alltricks

22 octubre, 2007

La Hoya de Pepe+Cordal de Albelda (16 Ciclistas)


La Hoya de Pepe+Cordal de Albelda
Distancia: 46Kmt.
Acumulado 2007: 2785Kmt.
Desnivel Acumulado: 943Mts.
Tiempo: Al salir un poco de frío (7º), el solo fue abriéndose paso para caldear el ambiente pero cuando llegamos a La Hoya en la zona sombría había trozos helados y la temperatura volvió a bajar a los (7º).
Terreno: Hasta el final de la subida a La Hoya los caminos totalmente arreglados; después, la bajada al cordal y toda esa zona con roderas y piedras sueltas.

Imagen Google Earth
Dificultad Física: Media-Alta
Dificultad Técnica: Media-Baja
Imagen Compegps 1 2 3

Enlace Track

Juan, Paco Luis, Javi, Victor, Pepe, Fernando, Diego, Santi, Miguel Angel, Alberto, Jose Luis, Tate, David, Jesús Delcampo, Fran y Miguel “kayak”.
Hoy nos juntamos 16 amigos para dar una vuelta; entre nosotros está Miguel “kayak” un profesor de piragua que viene de parte de Javi “Solera” y es la primera vez que se junta al grupo; el camino hasta Alberite, entre las preguntas a Miguel “kayak” y que Fernando llevaba 2 semanas sin vernos, ha estado muy entretenido ;-))).
En la cuesta de las bodegas, por la carretera, ya se hacen varios grupos aunque antes de llegar al camino ya nos hemos vuelto a juntar; continuamos a buen ritmo; aún así los de adelante van abriendo hueco. Para llegar a La Union decidimos pillar una pista que sale a la izda. y no es muy dura pero que tiene algún tramo en el que tenemos que apretar los dientes; llegamos al pueblo en varios grupos; a los últimos nos están esperando en la fuente mientras Santi arregla un pinchazo (se había puesto a imitar Alberto “Mariñas” y se le ha pinchado jejeje); momento que aprovechamos los demás (todos menos David) para salir “pitando”-“Ya nos pillaran”-.
Nos metemos en el camino verde, el que va paralelo a la carretera que sube a Clavijo, acelerando el ritmo y colocándonos todos en fila india con alguna diferencia; a falta de Santi y David, Jesús Delcampo y Fernando van en cabeza abriendo camino y aumentando las distancias; ya en las peñas debajo del castillo me paro a esperar a los dos que se han quedado a arreglar el pinchazo; se ve mucho tramo del camino verde y no parece que vengan; nos ponemos en contacto con los walkies (que buen invento); me dicen que ha vuelto a pinchar y tienen que cambiarla otra vez; decido seguir y esperarlos arriba.
Allí arriba están esperando los demás; la última cuesta, que es bastante empinada y con un terreno muy movido, no supone un gran problema para subirla a la mayor parte del grupo; Miguel “kayak” lo pasa mal en esta zona, no está acostumbrado (todavía) a este tipo de caminos.
Después de esperar un rato vuelvo a llamarlos; me dicen que ya lo tienen reparado y están llegando; les comentamos que seguimos la ruta por que seguro que nos pillan antes de llegar al cruce de La Hoya; como ya no tienen cámaras; la “otra maquina” (Juan “Tom-Tom”) del grupo decide quedarse por si tiene que dejarles alguna de las suyas.
Los caminos están totalmente arreglados, gracias a ello avanzamos mas rápido de lo normal por esas pistas anchas y perfectas; las cuestas no parecen tan duras como en otras ocasiones; la zona de los pinos, antes durísima, hoy no ha sido para tanto; los “pinchaos”+Pepe nos pillan antes de comenzar esta zona y nos pasan como cohetes.
Antes de comenzar a subir a la cima de La Hoya, y mientras se arregla una rotura de cadena, Miguel “kayak” decide volverse por donde hemos venido porque está muy cansado debido a la falta de preparación; las pistas totalmente arregladas nos van a favorecer esta tremenda subida ( 700mts. al 15,5% con una máxima del 22,3%); nunca la habíamos conseguido culminar sin bajarnos de la bici; en esta ocasión si que podemos llegar a la cima sin poner pie a tierra; en total, desde donde comienzan los pinos hasta el final son 2kmt. 400mts con una media del 10,20%.
Después de subir al punto mas alto (andando, excepto Diego) y alucinar con las tremendas vistas que se aprecian desde este lugar, comenzamos la bajada hasta el cordal; al principio, aunque empinado, al estar recién arreglado se baja como una bala;seguido se comienza el cumbreo con varios sube-baja por pistas que no dan problemas; un par de cortafuegos, a cual mas empinado (sobre todo el último 300mts al -25% y con bastantes piedras) nos dejan en un camino sin desnivel que nos lleva a comenzar el cordal no sin antes tropezarnos con varios “moteros” cerca de 4 caminos.
Este cordal nos va a llevar a Albelda; después de un par de subidas por unos caminos helados comenzamos la bajada al pueblo; son 3 kilómetros al -13% con zonas de riesgo por las piedras que nos encontramos; sobre todo en la parte media de la bajada; aún así no tenemos mayor problema para finalizar sin incidencias.
La vuelta a Logroño es como casi todos los días; un comienzo tranquilo por el camino que sale de Albelda y está asfaltado, para, en cuanto llegan los caminos de tierra, empezar a desbocarse las bicis y hacer sufrir al personal que va sobre ellas; llegamos con la lengua fuera pero contentísimos de la ruta.
Historias:
¡Por fin hemos podido subir a La Hoya sin bajarnos de la bici!
Uno nuevo en el grupo, el único problema es que ha elegido mal día para comenzar a salir con nosotros; ya que la ruta no era de las más suaves.
Da gusto salir tanta gente, 16 ya es una buena marca.
Jesús Delcampo no ha tenido mucha suerte, hoy pagaba el almuerzo y auque nadie lo sabia nos hemos quedado 11 de los 16 jejejeje.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Victor! Soy Miguel ("kayak") te mando mi dirección de correo: migueljizu@hotmail.com, pa que me tengas en tu lista para saber la ruta y dónde quedáis para los domingos. Ya veré si me apunto próximamente, antes tengo que meter más horas de bici a ver si pa la próxima que vaya puedo hacerla entera. Un saludo a todos!

Anónimo dijo...

Bueno solo decir que la suerte es algo que va y viene, cuando invite por lo de la plaza lo sabia todo el mundo y estabamos cuatro contados. La proxima vez lo publico en "La Rioja".





Ah! Y que no me entere yo que se celebra un solo cumpleaños algun domingo que falte yo.

Un saludo de parte del suertudo.