01 marzo, 2012

Kripan-Leon Dormido-Barriobusto (14 Ciclistas)

26 de febrero de 2012

Distancia: 50km

Desnivel acumulado: 1082mt

IBPindex: 95

Perfil

Imagen Google Earth

Perfil y track

Mario, Ricardo, Fran, Marcelo, David, Santi, Jesús “Educador”, Javi, Pepón, Dalmau, Julio, Toño, José Luis y Víctor.

Crónica por Julio

Sendas del Cuco Invertidas.

- ¿Por qué nuestros vecinos tienen tantísimos hijos?

- Pues porque son católicos y, cada vez que tienen relaciones sexuales, tienen que tener un hijo.

- Nosotros hacemos lo mismo, Harry. Nosotros tenemos dos hijos y hemos tenido dos veces relaciones sexuales.

Monty Python, "El Sentido de la Vida"

Más o menos así me siento yo: En los últimos dos años he salido tres veces con los OR y me han tocado tres crónicas. Toda la mañana intentando evitar a Víctor y, cuando creo que he librado, me voy acercando a él con lo típico, “¿qué tal todo?¿La familia?etc”, “a ver si esta vez va a hacer la cónica Pepón”, pienso para mis adentros. Así va discurriendo la mañana hasta que de repente me viene el Pe y me salta:

- Ya sabes lo que te voy a decir, ¿no?

- Pues no, no tengo ni puta idea de hecho.

- Pues eso que te ha tocado.

- Me ha tocado, ¿qué?¿Una bici, un jamón?

- No, te ha tocado hacer la crónica.

¡Me cago en todo lo que se menea! ¿Pero esas cosas no las endiñaba el Boss? Joder, esto sí que ha sido a traición. Mi gozo en un pozo. En fin, recapitulemos pues y hagamos memoria de todo lo que ha pasado hasta ahora.

Todo empieza cuando al salir del portal me doy cuenta de que voy con un solo guante. Como no es plan, subo para arriba a buscar el otro y, por si acaso, aviso a Víctor de que voy a llegar 5 minutos tarde. Una vez encontrado el susodicho, me dirijo raudo y veloz a las bodegas Franco-Españolas donde, a pesar de que alguno no se había enterado, habíamos quedado allí para salir. Después de los saludos de rigor y la bronca de Pepón (que no sé muy bien a cuenta de qué vino, pero tampoco me importaba mucho) decidimos subir hacia el Corvo por el camino de la gasolinera, más que nada para que Víctor tocara los cojones con su tocho-cámara al casco (cualquier día viene con una superocho pegada en el manillar) y nos grabara a unos cuantos pateando. “No me extraña porque vienen aquí todos los maricones, porque no veas cómo jode”, dice alguno.

Después del primer calentón nos dirigimos hacia Yécora donde el grupo se va poco a poco estirando según se pone pina la cosa, es decir, la pendiente se vuelve más pronunciada, marranos. Primer miniagrupamiento y continuamos hacia Kripán, donde Santi pega el primer arreón; algún lobo le sale a rueda y dice, “que es para sacaros fotos”, si es que la peña está a la que salta, nunca mejor dicho. En Kripán, cojemos una senda de subida con sus piedras estratégicamente situadas para que tengamos que hacer algún pequeño malabar y alguno como Mario le pegue una buena hostia a la caja del pedalier. De aquí cogemos una antigua calzada. Imagino que será algo de eso porque últimamente, a cualquier camino lleno de pedruscos gordos y rampas de la leche se le llama calzada romana. ¡No tenían otro sitio por dónde ir lo romanos, por los cojones! Digo, que cogimos una antigua calzada con unas rampas de casi el 20% que nos dejan en el camino que va a la ermita (de San Tirso), pero en lugar de ir hacia dicha ermita, nos dirigimos a la derecha para coger el paso de la mujer del Orco o, lo que es lo mismo, la Orca. Aquí cambiamos de vertiente, de micro clima y de todo, porque empieza a ver nieve por todos los lados. La senda es preciosa pero, una vez cruzada la carretera del puerto de Bernedo, hay una imensa zona helada cuya dureza se empeñan en probar Vícor y Pepón con sus respectivas posaderas. Subimos como podemos entre el hielo, es decir, andando y damos la vuelta al León Dormido. La zona del hayedo está llena de nieve y barro pero la trialera está limpia. Aquí, nos desviamos hacia los molinos por una senda que yo no conocía pero muy, muy divertida. Una vez llegados a los aerogeneradores cogemos un camino bastante roto y lleno de piedras que nos deja en Barriobusto. Pero antes la única avería del día: Pepón dobla la patilla del cambio y tras una discusión sobre si los tornillos son Torx o allen, la cambiamos y seguimos hacia Barriobusto.

Tras bajar un cuestón de la hostia, llegamos al pueblo y nos ponemos dar vueltas como los Sioux al General Custer esperando que alguien nos diga dónde hay una fuente. Una morena de muy buen ver nos dice que podemos coger agua en el bar, pero como somos una banda de castigadores, la hacemos caso omiso, subimos el cuestón que previamente habíamos bajado y nos vamos hasta Moreda donde la peña llena de agua no potable el bidón. Aquí veo que el Pe lleva jodida la sirga del cambio y tiene que ir todo el rato en piñón pequeño, “para que hagas series de fuerza-resistencia” dice algún cabrón que otro.

Después de Moreda, el descontrol, “vamos para aquí”, “no, para allí”, “bueno que cada uno vaya donde se le pongan los cojones pero a Logroño a almorzar” sentencia Pepón. Así que todos callados y firmes y para Logroño, donde algunos van a almorzar y otros a lavar la bici y a ganar puntos con la familia.

La verdad que un placer de ruta y de compañía. Igual hasta vuelvo un día antes de Navidad, siempre y cuando no me toque otra crónica.

FOTOS AQUI:

https://picasaweb.google.com/comandosanmillan/KripanLeonDormidoBarriobusto

y AQUI:

http://panoandanzas.blogspot.com/



............

4 comentarios:

vitinbtt dijo...

Como siempre que haces la crónica, muy buena pero a ver si en vez de entrenar las crónicas entrenas mas en bici que te "mete" hasta Marcelo ¡¡que pena!! jejeje.

Anónimo dijo...

Esto va asi: Cuantas menos veces vienes mas veces te toca la crónica.
Asi que ya sabes el domingo otra vez.
Saludos,
Barrancas.

Julio dijo...

Pero eso no es porque yo ande menos: Es que él anda más... por lo menos los primeros 20km.

Barrancas, no, que seguro que me toca de nuevo.


Saludos.

Anónimo dijo...

Buena crónica, ahora ya puedes salir con nosotros, que hasta que te toque pasarán algunos meses...sabes que pasa, que Victor ha decidido dejar de perseguir a la gente para que colaboren un poco en el blog, así que el día que nadie quiera hacer la crónica se colgarán solo las fotos, no hay que esconderse sino ofrecerse, total con cuatro lineas es suficiente. ¿Quién la quiere hacer este domingo?