28 diciembre, 2011

Nochebuena en Cenzano (9 Ciclistas)

24 de Diciembre de 2011

Distancia: 62km

Desnivel Acumulado: 1070mt

IBPindex: 88

Perfil

Imagen Google Earth

La ruta del Vermouth: De Logroño a Cinzano (¿o es Zenzano?), y de aquí al Martini en el WinnieBar.

9 habituales de los “pedales”…..y del ciclismo:

Termi “El Minero”, Víctor “El Boss”, Juan “El Epi”, Toño “El Toñas”, Javi “El Maldonado”, Mario “El Soplao”, Ramón “El Mon”, Marcelo “El Risitas” y David “El Irascible Amargriáspero”. (Amargriáspero: Amargo + Agrio + Áspero)

Como todos los años, esta noche S.M. se llenará de odgullo y satisfagción dirigiéndonos su tradicional mensaje navideño, a pesar de la que está cayendo y de que su esposa, la gueina, después de lo de Iñaki, ya no “sofía” de nadie.

Yo, que me llamo igual que aquel, no voy a ser menos y a mí también me llena de satisfullo y orgullación dirigirme a vosotros haciendo la crónica en un día tan señalado del calendario. Señalado porque, como bien sabéis, esta leche no está buena y mañana es Navidad, saca la bota María que me voy a emborrachar. Pero señalado, sobre todo, porque hoy 24 de diciembre es, además, víspera de un acontecimiento único que solo se produce una vez al año.

En efecto, mañana es el único día del año en el que se puede ver a Pepón con pelo. Artificial, sí, pero pelo al fin y al cabo. Y es que, al igual que otros –entre los que me incluyo- hace años que padece el síndrome de Leza; es decir: tiene más pelo en los huevos que en la cabeza.

Pues bien, comienzo.

Tras los consabidos saludos y demás parafernalias que habitualmente se repiten en la Gasolinera de Las Gaunas antes del inicio de la ruta de turno, salimos dirección a Alberite a ritmo suave. “El Soplao”, por los motivos que todos conocemos, ha tenido que desempolvar la doble para la ocasión. Al parecer la tenía ya arrinconada en el arMario.

Por otra parte, un comentario jocoso a costa de la linterna que lleva instalada en el casco “El Niño”, a modo de minero, y de la utilidad que de la misma se puede hacer en la entrepierna de alguna, nos empieza a alegrar la mañana.

Tras cruzar Alberite, dirigimos nuestras pedaladas y bicicletas hacia Ribafrecha, momento en que LAMENTABLEMENTE Marcelo nos abandona temporalmente, aquejado, al parecer, de una ficticia avería mecánica. Rotura de cable, parece ser.

(Vamos, entre nosotros, que se cagó por lo que venía después).

Con la tristeza en el cuerpo por tan inesperada deserción y porque, de los que quedamos, ya no hay nadie “cable” por los codos como el de Mendoza, cruzamos Puente Lainez e iniciamos el ascenso hacia Cinzano (¿o es Zenzano?). Solventado sin problemas el trámite de la cuesta de la sal hacemos un breve descanso, momento en que aprovecha David para confesarnos que hizo la primera comunión con túnica. Yo sospecho que quizás su familia era de escasos recursos, lo que justifica el atuendo. Me imagino a su madre diciéndole: Davidín, cariño, no tengas envidia de tus amigos porque vayan con traje de marinerito, si tú vas así vestido es porque es “tuúnica” ropa.

Durante el distendido ascenso se comenta que un tal Gerardo ha debido perder unos treinta y cinco kilos……y que también ha adelgazado algo. ¿?

Seguimos subiendo a ritmo machamón de Con, perdón, machacón de Mon y llegamos a lo alto de Cinzano (¿o es Zenzano?). Allí el “Irascible Amargriáspero” saca una bolsa de cerezas al marrasquino, de las de a 4,95€ el medio kilo, que comemos con glotonería y el Boss, en un alarde de creatividad, plasticidad, cromatismo e imaginación nos inmortaliza, con su cámara de fotos rosa, juntando todos nuestros bombones.....y los marrasquinos. La entrañable escena me pone pinocho y los pezones como donettes.

Tras el erótico momento, “descenso veló” (en francés, descenso veloz con bicicleta) hasta Cinzano (¿o es Zenzano?) para coger agua. Intentamos –y conseguimos- no atropellar a alguno de los numerosos habitantes de esta población que, hacinados, abarrotan sus calles.

Continuamos el rápido descenso y llegamos a Murillo de río Leza en donde nos está esperando Marcelo quien, desde que nos abandonó allá por Ribafrecha, ha debido o deberiese estar arreglando el famoso cable. Antes de encontrarnos con el “Risitas”, Toño “Toñas” nos deleita con una de sus afamadas caídas, esta vez en parado.

Y así, poco a poco, vamos acercándonos a Logroño llevando arropado a Javi “Maldonado” que desde hace rato va con la reserva. Dice que tiene un dolor en el costado como de flato, lo que prácticamente le ha obligado a ir todo el día con el flato pequeño y algún rato con el mediano.

Callejeamos por Logroño con un pequeño incidente de tráfico de nuestro meteorólogo Yatedigo con un panchito –al que le dirige unas palabras cariñosas- y acabamos nuestra ruta en la esplendorosa Cafetería Avenida 55. Con un olor que desprendemos a cerdo, que tira “pa´trás”, nos colocamos en el corner de la barra. Allí nos atiende un Papá Noel zafiamente disfrazado de Winnie, y tras ventilarnos varias botellas de cava y unos Martinis (¿o es Cinzano?), todo ello acompañado de 6 kilos de aceitunas y siete banderillas con “epinillo”, nos vamos, haciendo un “sinpa”, del garito aromatizado.

Antes de la visita a la concurrida cafetería pasamos por la Carnicería Daniel para, como todos los años, felicitar las fiestas al personal. En el establecimiento sonaba el famoso tema de Supertramp: “Crisis? What Crisis?”. La clientela hacía fila hasta en la calle, generalmente mujeres que, como siempre, les encanta “ponerse en la cola”. Ante tal aglomeración de público, no pudimos tocarle el “güigüichu” a Laura (la hermana del Jabuguillo) ni hacernos la foto de rIgor.

Así que otro año será.

Bueno, y yo de momento os dejo que me voy a hacer cacas a casa de Pablito y después a darme un “mensaje” en la espalda…………., que es Navidad.


CARTA AL DIRECTOR DEL BLOG EJERCITANDO MI DERECHO DE RECTIFICACIÓN

Toño "Toñas":

Juan, parafraseando a Vitín; COMO SIEMPRE, GENIAL!!!.

No obstante, en la crónica, incurres en una grave inexactitud impropia de la fama que te precede al afirmar que;

“Antes de encontrarnos con el “Risitas”, Toño “Toñas” nos deleita con una de sus afamadas caídas, esta vez en parado.”

Sería, o seriese, más ajustado a la realidad decir que Toño “Toñas” nos deleita con uno de sus afamados amagos (que no amargos, que para eso ya tenemos al aspero) de caída, esta vez en parado.

Sé que es muy fácil hacer leña del árbol “caído” (Por cierto, cabe deducir “a sensu contrario”, como decimos los picapleitos, que será muy difícil, entonces, hacer leña de un árbol erguido o erecto). A este respecto, tendría o tendriese mucho que decir “el Pe” que, según dicen las malas lenguas, en la mañana de la nochebuena (valga la contradicción) sufrió en sus carnes el milagro (no se puede denominar otra forma, dado lo extraño del fenómeno en una persona de su edad) de una erección matutina pero, por mucho que lo intentó no pudo “astillarsela” tal vez por lo áspero de su carácter (y también de sus manos).

Bueno a lo que vamos, Juan, como dijo tu pariente Epicteto de Frigia (de ahí viene la proverbial falta de líbido de tu familia); “No pretendas que las cosas ocurran como tu quieres. Desea, más bien, que se produzcan tal como se producen, y serás feliz.”

Por esto quiero dejar bien claro que yo no caí.

Es cierto que me trastabillé al abalanzarme sobre la mochila de Vitín para coger una cereza al marrasquino –de las de a 4,95 €. el ½ kilo-

Pero aunque perdí pie, Epi, Victor impidió la “Toña”.

Epi, todo esto te lo digo para salvar mi honor, y has de saber que, muchas veces, cuando salgo a “pilotar” te llevo muy cerca de mi corazón (veasé la foto ...) y no solo a ti sino también a tu amiguito Blas (Por cierto, alguna vez tendrás que explicarnos esa oscura relación entre dos personas con tal mal color...).

Lo dicho Juan, sin acritud. Tuyo afectísimo;

Firmado;

Toño (caíditas) pleitos.

Toño “Toñas”.

El monstruo de las “galletas”.

Fotos AQUI:

https://picasaweb.google.com/comandosanmillan/NochebuenaEnCenzano

Y AQUI:

http://panoandanzas.blogspot.com/

8 comentarios:

vitinbtt dijo...

Juan, como siempre, Genial ¿y si haces las cróncias todos los días aunque no salgas?

Anónimo dijo...

Juan, he de reconocer que a veces me cuesta seguir tus dobles sentidos, pero me gusta tu humor negro telegráfico, básicamente por la cantidad de puyas que metes por palabra escrita, porque tus crónicas más parecen una carta a la novia que un telegrama. Un abrazo. Luis.

Anónimo dijo...

No se como lo haces, pero cada día te superas.
Saludos,
Ricardo.

Anónimo dijo...

Toño, a ti tambien te propongo
como cronista oficial.
Estupenda replica (como no podia ser de otra manera).
Saludos,
Barrancas

Javier Lasanta dijo...

Leyendo éstas crónicas siento envidia de no haber salido. Están geniales la "réplica" y la "contra-réplica".

Feliz Navidad

Anónimo dijo...

Por alusiones…..
¡¡¡Proooteeeesto Señoría!!!
El abogado ha ejercitado su derecho de rectificación, con el beneplácito de Ud., en un espacio que no es el adecuado. Nunca en este blog, y digo NUNCA, se ha colgado tras la crónica de turno, rectificación, aclaración o réplica alguna. Esto siempre, y digo SIEMPRE, se ha hecho a través del enlace de “comentarios”.
Ud., Señoría, con los debidos respetos, ha actuado como Juez y parte al publicar en el blog, inmediatamente después del relato de mi amigo Epi, el “ale-minino” (breve ale-gato) del letrado, ocasionando con ello una pérdida de protagonismo de su excelente crónica.
Por otra parte, Señoría, si Ud. me lo permite, quisiera aclarar varios puntos al “Perry Mason” ese que no conozco en persona, a pesar de que a mí también me lleve cerca del corazón cuando sale a trastabillar; adjuntando, como prueba de ello, una fotografía en la que veo que me he hecho “maillot”. ¡¡¡Cómo pasan los años!!!
Estimado “re-Toño” trastabillado, sepa que dice el “re-Fran” que quien “replica”, ajos come.
Pues bien, en su réplica solicita explicación de la “oscura relación”, como Ud. dice, entre mi amigo Epi y yo. “Dos personas con mal color”, añade.
Nuestra relación, señor mío, es conocida “Ab Initio”, por lo que no puedo ocultarle, -pues es “Vox pópuli”-, que somos truchos.
Por otra parte, el mal color se debe a un problema de pigmentos.
En efecto, unos pigmentos rellenos que comimos hace tiempo y que nos sentaron mal provocaron nuestra permanente palidez. De todas las maneras esta coloración cambia en ocasiones. Queda Ud. invitado a una sesión de trenecito con nosotros y verá “in situ” cómo nos ponemos morados….y de color también.
Y, por último, fue un “Deore”, perdón, “alivio”, que se dirigiera a mi amigo Epi sin acritud, porque ya se veía condenado de por vida por Ud., con la “toga” al cuello.
Atentamente,
Blas.

vitinbtt dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
vitinbtt dijo...

¡¡Cáspita!! En que lío me he metido, espero que ni Epi, ni Blas, ni el monstruo de las galletas me denuncien.
Estoy por publicar un libro, genial, genial, genial.
¿Quien escribe una crónica despues de esto?:
IGOR.