la alegría, nos desviamos por un sendero estrecho donde hay que subir con todo metido y que nos deja en Estáis, el grupo es muy homogéneo vamos todos muy parecido menos uno que va resoplando todo el rato, volvemos a salir a la carretera pero nada mas que para cruzarla, al otro lado nos espera uno de los senderos mas bonitos de la ruta, tanto por las vistas como por diversión, pasamos por Jou y llegamos a Son, aquí empieza el que para mi fue el sendero mas bonito de la ruta: "el Camí del Calvari" una senda entre un frondoso bosque, con un firme de tierra perfecto para correr, con toboganes y curvas peraltadas que hacen las delicias de los que allí íbamos, menos de uno que iba tostado y no hacía nada mas que resoplar, la verdad que voy con fuerza y me siento feliz de ver que nos acercamos al penúltimo avituallamiento en Alós d´Isil, toca subir 300 metros de senda que en condiciones normales se subirían bien pero que para estas alturas todo el mundo ni se lo plantea, pie a tierra y para arriba, todos menos un chaval que subió montado todo, después empieza la bajada hacia Alós d´Isil, se atraviesa una pradera inundada, luego un tramo de bajada bastante técnico hasta la carretera y por esta y paralelo a un río precioso hasta Alos d´Isil, donde se firma otra vez. Comemos de nuevo, bebemos, meto la cabeza en un abrevadero varias veces pues el calor es fuerte. Cuando estoy aquí se me acerca un chaval de Vielha con el que había ido hablando bastante rato y el cual había pasado largos ratos en Logroño, y me dice: "¿que? ¡¡vamos...!" se que conoce el camino de memoria y eso para mí es bueno, así que me piro con él a afrontar los 20 km de subida que nos restan hasta Montgarri.

Empezamos la ascensión a la última dificultad montañosa del día, una subida de 20 km hasta Montgarri mas otros 5 km mas duros hasta la estación de Baqueira. A todo esto el GPS por arte de magia había encontrado el track y ya me lo marcaba, aunque yo no me enteraba mucho de la fiesta como luego veremos. Esta ascensión es preciosa, para mí la más bonita, paralela a un río de aguas azules, por una pradera verde eléctrico con unos pinos verdes oscuros que hacen las delicias de los que la recorren. El ritmo de subida es fuerte pero aguanto, hasta que a falta de 1 km para el ultimo avituallamiento en Montgarri, veo como las fuerzas me empiezan a flaquear y no soy capaz de seguir el ritmo de mi compañero, le digo: "vete para adelante a tu bola, yo ya me apañare". Llego al control de firmas de Montgarri y paro para reponer fuerzas, justo cuando estoy llegando mi compañero parte hacia arriba le deseo suerte y me quedo unos minutos a descansar antes de afrontar los últimos 5 km de subida duros, cuando estoy a punto de partir aparece un chaval de un pueblo de Guipúzcoa que viene fuerte, me digo: "esta es la mía" veo que lleva GPS así que salgo con él, con mis dotes de cansino, rápido entablamos conversación, así que le comento lo del GPS y me dice que si que lleva pero se le acaba en el km 195, así que iba pensando en que yo lo guiase, le digo: "pues la tienes buena porque no me entero de nada con este cacharro, pero bueno... ya nos aclararemos entre los dos..." Subimos dos fuertes rampas y por fin vemos la estación de esquí al fondo, un viento huracanado nos lo pone aun mas difícil pero ya no importa, ya esta conseguido, avanzamos hasta esta, la atravesamos y efectivamente pierde el track, así que me dice venga te toca a ti: "guíame...", error, nos quedan 20 km de bajada por sendas donde lo perdí 7 veces, retrocedimos en al menos tres ocasiones buscando el track y además lo tuve esperando, porque en una curva de herradura de una senda salí por encima del manillar dándome un fuerte golpe en la rodilla, ¿puedes seguir...? me dijo, a lo que le conteste que después de haber llegado hasta allí aunque sea con una pierna. Seguimos bajando y nos encontramos el último control de firmas escondido, firmamos y nos dicen que vamos los treinta y pico que no llegan a 40, joder ya está bien para haber salido 250, pensamos ¿no..? pletóricos cogemos un tramo de carretera y nos tiramos para Vielha a toda mecha, antes de llegar te vuelven a desviar a la derecha para cruzar el río y coger un último senderito que te lleva hasta la sede de Pedals donde está el arco de llagada, la llegada esta oculta pero los aplausos de la gente del pueblo por allí repartida revelan la llegada de alguien, a la que llego veo a mi mujer y mi pequeña en la meta cosa que me ilusiona enormemente, se acercan y me abrazo a ellos, a continuación se acerca Pep el organizador a darnos la mano y la enhorabuena, cosa que hizo con todos y cada uno de los participantes que llegaron, gracias Pep!!.
Nos sorprende ver a un biker en la meta al que yo había dejado en Alos d´Isil y al cual el chico de Guipúzcoa había dejado bastante atrás en la subida a Montgarri, y el cual no nos había adelantado en las sendas de bajada, haya cada uno con su conciencia... pensamos.
Después de 15 horas y 17 minutos desde las 5 AM y 14 de pedaleo y llegar en el puesto 36, 27 de mi categoría y 1º sin depilar ya era hora de celebrarlo con unas jarras de cerveza así que eso es lo que hacemos, la ducha ya llegara.

Ahora me han comentado algo de los track´s del Diable o algo así y de otra llamada Terra de Makis, las dos deben de ser DIGNAS, por lo que no las descarto como futuros retos.
 FOTOS AQUI:

9 comentarios:

vitinbtt dijo...

Eres una p..a máquina y encima sabes escribir ¡que envidia!

Anónimo dijo...

Felicidades, es un gran reto. El próximo año habrá q volver, no? J e je je (Fahrenheit)

Anónimo dijo...

Ismael, eres un fenómeno, cuando sea mayor me quiero paracer a tí, bueno un poco más alto...eres bueno, muy bueno

El Pe

Anónimo dijo...

.....Y lo demás son tonterías.Que fenómeno.
Saludos,
Barrancas

Anónimo dijo...

He disfrutado leyendo la crónica y los videos son buenísimos. Hace unos años la hice en tres días y lo he revivido. Me resultó durísima y recuerdo que me parecía inconcebible que un ser humano la pudiera hacer de un tirón en un solo día. De modo que mi admiración y felicitaciones a todos los que la habéis acabado. Saludos.

mon69 dijo...

OLE..OLE...OLE.. Enhorabuena amigo un reto de verdad ,joder y ya estas pensando en la proxima eres la ostia...mis mas sinceras felicitaciones Isma....ah y en la proxima le metes cerveza al camelback je.je..
saludos

Anónimo dijo...

Me he agotado solo de leer la crónica, y eso que lo he hecho en 3 etapas. Y aún me faltan los videos. Enhorabuena. Deberíais haberle preguntado al otro por dónde atajó, al menos para que se le caiga la cara de verguenza. Luis.

Pablo dijo...

Hola, soy Pablo, del blog de la transpirenaica (http://transpirenaica.blogspot.com.es). A raíz del comentario que escribiste, y del enlace a tu blog, he podido disfrutar de tu emocionante relato de la PDF Non Stop. Palabras mayores. Enhorabuena por conseguirlo,... y con tan buen humor.
Menuda envidia me ha dado.
Un fuerte abrazo.

Ismael dijo...

Hola Pablo, he estado de vacaciones y he tenido algo abandonado el ordenador, he estado viendo tu blog y sinceramente me ha impresionado, tanto la ruta, como la forma en que se forjo la ventura y como lo relatas, digno de admiración, mis mas sinceras felicitaciones. La Pedals es una "tontería" al lado de la meta que tu te propusiste. Te he dejado un mensaje por tu blog también, ¡¡ animo !!! y a por tu siguiente meta, que no se quede solo en un pensamiento, hay que intentarlo...