alltricks

17 junio, 2008

Travesia del Ega (7 Ciclistas)



Crónica por Miguel Angel
Travesía del Ega 2008
15 de Julio de 2008
Distancia: 60Kmt.
Acumulado 2008: 1280Kmt.
Desnivel acumulado: 839Mts.
Perfil
IBPindex: 80.40
Imagen Google Earth
Imagen Compegps 1---- 2
Enlace track

David, Ricardo, Pepe, Ramon, Santi, Tate y Miguel Angel.
Este fin de semana, unos pocos hemos decidido ir a Estella, a hacer la travesía que preparan los del club saltamontes de Estella (Navarra), a 47 Km. de Logroño.
No tenía ni idea de quienes íbamos a ir, al final somos siete, David, Pepón, Ricardo, Ramón, Santi, Tate y Yo (Miguel Ángel).
Ya en Estella, en la línea de salida nos encontramos a nuestros amigos de Lodosa, Enrique, Nacho, Chuchín y un chaval que no conocíamos, estos chicos tampoco se pierden una.
Vamos a sabiendas de que es una ruta muy bonita, y desde luego no nos defraudó lo más mínimo.
Pepón nos dice en la salida, que nos reunimos en el avituallamiento, yo les dije que con lo bajo que estoy de forma, que no me esperaran, luego las cosas cambiarán.
Según salimos, ya vamos tomando nuestras posiciones, en cabeza, como no puede ser de otra manera, Pepón, Santi, David y Ricardo, (igual hasta acierto en las posiciones), ya que no los veré hasta el avituallamiento.
A mí me parece que me voy quedando atrás, pero unas posiciones más adelante veo a Ramón, esta circunstancia me da alas, e intento cogerlo, Tate se queda estancado unas posiciones más atrás, y así será nuestra llegada al avituallamiento.
Caminos en buenas condiciones, que se van cerrando por la cantidad de hierbas altas que invaden el recorrido, éstos caminos llegan a convertirse en “singles tracks”, vamos atravesando poblaciones, pinares ,robledales bastante cerrados todo ello muy llevadero, ya que las subidas no son muy fuertes ni tampoco excesivamente largas, apenas utilizaremos el plato pequeño mas que en algún momento muy puntual.
Vamos aumentando el kilometraje pasando el ecuador de la ruta (30Km.), lo que a mí me hace dudar de la existencia del avituallamiento ya que veo pasar los lugares en los que se ubicaba años atrás.
Por fin contacto con Ramón, pero me durará poco el encuentro, ya que al tener que meter el piñón pequeño en un repecho, se mete la cadena entre la biela y el plato pequeño, y tengo que usar la fuerza bruta para sacar la cadena.
Llegamos a Galbarra, un pueblo rodeado de montañas, una maravilla de paraje, es el Km. 35, aquí retomamos fuerzas, nos encontramos a los componentes del grupo de cabeza, que se han quedado fríos de tanto esperar, tiempo que no desperdició David ya que probó de todo lo que había, por lo que nada más llegar nosotros se marchan, y ya no los veremos hasta la meta.
Después de alimentarnos con la bollería, y un refresco, nos vamos agrupados, Tate, Ramón, Ricardo (que se buscó un grupo menos competitivo), y yo.
Retomamos la marcha como no podía ser de otra manera, cuesta arriba, entre nosotros vamos cogiendo posiciones, en la que me encuentro el primero al iniciar el magnífico descenso de unos 4 ó 5 Km., en una trialera cubierta por la vegetación arbórea en forma de túnel, que en algunas zonas nos hace agacharnos, yo rocé más de un arbusto con el casco, detrás de mí va Ricardo, que por alguna extraña razón aumenta la distancia de seguridad conmigo, ésta será tal, que no me pillarán hasta unos 6 Km. de Estella.
Casi todo son caminos muy rápidos, en la que había que sortear los charcos que nos encontramos, algunos de ellos con trampa incorporada, sino que se lo digan a David, un inofensivo charco, que en su interior aloja un agujero que cabe la rueda delantera hasta el buje, por fortuna David tiene superado el curso de vuelo sin motor (me lo contaron yo no lo vi), menos mal que el que iba delante de mí, también hizo lo mismo y ya fui advertido.
Como dije antes a 5 ó 6 Km. antes de Estella, me alcanzan los compañeros, ¡como van los tíos!, parece que vuelan, iremos juntos hasta Estella, pero ¿dónde está Wally? digo, Tate.
En las puertas de Estella atravesamos una chopera bastante embarrada, aquí Ramón nos demuestra que la línea recta no es a veces el camino a coger entre dos puntos cercanos, digo esto, porque la trialera estaba súper-embarrada, y la rueda de atrás no le hacía más que patinar, e iba de un lado para otro sin cesar.
Según llegamos a la meta vemos al grupo élite (Pepón, Santi y David), ya yendo a los coches, a dejar la bolsa con los obsequios; al poquito llega Tate, esta vez no sé si fue él el que hacía tapón a los demás o se encontró con los tapones otra vez.
Una(s) cerveza(s) y buen bocata de panceta con pimientos para la llegada, nos entregaron una bolsa con un lote de productos de la zona (vino, setas, pimientos, espárragos…), una camiseta, y a mí, en el sorteo me tocó unas fichas de rutas en BTT en 3D de Navarra.
Para culminar una mañana maravillosa, una buena ducha, esta vez sí, con agua caliente.
FOTOS AQUÍ

No hay comentarios: