09 febrero, 2012

La nieve en Clavijo (2 Ciclistas)

Más nieve




Crónica por David "El Pe"

Lo primero es mirar por la ventana, bueno parece que no llueve, lo segundo es ir al ordenador, veo que las previsiones han cambiado y no se espera el aguacero que anunciaban, pues nada, a desayunar y a la calle. ¡Joder! Están cayendo cuatro gotas, no pasa nada, ya que estoy vestido de romano directo a las Gaunas que seguro que habrá algún pringao. Cuando ya estoy llegando veo a Javi “ya te digo” huyendo hacía su casa.
__ ¿Dónde vas?
__ A casa, en las Gaunas no hay nadie y está lloviendo.
__Venga Javi, que son cuatro gotas y el tiempo va a cambiar…

Ya en la gasolinera, decidimos que vamos a hacer, yo digo que a Clavijo y Javi que a Alberite a tomar un café con leche y para casa. Pues nada, salimos a las 8,15 hacia el pueblo, no hace frio, dos grados y no hace mucho viento, llegamos a Alberite y le digo a Javi
__¡Venga, con dos cojones y a Clavijo
__No me jodas, que la liamos…
__¿Subimos por la carretera, es que los caminos estarán de barro?

Cuál fue mi sorpresa que me dice que nunca la ha subido desde que la habían arreglado. En la Unión empieza a caer copos ¡Dios! asfalto y nieve creo que el orgasmo pronto va a llegar. Subimos juntos y ya en Clavijo está nevando, paramos y sacamos unas fotos, cuando está desprevenido le digo a Javi
__¡Con dos cojones y a la Hoya!
__No me jodas, que tengo los dedos que no los siento ¿Porqué no subimos al monasterio y nos damos la vuelta?

Dicho y hecho, subimos y cada vez nieva más y sopla el viento que jode, ya arriba sacamos unas fotos, pensaba que me iba a hartar de sacar fotos pero de repente un pitido ¡batería baja! La madre que la parió, se acabó hacer fotos. Bajamos con cuidado ya que la nieve estaba helada.

__¿Qué, seguimos un poco más?
En este instante me di cuenta que me iba a mandar a la mierda y no me extraña, con la paliza que le estaba dando y así ocurrió.

__¡David, lo siento pero me duelen mucho los dedos, yo me vuelvo!
__Ya lo siento, pero yo voy a intentar llegar a la hoya.

Nos despedimos, y aquí empieza lo que iba a ser uno de los mejores momentos que haya pasado montado en una bici, bajo hasta la portilla y veo que las vacas están bajando.
__¡Joder! Tengo que subir por la nieve esquivando vacas, como se resbale una o derrape yo la liamos parda.

Al final consigo pasar entre ellas sin problemas, cada vez nieva más, un silencio sepulcral solo roto por el ruido que produce mis ruedas al romper el manto blanco que tengo delante de mis ojos y que me rodea, no se ve un alma… ¡Ahh! El primer orgasmo de la mañana. Esto es impresionante, voy subiendo cada vez con más dificultades, hay más nieve, verme solo en este paraje no se puede explicar, por fin voy llegando al final del pinar, consigo coronar sin echar el pie a tierra, paro, miro alrededor…una pasada y sin poder sacar una maldita foto. En este momento se me va la cabeza y casi decido bajar hacía Nalda, pero al no tener carga en el móvil no me arriesgo. Decido subir hacía la Hoya, pero casi al final de la primera rampa me doy cuenta que no voy a poder, así que me doy la vuelta para Clavijo. Bajo con cuidado paralelo a mis rodadas de subida, sigue el silencio y sigue nevando ¡Ahh! Mi segundo orgasmo. Sigo bajando y veo las vacas abajo junto a un tractor y un tío que no sé que me está gritando ¡Tas loco, ande vas! o algo parecido digo yo.
Bueno ya estoy en Clavijo, bajo por detrás del castillo, aquí ya no nieva, y ya en Alberite empieza a llover y a pegar el aire, este es el peor momento de la mañana, lloviendo que da asco y aquí se acaba lo que para mí fue una aventura. Espero que a Javi no se le haya caído ningún dedo por el camino.

4 comentarios:

vitinbtt dijo...

Buena crónica David pero no se si llamarte "loco" o "valiente".

Ismael dijo...

¿ ¡¡Ahh!! ? ¿y ya esta...?, que orgasmos mas cortos para como tenia que estar el paisaje David, eres como los conejos.

Bien por Javi, de ti ya me lo esperaba, no me sorprende, saludos.

Anónimo dijo...

mejor "tendrias"o "tendrieses" otros.
Saludos,
Barrancas.

Anónimo dijo...

David, casi me quitas las ganas de ir esta tarde a Las Gaunas, pero allí estaré. Luis.