alltricks

19 octubre, 2010

Euskadi extrem 2010 (3 Ciclistas)

Distancia: 198km. (128+70)

Desnivel acumulado: 4400mt. (2700+1700)

Track para Google Earth

Crónica por Ramón “Mon”

Aquí te os dejo mi versión de esta gran aventura que hicimos tres colgaos amantes de la bici por tierras vascas...

Después de algún intento de convencerme de que me animara a acompañarles en la extrem Euskadi (la verdad poco hizo falta)me decidí a ir....no sin antes de prepararme a conciencia, pues eran palabras mayores, dos días, uno 125km y 2800 de desnivel y otro de 80km con 1800 uf...era un reto para mí y después de haberlo realizado te das cuenta hasta que punto el cuerpo se adapta a lo que tú le pidas, aunque creo que la cabeza hace mucho en este tipo de rutas, de tanto esfuerzo.

Empezamos el día en Laguardia con un tiempo infernal, que bueno, si te pilla en ruta pues vale, pero empezar así..... 340 y tantos locos salimos dirección Oñati e iniciamos la primera ascensión del día, con unas rampas del carajo en su parte última; por cierto esa subida ya la hicieron los que estuvieron en la ruta que preparo julio por San Asensio, bajamos al otro lado de la sierra Cantabria por sendas preciosas y algún tramo de buenas pistas y el viento en contra, hasta alcanzar el parque natural de Izqui(Urturi)...primer avituallamiento, muy triste por cierto, seguimos para adelante sin parar de llover claro, coincidimos con parte de la ruta que nos prepararon nuestros amigos Juan y Víctor una semana atrás, pero con bastante maaas agua. Nuestra duda o mejor dicho la enorme duda de Javi era si el siguiente avituallamiento tendría algo de comer???pues no hacía más que recordarnos unas hamburguesas que dejo en el frigo de su casa....como el decía, se le veían unos lagrimones del 10 je,je,...Llegamos a Maeztu y nuestra duda se disipó: plátanos, barritas, yogures....y unos preciosos bocadillos que como os podéis imaginar Javi los devoró....pero no creáis que se olvidó de su picadillo de hamburguesas no, nos lo siguió recordando hasta el final de esta aventura el “condenao”...

Continuamos con nuestro intento de llegar a Zalduendo antes de las 6 de la tarde, allí hacían el corte antes de afrontarb el último subidón del día, no dejaba de llover hasta que llegamos a Salvatierra-Agurain, después de una bonita subida con espectadores de lujo, un montón de buitres que tenían allí su comedor particular...la bajada fue de escándalo, sobre todo por la gran cantidad de barro acumulado en su ultima parte, una vez abajo mientras llegaban mis compis me dedique a retirar barro y mas barro de mi bici, me di cuenta que había roto una pieza de mi maneta de freno delantero, con lo cual otro obstáculo a esta gran aventura, tuve que continuar sin freno delantero hasta el final uf....no las tenía todas conmigo y tuve mis dudas de que hacer pero el corazón puede más que la cabeza, ya sabéis de lo que hablo, seguro, a que si?

Llegamos al tercer avituallamiento del día en Salvatierra, allí nos dieron algo de comer, un gel que hizo milagros, sobre todo en mi; lavamos la bici debajo de una fuente pública por segunda vez del día y continuamos nuestra marcha hasta el famoso corte de Zalduendo, donde llegamos sobre las 4:20 de la tarde, de sobra para continuar para arriba. Una subida digna de mencionar por su dureza y larga distancia, recordaros que ya llevábamos 92k.sobre nuestras espaldas, fue una bonita, subida que por bemoles hicimos toda montada, adelantando a todo el mundo que la hacía a pie.

Llegamos a la zona más espectacular del día, una praderas impresionantes con su ermita, llamadas Urbia, un sitio digno para volver algún otro día sin dudarlo...la bajada fue larga por una preciosa senda que desembocaba en el santuario de Arantzazu, ya olíamos la ducha y sobre todo la cena...después de tanta hamburguesa que nuestro “capi” nos había puesto en boca je.je....Por fin entramos en Oñati después de 9h30m. en movimiento y 2840m. de desnivel, que marcaba nuestro gps, fuimos recibidos con aplausos en la plaza del pueblo y otro pequeño tentenpie, karcheamos nuetras bicis(así decían nuestros amigos de la organización, pues utilizamos las kartcher para el lavado de las bicis) y la gran merecida ducha...joder qué gozada después de tanto barro y agua. Nos dimos una vuelta por el pueblo, pues no lo conocíamos ninguno de los tres, y nos fuimos a cenar...luego tras las maniobras de nuestro genial Tate, vinieron a por nosotros en coche,(la casa rural estaba a 2k. de allí) y nos fuimos a descansar un poco, después de repartirnos las habitaciones.... A la mañana siguiente salíamos a alas 10...teníamos que entregar las bolsas, coger la bici y cambiar pastillas de freno y engrasar. Nos esperaba una dura jornada como así demostró el día, eran 70k. y 1800 de desnivel, con la consabida lluvia y barro....La mañana empezó fuerte, el primer repecho del día era duro de veras y encima empezó a llover fuerte y no paró hasta el final de la ruta...Javi no hacía más que repetir que tiráramos para adelante que él se quedaba a su ritmo...pero Tate y yo ni caso(que canso el tío).A la mitad del día, en la zona que quizás no fuera la más peligrosa, Tate se fue al suelo, a la cuarta fue la vencida pues llevaba ya algún susto a lo largo de la jornada, eso el fenómeno cayo delante de la cruz roja...menos mal porque por delante hubiera sido bastante peor....llamada de teléfono de Javi y para atrás a ver qué había pasado; un boquete considerable en el codo y para el hospital, se acabo el día para nuestro amigo. Continuamos Javi y yo, a mi ya no me quedaba casi pastillas de freno atrás (el único que tenia), la zona por la que rodábamos era impracticable...ni para arriba ni para abajo no traccionaba nada así que mucho andando, hasta que llegamos a una zona por asfalto y volvió a caer la de dios, por lo menos nos limpiaba la cara de barro je,je...Llegamos por fin al último avituallamiento del día, yo olía los bocatas desde 1k. atrás....me metí a cubierto debajo del toldo a comer y a esperar a Javi, joder como caía la condenada de la lluvia. Reanude la marcha porque me quedaba helado, ya estábamos llegando a nuestra meta por fin....pero subiendo otra rampa con muchísimo barro crak...se me rompió el cambio, esperé a que llegara Javi y me aconsejara que hacer...mi ilusión por llegar se marcho en un tris, me di media vuelta para regresar al último avituallamiento y allí me acercaron hasta Lekeito...bueno con mucha rabia, pero por lo menos llegamos enteros. Me tire casi una hora esperando a lavar la bici, o lo que quedaba de ella, me duche, apareció Tate con su codo maltrecho, me comento como le había ido...y por fin apareció el capi supercontento por haber podido acabar esta maravillosa aventura. Terminamos el día con una comida multitudinaria, saludos a gente que habíamos coincidido en ruta...nuestro amigos de Tarragona, Castellón, Madrid...y los que solo veíamos al acabar (Josera, Hector y Toño de los sandalios) buena gente de verdad. Reparto de regalos, despedidas y a montar las bicis en el camión, que luego nos las trajeron de vuelta a Laguardia.

Solo me queda agradecer a mis compañeros de viaje por su forma de ser y compartir este tipo de rutas conmigo...gracias a sido un placer, haber si el año que viene la podemos acabar todos.

Sólo tengo que añadir dos cosas más a esta fantástica ruta: Que Javi tenía un picao excelente en la nevera que iba a preparar con perejil unas hamburguesas fantásticas y bla bla bla y “que tiréis para adelante y no me esperéis, que yo voy a mi tran tran”.

FOTOS AQUÍ

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena Capitán. Animo Ramón y Tate, que come dicen en mi pueblo "autraño será"

Jorge M

Anónimo dijo...

Enhorabuena a los tres, ya de por si hace falta valor para iniciar una aventura de este tipo.

Bueno eso y estar un poco loco tambien.

El educador.

Ismael dijo...

Enhorabuena a los tres, para mi llegasteis los tres a Lekeitio.

Joder todo esto tira por tierra las habladurías acerca del comando, menos mal que dos le dan prestigio.
El capitán esta bravo últimamente.

Mon estas gafado con los frenos macho, pon unos V y déjate de discos, Tate recupérate, espero que no fuese mucho.

Ole a los tres, envidia sana me dais. Saludos

Anónimo dijo...

Un BRAVO muy grande para los tres.
Saludos,
Barrancas.