03 septiembre, 2007

Vuelta larga al leon+Aerogeneradore-Labraza(5 Ciclistas)


Vuelta larga al leon+Aerogeneradores-Labraza.
Distancia: 58Kmt.
Acumulado 2007: 2163Kmt.
Desnivel acumulado: 1033Mts.
Terreno: Pistas, caminos y sendas en buen estado; exceptuando una pequeña parte de la bajada a Labraza.
Tiempo: Al salir, un poco de frío; mientras subíamos hemos pasado un poco de calor; después niebla y en la bajada otra vez fresquito.
Imagen Compegps.

Imagen Google Earth.
Dificultad Física: Alta

Dificultad Técnica: Baja
Fernando, Jose Luis, Jesus Delcampo, Javi y Victor.

Enlace Track.
A las 08:00, estamos los 5 que saldremos hoy, en Franco Españolas, como no viene nadie mas, decidimos ponernos en marcha; vamos hablando y sin casi enterarnos llegamos a Oyon. Decidimos subir al Leon Dormido por el camino de la izda; al principio asfaltado y suave; a los pocos kilómetros ya nos encontramos con pista de tierra en ascenso pero sin ser muy pronunciado; vamos todos juntos hasta que pillamos la pista de la parte de arriba donde Javi se va quedando del resto; Fernando, Jose Luis y Jesús Delcampo me llevan con la lengua fuera y eso que no van muy deprisa (van hablando tan tranquilos, sobre todo Fernando jejeje); de esta forma llegamos a nuestro habitual sitio de parada, “la casa rural”; al rato llega Javi bastante cansado; nos avituallamos antes de empezar la subida, que es bastante dura, hacia La Población.
Los tres de adelante, ahora si que van mas deprisa, y nos dejan en las primeras rampas de la ascensión, Javi y yo vamos a nuestro aire para no ahogarnos antes de llegar al pueblo; para cuando alcanzamos la fuente, Jesús Delcampo, Fernando y Jose Luis ya han dejado de sudar y nos esperan tranquilamente.
Para dar la vuelta larga a la peña tenemos que ir dirección al cementerio y en ligera subida, aunque enseguida comenzamos a bajar entre árboles y con un poco de niebla pero sin apenas dificultad parando al comienzo de la vuelta al “Leon”.
Ya nos adentramos en el bosque, donde enseguida comenzamos a bajar; nos equivocamos en la entrada de la senda y algunos tienen que subir andando para volver a bajar por donde habían venido, mientras otros se ríen un poco.
Dentro de la senda y siempre cuesta abajo, solo se puede decir que es preciosa; aunque está bastante cerrada por ramas, árboles cruzados y zarzas se baja sin mucha dificultad; al llegar al final nos encontramos con un gran charco en medio de la pista por la que seguiremos descendiendo.
Continuamos bajando sin apenas parar; después de unos 4 kilómetros llegamos a una curva cerrada a derechas, comenzamos a subir por la pista principal; el principio es un poco duro, pero luego se suaviza durante un rato, pero no nos sirve de mucho ya que enseguida se vuelve a poner muy “pino” al meternos por otra senda, paralela a la carretera, que sube de Bernedo; además al comienzo esta bastante cerrada y llena de hierba; al poco se despeja y va pareciendo un empedrado con las rocas bien agarradas al suelo pero la pendiente no decrece y se hace bastante duro hasta que salimos a la carretera, donde llegamos con muy pocas diferencias; desde aquí a la cima, donde nos espera la niebla, menos de 1kmt de asfalto.
Continuamos por la carretera, ahora en descenso y con algo de frío, hasta llegar a los aerogeneradores, esto supone unos 2 kilómetros mas de asfalto antes de continuar por la pista de esos gigantes generadores de electricidad y en continua y dura subida hasta llegar a un cruce donde nos para Fernando para comunicarnos que se conoce ese camino que baja derecho hasta Labraza; por una vez y sin que sirva de precedente, le hacemos caso jejeje y comenzamos a descender por un camino muy bueno hasta llegar a una portezuela que abrimos y volvemos a cerrar; al poco otra mas en la que hacemos lo mismo y continuamos la marcha por una pista con bastantes piedras y roderas muy profundas pero que pasamos sin ningún problema; enseguida empalmamos con el camino que baja de la senda del cañero y es cuando se arregla del todo; es en esta zona donde pillamos mas de 60kmt/h por la pista que nos deja en Labraza.
Un poco de agua en la fuente del pueblo, una foto al lado del reloj de sol (que marca las 09:00 pero en realidad son las 11; aunque seguro que el de sol no se equivoca) y pedaleamos dirección Viana.
Es una bajada rápida y de fuerza ya que se puede dar pedales con el plato grande y los piñones mas pequeños y eso es lo que hacemos, unos con mas intensidad que otros; otra vez nos quedamos Javi y yo un poco rezagados del grupo delantero antes de llegar al pueblo, pero en Viana nos volvemos a juntar otra vez para proseguir la marcha.
Pillamos el camino de Santiago donde nos tropezamos con unos cuantos peregrinos por lo que vamos despacio; una vez despejado el terreno, pasa lo mismo que en la anterior bajada; los de adelante aceleran, nos pegamos a sus ruedas pero no lo suficiente como para llegar al bosquecito todos juntos; en la carretera volvemos a esperar un momento hasta estar todos y afrontamos el último tramo de subida antes de llegar a Logroño; pasamos la autovia por debajo y nos encontramos con mas de 100 personas haciendo esa parte del camino de Santiago en dirección Logroño (luego me he enterado que era una marcha, de y por, las mujeres con cáncer de mama); el caso es que no podemos ir muy deprisa sobre todo al principio que es donde esta el grueso del grupo, aun así nos estiramos otra vez en esa subida hasta las faldas del monte Cantabria; unos pocos peregrinos mas en la bajada y ya hemos llegado a nuestra ciudad.
Historias:
Muchas coincidencias han hecho que hoy sea el día del año que menos gente nos hemos juntado para ir a dar una vuelta con nuestras bicis.
Hemos visto dos corzos entre Yecora y “la casa rural”, por la zona en la que estaban había pocos árboles y nos ha extrañado mucho, aunque enseguida los hemos perdido de vista.
En el bosque, por cierto, esta esplendido, nos hemos tropezado con una batida (creo que de jabalís, porque se oían perros) y nos ha sorprendido ya que hasta el invierno creo que no empiezan.
Había intentado hacer una ruta por la zona boscosa de los aerogeneradores pero los caminos estaban destrozados y hemos tenido que volver a la pista.
Gran almuerzo pagado por Jesús Delcampo en El rincón de Luis al que vino Juan (“Tom-Tom”, “El Desaparecido”, “Pierde Sacos”) bastante recuperado de su lesión de espalda.

1 comentario:

Paris dijo...

Muy bonita la foto de los aerogeneradores saliendo de la niebla.