alltricks

20 mayo, 2010

Demo-Trek

Distancia: 44km

Acumulado 2010: 2075Km

Desnivel acumulado: 647Mt

IBPindex: 55.00

Perfil

Imagen Google Earth

TateTREK FUEL EX 9


Alberto Winnie, Miguel Angel, Ricardo, Diego, Tate, Jero y Carlos (amigo de Ricardo)

Con sus bicis Jesús del Campo, José Luis, Juan FALTAN ALGUNOS SUPONGO

A las 8:05 estamos en Las Norias chupando frío ya que algunos no saben lo que es levantarse un poco más tarde, un día que se puede. La espera se ameniza viendo a Rafa el mecánico de Trek preparar bicis con gran rapidez y soltura y a Javi quejándose del frío que hacía.

Tras tomar cada uno su montura, decidimos dirigirnos hacia Clavijo (ruta del Pavo light) en vez de al León Dormido, destino original. Salimos por el parque del Ebro y al ir a tomar la senda, para animarnos la mañana Winnie decide tirarse de la bici, porque no está acostumbrado a bajarse normalmente de una rígida. En tan poco trayecto, nos pudimos dar cuenta que había gente muy distinta en cuanto a técnica y a capacidad física y enseguida se formaron dos grupos. Continuamos por la senda del Iregua tras pasar el crecido río bajo el puente nuevo de Villamediana y ya no vemos al grupo de cabeza hasta el alto de la cuesta de las piscinas que subimos por la cuesta de la Ermita de la Virgen de la Antigua. Seguimos camino y llegamos a Clavijo desde el fondo del barranco. Arriba los del grupo cabecero, están congelados y deciden tirar para abajo por la senda de las antenas. Diego encabeza el grupo de las Remedy y deciden irse a hacer la senda del monolito para sacarles todo el partido a sus máquinas y nuestro grupo esperamos un rato más a algunas chicas que no han llegado. Bajada rápida hasta la Uníon por la senda y Minerva decide que bajemos por el trazado de la ruta del Pavo. Al llegar al cruce yo me adelanto con el mecánico porque se le está haciendo tarde y bajamos tirando un poco.

Poco a poco va llegando el personal a Las Norias y nos tomamos un lunch piscolabis comentando las incidencias de la jornada. Es curioso escuchar los comentarios de cada uno tras su experiencia con la bicicleta.

Mi experiencia con la fuel ex9. La postura es muy adelantada, lo cual la hace cómoda para subir, pero extraña para bajar. No se si la horquilla, se me quedaba un poco corta de recorrido o es que el rebote estaba muy duro, pero mi sensación era de poca absorción bajando.

Esa misma sensación tuve con el amortiguador trasero. Para subir perfecto, pero abriéndolo para bajar me parecía que estaba demasiado duro.

En resumen la bicicleta me gustó bastante para llanear y subir pero se queda un poco justa para bajar.

Alberto “Winnie”- TREK ELITE 9.9 SSL


Este domingo hemos estado parte de la cuadrilla probando las "máquinas" de Trek. Yo me pedí una Trek Élite 9.9 ssl. y estas son mis experiencias.

Una vez colocadas las presiones requeridas en las ruedas y en la Horquilla, la cual llevaba un bloqueo en el manillar muy peculiar y cómodo. Empezamos a rodar con la cuadrilla. Las sensaciones fueron muy diferentes a las dobles que estamos habituados. Al principio nos sorprendió a Javi "ya te digo" y a mí la rapidez con la que salía en cada pedalada la bic y la ligereza de la misma aunque en cuanto empezamos a saborear las piedras del camino nuestro riñones notaron la diferencia de burra. Una vez ya en pista buena el rodar se hacía mucho más rápido, pero, una vez puestos en batalla para subir la cuesta de la ermita con un desnivel considerable se volvieron a notar los dos platos, en este caso llevábamos un 2 x 9 con un 11-32 y un 42-29. En conclusión que llegamos arriba muertos mataos. Los descensos en principio bien aunque una vez vuelta a empezar las revueltas del castillo otra vez a sufrir. Después y bajando por la senda de las antenas de clavijo no sé si es que a mí me parecía que corría mucho o es que lo hacía de verdad porque la sensación de velocidad era notable, aunque alguno me había pasado con las dobles como un tiro.

Ya por pista buena y con gravilla me daba algo de miedo esa falta de poder pedalear tranquilo y sentado pero una vez metido ya en llaneo y con buen piso las cosas volvían a cambiar.

En definitiva, una buena bici para correr, mala para domingonear y muy mala para andar con la cuadrilla (por los desarrollos). Me gustó la experiencia, Gracias a trek y Guillermo por el lunch y felicidades por su cumpleaños.

Miguel Angel “Trankas”- TREK EX 9.9

Hola chicos, este fin de semana, unos cuantos nos apuntamos a una de esas cosas, en la que tú eliges la bici, y tienes más o menos una mañana para probarla, es este caso, tanto Ricardo como yo (entre otros), nos decantamos por una Trek Ex 9.9.

Mostraré más o menos las sensaciones que pude experimentar al montar ésta máquina.

Lo primero, es el peso, ligera, cuadro de carbono, una buena horquilla de 120mm, una buen conjunto trasero, bieleta más amortiguador, todo ello con unas ruedas de 2,20, que dan la sensación de estabilidad y del dominio en cualquier situación comprometida que pueda acaecer.

Cambio Sram X0 , va como la seda (por lo menos de nueva), desviador Shimano XT, y más.

El sillín, no tengo ni idea cual era, este era unos de mis temores, el de no terminar con mis posaderas como un coladero de patos, pero menos mal que fue de lo más cómodo.

Lo primero que comprobamos en la salida, fue la ligereza del carbono, para cruzar un pequeño riachuelo, más crecidito de lo normal, vamos hacia Alberite buscando las imperfecciones del camino, para ver que tal responden las monturas, de momento mis sensaciones son muy buenas, subida por la ermita para llegar por encima del camino de las piscinas, yo no pasé el último escalón, por mi torpeza, pero se nota la ligereza de la bici, como un tiro a Clavijo, y subida por el pedrusco, parece un tractor subiendo, una vez en Clavijo, los más endureros se irán, por la senda del Monolito, otros (nosotros), bajaremos, por la senda que va desde las antenas a La Unión, vamos que voy que no freno, un pequeño susto, al convertirse la doble senda en sencilla, salto y “voilá”, o pajarillos a volar, aterrizaje sin problemas, otra cosa hubiera sido con la mía, al despegar no me lanzó por los aires y al aterrizar ni siquiera rebotó, lo más mínimo, y mi cuerpo, no se separó ni un ápice de la bici, un pequeño susto, para recordarnos, que ahí está el suelo duro esperando el despiste.

Como un rayo a Logroño, esto, tanto sube, baja, como llanea, es una bomba.

Bien, bien, bien, a reponer fuerzas con el pequeño almuerzo que nos ofrecen a la llegada.

Diego “Biker”- TREK REMEDY 9.9


"Si tu conocimiento quieres ampliar

sobre el mundo de la bicicleta

no dudes en preguntar

al Abuelo Cebolleta."

Ya me lo dijeron, me lo avisaron, pero tenía que comprobarlo. Desde que apareció en el mercado la Trek Remedy siempre he pensado que era una bicicleta perfecta para mí, que estoy dispuesto a sacrificar en el ascenso pensando en un descenso mas seguro, rápido y divertido. Y me dijeron que el sacrificio de subir con una bicicleta de estas características era muy grande…. Pero tenia que comprobarlo. Y llego el día…

Después de regular el sillín, la dureza del amortiguador, el rebote, etc. estuve comprobando las primeras sensaciones de una bici muy diferente a las que había probado hasta entonces. La presencia es imponente, con esas ruedas de “tractor” de 2,4”, los 15 cm. de recorrido de las suspensiones, los frenos capaces de detener la bici en casi cualquier circunstancia…

Ya rodando por llano, mientras voy entrando, en calor empiezo a darme cuenta de que es una bici que no es pesada, pero que cuesta moverla algo mas de lo habitual. Empieza el ascenso y no aprecio grandes diferencias, aunque se sigue evidenciando un tendencia a pegarse al suelo. En la primera subida con gran pendiente, ningún problema de tracción pero noto que me voy descolgando del grupo, aunque subo hasta arriba sin novedad.

Un pequeño descenso me permite comprobar que, una vez liberada de los bloqueos propedales y demás trabas, esta bicicleta va como la seda. Continua el ascenso picando un poco, pero sin problemas. Cuando la pendiente empieza a ser algo mayor, hago la prueba de comparar con la Fuel EX que llevaba Barrankas, por ver si hay alguna diferencia…. Y es como quitar las alforjas que has llevado todo el día y notar que vuelas sobre la bici. Pero como hemos venido a probar la Remedy vuelvo a cambiar de bici en seguida, para alivio de Barrankas que estaba empezando a resoplar.

La parte del ascenso final hasta Clavijo, con esfuerzo pero sin problemas. Una vez arriba hago un poco de trial por las rocas de la peña, y compruebo que la Remedy va por donde le mandas, se agarra como una lapa a las rocas y es muy fiable en este tipo de terreno.

El grueso del grupo decide volver a Logroño, pero yo no me resigno y, tras obtener el beneplácito de la organización, decido seguir subiendo para bajar por la Senda del Monolito. Otros cuatro bikers de Nájera (tres de ellos con Remedy) se apuntan conmigo y empezamos el ascenso. Se hace duro, pero el nivel de mis compañeros de fatigas es algo menor que el mío y me permite subir al ritmo del que llevaba una Fuel EX. Al adentrarnos en la senda del pinar la repuesta de la Remedy en el par de escalones es perfecta, y en los dos saltos que hay en la bajada hasta la pista la sensación de seguridad es total.

Y por fin tenemos la senda a nuestros pies. Nos ajustamos los cascos, las gafas, nos abrigamos algo, quitamos los bloqueos y empezamos a bajar. Y es entonces cuando la Remedy se muestra en todo su esplendor, trazando las curvas sin problemas, tragándose piedras y raíces como si nada, amarrándose al suelo de una manera sorprendente, permitiendo que se cometan errores que con otra bicicleta supondrían una caída casi con seguridad. La sensación de velocidad es irreal, yendo mas rápido de lo que parecía.

En la parte final de bajada hacia Nalda apuro en las curvas cerradas, tumbando como nunca lo he hecho, forzando el agarre de las ruedas, y la Remedy como si nada. Llaneando de regreso a Logroño, la bici te permite mantener un buen ritmo ya que rueda muy bien.

CONCLUSION

La Remedy es ideal para un biker al que le gusten los descensos cargados de adrenalina y salga con otros bikers que monten bicicletas similares, o sólo. El problema es si vas en un grupo heterogéneo, tu bici pesa 2 kg. más que las del resto y no eres el biker más en forma, porque te relegará irremediablemente al final del pelotón lejos del penúltimo. Y el punto extra que proporciona en el descenso, que la hace diferente, puede que no siempre compense salvo que se trate de un descenso técnico en el que poder sacar partido de las características de la bicicleta. Pero las rutas habituales conllevan en un largo ascenso, o varios ascensos con sus descensos correspondientes, por pistas y caminos, y no se ajustan al perfil idóneo de esta bicicleta.

La Remedy seguirá siendo “mi bicicleta”, pero los OR son mis amigos, y no todo en esta vida es bajar a tope.

FOTOS AQUÍ


2 comentarios:

Miguel_Bike dijo...

Me ha gustado mucho el compartir las experiencias con vosotros, es entretenido y curioso, las sensaciones que hemos tenido con la demostración.

Saludos

Anónimo dijo...

Por que no quieres. Yo tengo una Sx esperando compañía no fumadora, abierta a todo, limpia, sin malos rollos, que le guste disfrutar a tope,...

El inicialmente aludido