alltricks

27 octubre, 2011

2 Dehesas y Media (11 Ciclistas)

23 de octubre de 2011

Distancia: 63km

Desnivel acumulado: 1115mt

IBPindex: 96

Perfil

Imagen Google Earth

Track y Google

Pepe, Victor"Boss", Toño “Pleytos”, David"Pupitas", Juan"Tostadas", Ricardo “Barrancas”, Jose Luis “niño”, Alberto “solera”, Santi"El Nuestro", Fernando “el mudo” y Mario"SuperMario".

Hola colegas.

Como casi todos los domingos nos encontramos 11 madrugadores ciclistas en el lugar

de inicio de nuestras rutas.

Tocaba ruta especial preparada por nuestro amigo Juan, una ruta que tenía bien guardada en secreto y que no nos cansamos de preguntarle por su itinerario hasta aburrirlo en algún momento. No soltó ni prenda, solo esbozaba alguna sonrisa como diciendo ”sus vais a enterar, petardos”

Conociendo a Juan como le conocemos ya nos imaginamos que no iba a ser un camino de trayecto suave, aunque no dudábamos que iba a ser un recorrido ameno e incluso desconocido en algunos tramos, como así fue.

Comenzamos saliendo dirección hacia el geofísico para subir la cuesta de los almendros y así calentar ya el cuerpo, que aunque no hacía frío y llevábamos el aire a favor íbamos a necesitar estar preparados para soportar el ritmo de pedaleo con el que se iba a ir toda la mañana.

Llegamos al Burro de Oro y cogimos la ruta del Mantible pero al revés para llegar a Fuenmayor con una marcheta buena y sin incidencias.

En este lugar Juan nos advirtió de que ya no encontraríamos agua en los próximos 25 ó 30 Km. y que repusiéramos para evitar desviarnos y así seguir el camino establecido.

Fernando y alguno más sospechaban que posiblemente íbamos a hacer la Titán Desert y no podríamos ver a la familia hasta el jueves y están los "termos" de la cuadrilla como para andar bebiendo unos de otros, así que repusimos y a "pilotar".

Continuamos hasta la Dehesa de Navarrete subiéndola como verdaderos posesos a un ritmo de marcha cronometrada y llegando a la cuesta del cable, que era el lugar de reagrupamiento, en un verdadero campeonato con meta en la cima. Ya estábamos calentitos de verdad. Traguito, bocadito, meadita y andando a media ladera para coger un camino casi desconocido para la mayoría que nos situaría en la rotonda de Ventosa.

Con el aire a favor la media kilométrica de la mañana era muy buena, haciendo la ruta con un pedaleo muy alegre aunque algo exigente.

De la rotonda seguimos por el camino de Santiago dirección alto San Antón y desviarnos hacia la izquierda para entrar en los viñedos y fue en esa zona, gracias a Dios, donde Toño “Pleytos” pinchó y pudimos hacer un descanso de los de verdad para reponer fuerzas y comer y beber en condiciones. ¡Que buenas estaban las uvas!.

Se arregló el tubeless de Toño poniéndole una cámara con alguna penuria que otra que hizo que sintiéramos el frío al alargarse la reparación un poco mas de la cuenta, cuando a la hora de partir se da cuenta Víctor de que él también estaba pinchado.

Víctor con la experiencia que le atesora sacó su bote de espuma del año la "chirindanga" y en unos segundos ya estábamos dispuestos para hacer frente a lo que iba a ser la zona más dura del recorrido.

Este era un camino que nos llevaría en cuesta cada vez más fuerte hasta salir paralelos a la pradera del cortafuegos de la dehesa de Sotes no sin antes subir un cuestón de los que hacían falta cuerdas de escalada (claro con la bici al hombro) para hacer otro nuevo reagrupamiento y sufrir las últimas rampas con garantía de éxito.

Nos acordamos, con esta circunstancia, de nuestros amigos escaladores, Cuquito “Oyarzabal”, Ramón “Pasabán” y Fernando “Hilary el Ruso” ya que con su experiencia la vía de subida hubiera sido la correcta.

Imaginaros como era la cuesta que Alberto Solera nos dijo que en sus marchas corriendo por el monte, esa cuesta la tuvo que bajar agarrado a los matojos. Este Alberto cada día se parece más a los pescadores.

Llegamos a la cima todos jadeando pero contentos, hicimos las fotitos de rigor y después de felicitar al bueno de Barrancas, por su amor propio demostrado ya que en algún momento pensó en acortar la ruta, continuamos con la hoja de ruta establecida por Juan.

Un camino novedoso, al menos para mí, desembocó en la entrada de una senda desconocida y oculta en un hermoso pinar.

En fila de a uno la afrontamos con los consabidos disparates de algún miembro para el que las sendas no son su terreno favorito. La senda era como dice el gran Santi “noble y limpia”. Muy entretenida fue esa parte del recorrido a pesar de la intermitencia de la bajada para no perder a ningún amigo por el bosque y así evitar que se lo comieran los caníbales que al parecer siguen existiendo; sino que se lo pregunten al alemán o mejor ya… no se lo preguntan.

A partir de ese lugar y por otro camino desconocido, llegamos a Sotés, aquí Fernando tomo dirección a Logroño pues tenía un poco de prisa. Nosotros tomamos un camino que lleva al principio de la carretera de Moncalvillo para continuar a Daroca y subir la senda que va a la cima de la dehesa de Hornos.

Ritmo frenético de subida, reagrupamiento y al embalse de Valbornedo.

Como parecía que se nos hacía poco, y no aceptando sugerencias del jefe del itinerario, (alguno insistía ”la ruta es la ruta”) bajamos la cuesta “del culebrón” y sin más desvíos, nos encaminamos hacia Logroño. Juan, nos indicó que la mañana terminaba haciendo la” cuesta roja” (ya no se escuchó a ningún valiente), lo que delataba que estábamos ya para los leones y con ganas de llegar a casa aunque alguno con más hambre que el perro de un sastre, se fue a ver como estaban las viandas del tío Gerardo dando buena cuenta de ellas.

Me imagino que también darían cuenta de los caldos y licores digestivos para ponerse hasta las cartolas como es norma habitual.

En fin mañana gloriosa por la compañía, la magnífica ruta como siempre que nos la prepara Juan y el ambiente de la cuadrilla en todo momento dicharachero.

El viernes cena.

Un saludo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Por lo de PILOTAR para mi que es el gran PEPON
Jabuguillo

santiago dijo...

yo pienso que es el NIÑO, que tiene estudios
Santi

Anónimo dijo...

Da igual, lo bueno es que siempre ( por ahora) hay voluntarios.
Si quereis ahora os cuento un cuento:
Erase una vez 10 LOBOS y un corderito............
Saludos,
Barrancas

Anónimo dijo...

Ha sido la secretaria de Alberto "Solera"

fmd winnie

Anónimo dijo...

Es Mario-

Saludos.

Chifla.

mon69 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mon69 dijo...

uhmmmm..es PEPON.
espera no es MARIO.....
o quizas es el NIÑO...
Que mas da,genial cronica...pero sobre todo vaya avituallamiento el ultimo no?como lo os lo montais cab..
saludos
mon