alltricks

08 marzo, 2012

Camino de los judios-Dehesa de Navarrete (6+7 Ciclistas)


RAINING DAY

(DIA LLUVIOSO –PARA LOS DE LA LOGSE-)

Distancia: 38km

Desnivel acumulado: 400mt

Perfil

Los valientes: Jose Luis, Fernando “Milka”, Toño “Pleytos”, Jero, David y Diego “Esponja”. Los “rajaos”: Santi, Victor, Javi “yatedigo”, Jesus “Educador”, Mario, Marcelo y Ricardo.

Ocho menos cinco de la mañana; salgo del portal con dirección a Las Gaunas y nada más comenzar a pedalear las primeras gotas de lluvia caen sobre el asfalto ...

Sorprendido por esta circunstancia, la única neurona que estaba despierta a esas horas consigue conectar con otras que seguían remoloneando y me mandan un mensaje; serán 4 gotas, Aemet pronosticaba que no llovía hasta la noche.

Con la tranquilidad que me proporcionó esa información sigo pedaleando mecánicamente hasta la gasolinera, mientras las neuronas que se habían despertado vuelven a su estado vegetativo.

Al llegar veo a 9 ciclistas, todos vestiditos de naranja (como mandan las ordenanzas de andanzas) y una “presencia” no identificada de negro y blanco, a la que mi única neurona en funcionamiento no consideró suficientemente relevante para hacerme salir del sopor.

Consultado el oráculo de Javi (Maldonado) Bartolo sobre si escamparía o no, su respuesta no nos saco de dudas; Estamos locos ..., estamos locos !!! repetía una y otra vez recordando, escalofriado, su salida a Clavijo con David el pasado temporal de nieve.

Como buenos ORs decidimos probar suerte e ir hasta Navarrete para ver si mejoraba la cosa y, nada mas empezar a pedalear se produjo un curioso fenómeno que se repetiría más adelante y con mayor intensidad; se oía un extraño rumor que no conseguía identificar, algo así como: cooooo coo cooooooo... y, justo en ese momento, Mario dijo que se iba a sacar a pasear al perro.

Nada más salir, nos encontramos con Epi que había salido por su cuenta (a lo mejor las 08,00 h. se le hacen demasiado tarde) y que volvía ya para casa. En ese momento, de nuevo, ese extraño sonido llegó de nuevo a mis oídos; co cooooo coo cooooooo...

La lluvia, mientras tanto, arreciaba, pero el ritmo del grupo era bastante alto. Me digo; eso es que el comandante Marcelo ha tomado las riendas del pelotón. Cual es mi sorpresa cuando veo que el que va tirando es el mismísimo Santi, quien en la cuesta de las bodegas de Lardero (allí donde Mala Madre perdió los dientes y su dignidad), le estaba clavando un rejón de castigo a la “presencia” de blanco y negro que mi única neurona despierta había detectado al llegar a la Gasolinera (Es ésta la peculiar forma en que los Ordanzas damos la bienvenida a cualquier extraño que nos deleite con su compañía).

Jesús el Educador coge el relevo de Santi. La lluvia, a lo suyo, con ritmo constante. Jesús, a lo suyo (El niño le debe dejar dormir bien últimamente) con ritmo constante por encima de los 30 km/h. La “presencia” se ausenta de los puestos de cabeza y los Ordanzas respiramos tranquilos... que no se diga que no tratamos con educación a todo el mundo.

Llegamos a Navarrete y seguía lloviendo, nos reagrupamos e intentamos ponernos de acuerdo sobre si es mejor continuar o bien ir a almorzar. En ese momento, empiezo a oír de nuevo el extraño murmullo que venía oyendo a lo largo de la mañana, pero esta vez acompañado como de un intenso revoloteo y de plumas volando (co cooooo coo cooooooo...) y veo anodadado como nos abandonan Santi (el fotógrafo), Víctor (Boss) , Ricardo (como andas, cabrón), Javi (Maldonado) Bartolo, Jesús (el educador) y Marcelo (el del soplao).

Entonces me percato de que la presencia sigue con nosotros y no solo eso sino que el tío no lleva ni siquiera chubasquero (Ole, tus cojones !!!).

Como nos habíamos quedado únicamente hombres en el grupo, el mando lo asumió El Niño. Termi nos condujo hacia la Dehesa de Navarrete. Allí, seguimos homenajeando a la nueva incorporación (Diego “Esponja” para los amigos) y decidimos iniciar Navarrete Calidade, aunque pronto desistimos porque según avanzaba la rueda se iba rebozando, como una croqueta, en arcilla húmeda llegando el momento de que tanto rebozado provocaba el embozado del espacio entre rueda y horquilla, provocando la detención inexorable de la máquina.

Por ello y porque la lluvia seguía a lo suyo, decidimos poner rumbo a Fuenmayor. En ese momento, caímos en la cuenta de que no habíamos hecho la correspondiente foto de grupo y Diego “Esponja” nos volvió a sorprender gratamente a todos no solo llevaba cámara y Gps sino que las fotos las encuadra al estilo Vitín, es decir, que parece que en la foto va a salir todo menos las personas que se han puesto para esperar ser retratadas. (Si esto fuera un Club de Fútbol recomendaría el fichaje inmediato de Diego con una astronómica claúsula de rescisión)

De Fuenmayor cogimos el GR hacía Logroño subiendo por la cuesta de las antenas para, antes de irnos a casa o a almorzar, pasar por las instalaciones del Benemérito Cuerpo y proceder a una cuidadosa limpieza de las burras.

Eso es todo amigos ...

FOTOS AQUI:

https://picasaweb.google.com/comandosanmillan/CaminoJudiosYDehesaCalidad

5 comentarios:

vitinbtt dijo...

Pero que bueno eres (haciendo crónicas), espero que esta no se te apunte en el cuadrante que lleva David y así puedas hacer otra enseguida.
Los Coco, coco, también nos mojamos pero lo que no hicimos fue mancharnos de barro.

Anónimo dijo...

Muy bien Toño, se te olvida comentar que Bob esponja se cayó bajando...y que la culpa del barro solo la tuvo Termi y que la única vez que un Guardia Civíl me ha sonreido y me ha dicho buenos días ha sido donde pasa el rato Jero.

El Pe

Anónimo dijo...

nos va a faltar algo este domingo...........

Anónimo dijo...

se me olvido firmar soy barrancas.Como anxas¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Anónimo dijo...

Vaya, que hubo quienes desaparecieron a lo largo de la ruta y quienes volvieron a reaparecer a la hora de almorzar.
Curioso.

El Carraspana