02 junio, 2012

El refugio de Nanín 2012 (10 Ciclistas)


El refugio de Nanín  27-05-2012 ( 10 ciclistas, -1)
Distancia: 45km
Desnivel acumulado: 1150mt
IBPindex:97
Crónica por Nanín.
Víctor, Barrancas, Javi, Fran, Rubén, Ramón, Tate, Diego, Jesús, Nanín.

Tal y como os dije, estuve dudando de preparar este año la ruta por Trespaderne, pero al final la hemos hecho y a tenor de los comentarios de los asistentes,  creo que ha merecido la pena hacerla.

A las 7:00 sonó el despertador, diez minutos mas tarde, me llega un mensaje anunciando la salida de Logroño del resto de participantes, por lo que después de desayunar, hacer unos estiramientos, meto la bici en el coche y salgo de Trespaderne con destino al  punto de encuentro, el parking de Herrán, pequeño pueblo Burgalés, situado en el Valle de Tobalina, a 14 km de Trespaderne, en los límites con Álava.
La mañana a esa hora era mas bien fría, 8 grados de temperatura, por lo que una vez pertrechado y dispuesto para la marcha, me dispongo a calentar un poquito a la espera del resto de los amigos. No eran aun las 8:30, cuando recibo una llamada anunciando la llegada de los “turistas”, y después de los apreciados saludos, preparación de las bicicletas…..y  algún apretón de última hora, nos disponemos a las 8:45 a comenzar la ruta.
Salimos del parking y nos disponemos a cruzar Herràn, con la intención de atravesar la montaña que se nos mostraba delante de nosotros y que parecía infranqueable, pero previamente llenamos los bidones en la fuente del pueblo.
Apenas 200 m de casas y nos disponemos a pedalear por el desfiladero del Río Purín, río que remontaremos durante buena parte de la mañana hasta casi su nacimiento.
El camino discurre con pendiente hacia arriba por un camino estrecho y rodeado de peñas, con algunos tramos con piedras y bastante técnicos, en el que de una manera u de otra todos conseguimos atravesar, pero en el esfuerzo , nuestro amigo Jesús, se para y nos comunica que tiene problemas con una cala, por lo que los mas fuertes se quedan con él y resto vamos avanzando a un ritmo lento disfrutando del estrecho camino que discurre paralelo al río, entre árboles y riscos, subidas y bajadas, e incluso escaleras. La mañana seguía fresca y se agradecían los pequeños rayos de sol que se adivinaban en algunos claros.
Los que no hemos sido solidarios con Jesús, seguimos avanzando hasta una portilla (una de las muchas que atravesamos durante toda la mañana) que pone fin al desfiladero entre árboles y  nos descubre una inmensa pradera, verde y con los restos del pueblo abandonado de  Ribera al fondo. Es en esta portilla donde se nos incorporan los demás y nos comunican que Jesús ha roto la biela y se vuelve al coche….una lástima, apenas eran las 9 de la mañana y ya no le verìamos hasta las 14:00.
Dejamos atrás los muros de lo que en su día fueron las casas de Ribera y seguimos remontando el río Purín adentrándonos en un pinar por una pista en muy buen estado, bastante ancha y con pendiente hacia arriba y por fin aparecemos en el impresionante valle, hermosas praderas, de un verde brillante e intenso, que han agradecido las últimas lluvias del mes de abril y Mayo, y a ambos lados imponentes riscos, hogar de la mayor colonia de buitres de la zona.
Desde el camino divisamos el  pueblo abandonado de Villamardones, el pueblo de Lalasca en el fondo del valle y la  ermita de San Lorenzo en la cima de los riscos (nuestro primer objetivo del día).
Llegamos a Lalasca y después de comer algo y recoger agua, discurrimos apenas un km por asfalto en dirección al pueblo de La Hoz, aunque de pueblo solamente tiene dos casas y una granja, lo dejamos a la derecha y comenzamos a subir por una pista que otra vez discurre paralela al rio Purín; es una pista ancha y de buen firme y en un punto nos desviamos a la izquierda por otra pista que empieza por una fuerte pendiente, pero que a alguno se le hace poco y la coge campo a través. En esta pista aparece un zona vallada que es un comedero que han preparado para los  buitres, con restos de ganado muerto y que podemos comprobar porque empiezan a sobrevolar majestuosamente por encima de nuestras cabezas.
Seguimos subiendo por la pista a ritmos diferentes, pero disfrutando del maravilloso paisaje al este y al oeste, al norte y al sur, un paisaje impresionante.
Poco a poco coronamos todos la cima y nos dirigimos cumbreando hasta la ermita.
En este trayecto alguno que no puedo evitar desviar la vista del paisaje dio con los huesos en el suelo, pero rápidamente se incorporó, posiblemente por temor a que los buitres dieran buena cuenta de sus carnes.
Antes de llegar a la ermita nos hacemos una foto de grupo con el valle en el fondo y una vez en la ermita otra fotito, retomamos fuerzas con las consabidas barritas, plátanos etc y nos disponemos a bajar al fondo del valle por una estrecha senda que comienza por un pinar y termina en un pequeño hayedo. Quiero imaginar que los amantes de las trialeras disfrutaron de esta bajada.
Al final de la misma aparecemos en Villamardones, y en vez de cruzarlo nos desviamos por una pequeña pradera para aparecer en un camino ancho que nos lleva de nuevo a Lalasca donde volvemos a parar, para reagruparnos y rellenar los bidones.
En este punto, cerramos el primer círculo del 8 que vamos ha hacer en el día y comenzamos el segundo círculo, diferente pero no menos espectacular.
Seguimos la carretera que va desde Lalasca a San Sazornil y apenas discurridos 400 m, nos desviamos a la derecha por una pista, previo paso por una portilla. Aquí un pequeño grupo de vacas con el jefe al mando nos dan la bienvenida, así como una cantidad ingente de ranas que disfrutan del frescor del agua en un pequeño estanque a un lado del camino en una mañana que ya empezaba a calentar.
Esta pista discurre por pinares con una leve pendiente hasta coronar un pequeño cerro el que vamos cumbreando durante un buen rato, entre claros y bosque.
Este camino termina en una pista forestal que tomamos hacia la derecha y a los pocos metros tomamos un pequeño desvío, casi imperceptible que nos introduce en una senda de hierba y en pleno bosque y con pendiente descendente. Aquí cada uno baja a la velocidad que quiere, ya que nos encontraremos todos otra vez en esa misma pista pero muchos metros abajo. Después de reagruparnos bajamos todos juntos la pista hasta conectar con la carretera que va a Vilalfrìa , pero en vez de dirigirnos al pueblo, seguimos la carretera hasta tomar una pista a la derecha.
En este punto yo tenía pensado hacer un pequeño avituallamiento ya que a partir de este punto comenzaba una subida de 5km, pero al parecer el resto iban sobrados y me obligaron a seguir.
La pista a partir de ahora es ancha y de buen firme, con constantes pequeñas pistas que aparecen a diestro y siniestro con indicaciones de PR.
La pista discurre entre bosques para finalizar la ascensión en un gran hayedo que bajamos todos agrupados hasta un arroyo donde reponemos agua.
Seguimos bajando disfrutando del hayedo y dejamos la pista para coger la segunda senda del día, con alguna pequeña caída sin importancia, al parecer alguno dejo el pié enganchado en una rama.
Al finalizar la senda nos encontramos con una inmensa pradera y con una gran manada de caballos. Aquí Diego nos indica que esperemos, nos abre el camino y nos espera al fondo con la cámara en la mano. Bajamos todos y continuamos cruzando la pradera hasta conectar con un camino que nos deja de nuevo en Ribera.
Dejamos Ribera y nos volvemos a introducir en el desfiladero del rio Purín por el mismos sitio que habíamos transitado cinco horas antes, pero ahora en sentido descendente y como dice alguno lleno de “Kontuz”.
En este tramo alguno se emociona y termina con los huesos en el suelo, pero sin mayor importancia.
Termina el camino en el pueblo de Herran donde Jesús nos está esperando.
Cogemos los coches y nos dirigimos a Trespaderne para ducharnos y tras degustar un aperitivo con pimientos, morcilla de Burgos, salchichón y unas buenas jarras de cerveza con gaseosa, damos buena cuenta de la comida, cafés y licores, metiéndonos todo el rato con el  pobre Jesús, diciéndole que no se “había perdido nada”, que era como una vuelta por la grajera.
En fin, un bonito día, ( excepto para alguno) con buen ambiente y sin incidentes graves que reseñar, aunque si lamenté  alguna que otra asistencia, pero como ya os dije anteriormente, el que quiera puede contar conmigo para conocer este entorno este verano, de hecho Jesús ya ha confirmado su asistencia.

 FOTOS AQUI:

Y AQUI:






5 comentarios:

Vitinbtt dijo...

Muchísimas gracias por todo Mariano, es un placer, cada año, ir a pasar una jornada contigo ademas cada año te superas, la ruta fue espectacular y maravilosa. Espero poder estar en el 2013.

mon69 dijo...

Muchas gracias Mariano y Diego por preparar este tipo de rutas que tanto nos gustan y que tanto esfuerzo tienen....un 10 para vosotros...el año que viene hay me teneis...gracias
Mon

Anónimo dijo...

Me quedo sin calificativos.
Solo digo que el que pueda no se la pierda, una ruta pensada para ,por fin, para disfrute de TODO el mundo.
Gracias por todo chicos.
Salud y suerte,
Barrancas.

Ismael dijo...

Mariano, Diego, pues si estáis dispuestos a repetirla para "el -1" y si me cuadra la fecha yo también iría, y mas aun después de los comentarios "del respetable..." también intentaría arrastrar a Valero y al Mudo.
Este año me entere el día de antes y por un comentario del boss, si no... ya me jodió perdérmela, así que..., bueno pues..., hay queda...., eso...., en fin..., lo dicho....

JOSE MIGUEL (Chemi) dijo...

Muy bella ruta,he disfrutado viendo vuestras fotos,ya que hay de todo
sobre todo cambios de vegetación.
Sobresaliente.