28 agosto, 2006

Salida 27-08-2006 ( 7Ciclistas)


Cronica por Jesus:
Distancia: 43 kms.
Dificultad física: Media-alta, si la hubiéramos hecho montados en la bici, como lo más duro lo hicimos andando por lo impracticable del terreno, lo dejaremos en media.
Dificultad técnica: Alta por culpa del terreno.
Terreno: Fatal, muy seco y con muchísimos pedruscos sueltos.
Tiempo: Excelente, soleado pero temperatura muy agradable, sin sensación de calor en ningún momento.
Santi, Oscar, Pepon, Fernando, Javi, Emilio y Jesús.
La hoya de Fran es una variante de la hoya de Pepe que al final de la bajada desde la hoya nos mete por una senda, antiguamente muy divertida, ahora no tanto, que lleva hasta Clavijo.
Crónica: Nos reunimos a las ocho de la mañana en el lugar habitual, la gasolinera de Las Gaunas.Menos gente de la habitual, pero nivelon, todos los machacas con los dientes afilados.
Salimos tranquilos dirección Alberite bromeando con Fernando, que siempre tiene algo que contarnos.No paramos y seguimos hasta La Unión donde esperamos para reagruparnos y mientras tanto Oscar nos hace unas demostraciones de sus habilidades con la bicicleta que ninguno nos atrevemos a intentar.
Continuamos hasta Clavijo por el camino verde. Fernando y Santi intentaron seguir a Oscar, que los reventó.El único punto critico es el escalón debajo del castillo que casi todos pasamos por la derecha, menos Pepón que fiel a su costumbre lo pasó por el centro, a pesar de que cada vez es más difícil.
En este punto del escalón, hay que hacer un apartado especial para nuestro amigo Fernando. Le tiene tanto paquete,respeto, manía, miedo ó vaya a saber qué al escalón, que con tal de no pasar por él ya sea subiendo,bajando,en bici ó a pie, ha establecido el ya bautizado como el rodeo de Fernando que consiste en bajar a la derecha para luego subir por otro camino paralelo más largo y también duro. Total que para evitar 1 metro, se hace 500 metros. Como ayer subimos y bajamos por el escalón, Fernando se hizo por todo el careto 1 Km. más que los demás, con sus repechos incluidos.
Volviendo a la ruta, nos reagrupamos en Clavijo.Emilio da claras evidencias de fatiga con claros síntomas de calambres musculares, pero no abandona y decide seguir la ruta pese a las advertencias sobre la dureza de lo que queda.
Continuamos la subida por caminos más ó menos transitables hasta la puerta de la hoya dónde cogemos el camino a la derecha que nos llevará hasta la hoya y que está intransitable y prácticamente se hace todo andando.Paramos arriba para contemplar la preciosa vista que hay desde la cumbre y de paso comer algo.
En estas que Jesús había decido probar la subida por otro camino, del cual sólo subió en bici 30 metros y el resto andando con un desnivel considerable.Pues bien este camino no se cruzaba con el que subían los compañeros como pensábamos y salía mucho más arriba,concretamente en la cima.Esto le desorientó y estuvo buscando por las cumbres caminos de salida que no había, menos mal que oyó las voces de los compañeros mientras contemplaban el paisaje y se reorientó.Por cierto la subida no vale la pena, pero bajarla puede ser guay,para quien se atreva claro esta.Pero la senda es limpia, sin rodadas, ni saltos.
Una vez repuesta fuerzas, nos protegemos con periódicos que nos da el amigo Santi y nos disponemos a iniciar lo que pensábamos sería una bajada divertida.Pero no fue así , de aperitivo una bajada fuerte con todo pedruscotes sueltos, en la que Jesús y Santi confesaron haber sentido algo de miedo, ya que no les daban los frenos para controlar la bici lo suficiente.Tras un pequeño cumbreo iniciamos otra bajada igual de peligrosa que la anterior, aunque en esta ocasión, siguiendo los consejos de Oscar (que es un maestro en estos terrenos) ¡Como baja! Decidimos bajar la altura del sillín, para así poder tener mucha mayor control de la bici.Y la verdad es que se nota muchísimo.
Bueno, una vez terminada esta bajada, cada uno a su estilo.Empezaba la variante del amigo Fran y que todos recordábamos como una senda súper divertida. Y allá vamos, nada mas empezar ¡oh! ¡oh! Esto me lo han cambiado.Lo que era una senda limpia y súper asentada, ahora es terreno seco, con mogollón de piedras, algunas de considerable tamaño que hay que esquivar como se puede.Aquí contamos por lo menos dos caídas (Pepón y Javi).Una vez acabada la primera parte,la de más desnivel, viene el segundo problema.Se nota que por esa senda no pasa gente hace muchísimo tiempo y esta recubierta por vegetación, que en este caso son pinchos, zarzas y ortigas.Tenemos que ir adivinando el camino hasta llegar a un paso elevado que pasamos con la bici al hombro y nos lleva a Clavijo de nuevo.Es aquí donde hacemos parada obligatoria para reagruparnos y hacer el parte de guerra. Santi pinchazo, Emilio rotura de cambio y el resto a quitar los pinchos de las cubiertas, brazos y piernas.Una vez arregladas las averias,Javi y Emilio vuelven por la carretera para evitar problemas y el resto bajamos por el escalón y la pista verde, menos Fernando que va por su rodeo.Bajamos sin problemas casi hasta Alberite,Pepon y Fernando van por un camino a la derecha y no los vemos hasta Logroño que nos esperan.Santi,Oscar y Jesús vamos por las piscinas y si pensábamos que se habían acabado los problemas, estábamos muy equivocados.Santi se cayó en la bajada de motocross a la izquierda de la de las piscinas y Jesús pegó llantazo en la bajada.No se atrevió a bajar la de motocross al ver a Santi caer
.Reparación de averías y a Logroño lo antes posible para acabar un día de bici para olvidar.Para rematar algunos fueron a almorzar y nuestro restaurante habitual estaba cerrado, por lo que también se suspendió el almuerzo.
Historias:
Oscar acabó sus vacaciones y se despidió hasta algún fin de semana que se escape desde Madrid.
Emilio es un amigo de Javi que venía por primera vez y después de la experiencia no se si le habrán quedado ganas de volver. Lo peor de todo es que la impresión que le habrá quedado es de que estamos para que nos encierren en un psiquiátrico.Esperemos que no haya sido la última y única vez que nos acompañe.Te prometemos que no siempre es así.Algunas veces incluso nos divertimos.
Mención especial merecían las cubiertas de Santi, mas lisas que un Slip de formula 1, no me extraña que no controlara la bici. Hablando de F1, menos mal que por lo menos Alonso y Delarosa nos brindaron buena carrera.
En fin, un día de btt de esos tontos que salen de vez en cuando, que los que se quedaron en la cama se libraron, casualmente el grupo de los Sprinters, para mí que lo intuían.

1 comentario:

paco dijo...

www.reterioja.es/personales/hernandezgarcia