alltricks

18 noviembre, 2008

IOAR desde Logroño (8 Ciclistas)

Crónica por Víctor

17 de Noviembre de 2008 (lunes)

Distancia: 82Kmt.

Desnivel acumulado: 2300Mts.

Perfil

IBPindex: 184.07

Imagen Google Earth

Imagen Compegps 1---- 2

Track

Juan, Tate, José Luis, Pepe, Víctor, Igor, Javi y Mario

Quedamos a las 08:45 en Franco-Españolas y, aún siendo lunes, aparecemos 8 amigos para hacer una Súper-Ruta.

Salimos dirección al león dormido tranquilos, pero tampoco demasiado ya que es una ruta muy larga y no conviene retrasarse demasiado.



Después de comer casi un kilo de dulce membrillo que ha traído Igor y unas galletas con chocolate en la plaza de La Población, iniciamos la bajada a Marañón; no la conocemos pero la encontramos a la primera gracias al track que nos pasaron los amigos de Kdds Riojanas del foromtb. Un descenso que empieza tipo trialero con muchas piedras y algún escalón; en esta primera zona salgo por encima de la bici pero sin consecuencias, el resto, aunque con zonas empinadas se baja sin mayores problemas.


Al atravesar el pueblo por un camino encementado y en constante subida, nos encontramos con una cascada chulísima llena de musgo donde paramos para hacernos unas fotos y coger un poco de aire sabiendo lo que, todavía nos queda.


Continuamos cuesta arriba y antes de seguir con la ruta prevista, nos desviamos a la derecha para ver el nacedero del río que atraviesa Genevilla, donde antiguamente hubo una central eléctrica; otra maravilla donde paramos para disfrutar de ella y de paso coger agua.

Ahora vamos en suave ascenso por zonas de encina y madroño, por caminos en bastante buen estado donde rodamos con un ritmo constante hasta comenzar un pequeño descenso que nos dejara en la pista de subida al Ioar.

La subida hasta las antenas, vista objetivamente, es una de las más duras que se pueden realizar, ya que es muy difícil encontrar algo parecido por los alrededores (7kilómetros al 11%), no tiene grandes rampas, ni tampoco muchos descansos, pero al ser tan constante al final se hace muy dura, así que nos lo tomamos con tranquilidad y vamos subiendo cada uno a nuestro ritmo.

Arriba hace mucho frío, las nubes están cubriendo toda la sierra de Codes y el aire es helador; nos comemos unos emparedados y bocadillos bien abrigados debajo de las antenas protegidos del viento.

Ahora tenemos que volver sobre nuestros pasos para meternos por una senda que al principio está bien marcada pero que enseguida desaparece y nos cuesta un poco encontrarla.

Nos llevará a la cumbre otra vez por unas zonas muy complicadas de subir, donde en algún momento tenemos que echar pie a tierra.

Comenzamos un cumbreo interminable por una senda en constantes subidas y bajadas pronunciadas y llenas de piedras, con un viento muy fuerte que nos hiela la sangre y donde para colmo, tenemos los dos únicos pinchazos de toda la aventura, solo nos podemos proteger en los matojos que crecen al lado de la senda.

Salimos a la pista principal que nos llevará a Nazar por un camino, en principio, con mucha inclinación y piedras sueltas que no impiden bajar hacia el pueblo a buen ritmo.

En Nazar acabamos todo lo que llevamos de alimento, llenamos los bidones y salimos dirección Otiñano desde donde iremos al Santuario de Codes; es una carretera estrecha y en principio cuesta abajo, pero enseguida se pone “mirando” al cielo durante casi 3 kilómetros y llegamos al Santuario con las fuerzas muy gastadas.

Seguimos por la carretera, cuesta abajo hacia Azuelo y desde aquí realizaremos la última subida del día; una pista ancha y en perfectísimas condiciones que más bien parece una carretera; tiene bastante desnivel, sobre todo al principio, y como vamos con las fuerzas justas, se nos hace interminable hasta llegar a los aerogeneradores, aunque no llega a los 3 kilómetros de subida.


A partir de aquí bajada rapidísima hasta Aras, donde no hace falta ni dar pedales si exceptuamos la subida al pueblo; seguido nos metemos en el camino que nos dejará en Viana para a continuación coger el camino de Santiago y llegar a Logroño 7horas y media y haber pedaleado algo más de 6horas.

Ruta muy exigente, solo recomendada para los que estén bien preparados físicamente; en cuanto a la técnica, la bajada a Marañón tiene su poca dificultad al principio, pero es totalmente recomendable; el cumbreo de la sierra de Codes también tiene su dificultad por los continuos repechos con piedras, aunque se puede realizar sin problemas.

En definitiva UN RUTÓN.

FOTOS AQUÍ

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Envidia sana del rutón que habeís hecho, vaya valientes.Me ha gustado el membrillo de Igor (sin mariconadas)

D.P

Anónimo dijo...

muy guapa,tiene su punto melancólico las fotos en blanco y negro y bastante acogedor como los duendes del bosque escojen un sitio cercano a sus congenere para cagar. Ciertamente tierno, la verdad.

victor ya que te caías podrías haber echo una foto mascercana de la bajada. puntuaciones???

fmd. Señor The PooH

Anónimo dijo...

yo estaba justo detras y os puedo asegurar que fue de 10,era como un sapito con los brazos y las patitas abiertas jajaja, eso si se levanto mas rapido que se cayo, claro pepe estaba abajo apunto de gritar.