12 octubre, 2017

Peña Aldera-Pozas de Cleto (16 Ciclistas)

8 de octube 2017
Distancia: 61km
Desnivel acumulado: 1143mt
IBPindex: 98


Crónica por Miguel “Cuñao”

Después de unos cuantos días sin poder acudir a la cita dominical con mis queridos O.R. llega la hora de pagar  mi falta de compromiso con la comunidad y muy atentamente el señor mayor me da los buenos días con un abrazo y eso solo puede significar que te toca  la crónica del día.
Así que nos juntamos en las gaunas a las 8  con cielo raso y 6 gradetes, 16 personajes: Victor, Luis, Javi, Fer Alcalá, Pepe, Dieguito, Chuchi, Héctor, Iñaki, Israel, Ricardo, Santi, Pablito, Jesús, David y el cronista.

La ruta de hoy es en su primera parte es conocida por mí y creo que por la mayoría así que comenzamos por el camino de Alberite con un fresco mañanero importante y con ritmo cansino hasta llegar a Alberite donde el sol y las primeras rampas comienzan a caldear el ambiente. Subimos hasta La Unión por los caminos habituales y prácticamente sin parar cogemos el camino verde dirección Clavijo.

 Aquí ya los escaladores puros demuestran su valía mientras otros vamos como podemos. Es bueno ir tranquilo porque puedes observar como el gran Dieguito realiza una buena patineta en el escalón de debajo del castillo. Eso sí, las patinetas ni comparación con las del creador de "la patineta portentosa" que hoy no nos pudo deleitar con su destreza sobre la bici.

Llegamos a Clavijo donde realizamos la parada de rigor en la fuente y emprendemos rápidamente la marcha por el camino del cementerio en dirección a la senda de Ramón que atravesamos sin problemas para realizar la corta pero dura subida que nos deja en el conocido como "Corro del cura". 

Aquí tras atravesar la portilla nos encontramos con unos cazadores que preparan una batida pero nos permiten el paso para encarar  la que será la subida más dura de la jornada hasta Peña Aldera. Son poco mas de 500 metros y se ve perfectamente toda la subida así que no engaña a nadie pero a pesar del desnivel y del mal firme de la pista creo que casi todos subimos hasta la cima sobre nuestras monturas.



Tras la parada para reagruparnos comenzamos el descenso por la pista hacia Trevijano pasando por el dolmen del Collado del Mallo. La pista está en malas condiciones debido a la sequedad del terreno pero con mucho cuidadin nos plantamos en Trevijano rápidamente y hacemos parada para coger agua y realizar la foto de grupo. Entretanto Santi tuvo que curarse las heridas producidas en su rostro por el ataque feroz de las zarzas que según él le fueron lanzadas por David con saña pero seguro que con mucho cariño.


Continuamos la ruta con el rápido descenso por la carretera hasta que llegamos al cruce del camino que nos llevara hasta las pozas de Cleto. El camino desciende con tramos de mucha pendiente y con el terreno muy suelto hasta el fondo del cañón del rio Leza donde la temperatura es mucho mas baja que en las cumbres soleadas. Este lugar  es desconocido para mí y para alguno mas del grupo pero merece la pena el bajar y observar como el rio Leza forma, a pesar del caudal escaso, grandes pozas y levantar la mirada para observar el cañón desde su parte mas baja y apreciar su majestuosidad. Los guías nos acercan hasta una antigua acequia que cruza el rio sobre un gran pozo y donde nos hicimos unas fotos bastante arriesgadas y no aptas para el que tenga vértigo y sino que se lo digan a Javi que se armó de valor y aunque en posición no muy digna cruzo gateando y cumplió con la tradición.


Ahora tocaba subir lo bajado que se antojaba complicado por el desnivel y sobre todo por el estado del terreno. Se intentó subir lo que se pudo pero hubo un tramo que no lo consiguió subir nadie pese a intentarlo varias veces.
Proseguimos la ruta por una senda que por la margen izquierda del rio nos dejara a los pies del pueblo de Leza.

Este es un tramo de senda bastante divertida pero en algún tramo peligrosilla por la cantidad de piedra suelta y que fue la causa de que Víctor partiese la patilla del cambio que con la ayuda de nuestro mecánico de cabecera Dieguito se cambió en un momento. También se vio alguna patineta extrema en un tramo de esta senda pero solventadas con destreza por sus artífices.

Ya en Leza continuamos sin parar por la margen derecha del rio hasta llegar al puente Laidiez y tras cruzarlo cogimos el camino que al final se convierte en acequia para dejarnos en Ribafrecha.
En este tramo cruzamos unas huertas donde unos lugareños que preparaban su parrillada realizaron la pregunta tonta del día ¿No tenéis otro sitio por dónde ir? .Pues no señor y mejor no decir mas así que seguimos sin mojarnos todos menos uno por la zona de la acequia que termina en un puentecito de madera donde alguno nos demostró que no se debe coger el móvil en estos tramos sino quieres acabar estampado.


 Aunque estampado a poco acabo yo un poco mas adelante y en plena subida se me salió la cadena y al suelo que fui. Unos rasponazos en la patita y continuamos ruta por el polvoriento camino que nos llevara hasta Alberite sin mas incidencias.
Terminamos la ruta realizando algunos el sendero del Iregua y tras el recuento de comensales para el almuerzo me despido en el cruce que lleva a Lardero.

En definitiva muy bonita ruta, dura y con variedad de terrenos para poder disfrutar todos de una gran mañana y gran compañía.

4 comentarios:

vitinbtt dijo...

Buena Crónica Miguel, así da gusto. Otra ruta mas de nuestro archivo de rutas. Tuvimos mucha suerte con la batida ya que nos dejaron pasar al llegar pronto a ese punto, conozco a unos que llegaron un poco mas tarde y no pudieron pasar. Hay que decir que el Gran Richi "la plañidera" congiguio un hito aunque eso lo evitó que se quejase como habitualmente (no sería el si no lo hiciese).Gracias a el mecánico que llevamos en el grupo, siempre tiene que hacer algún "apaño".

Anónimo dijo...

Bien Miguel, como siempre gran ruta y estupenda compañía. Una gozada lo de las pozas.
Salud,
Barrancas

Jose Eugenio Montalvo Santana dijo...

Buena crónica Miguel y buena bici la que te han mandado, me alegro por la reposición.
La mañana cojonuda y la ruta de lujo. Que bueno es cuando se lleva todo bien hilvanado, aunque no siempre se pueda.Es la base de la continuidad de un grupo, el correcto desarrollo de las actividades y la colaboración de todos en su ejecución es lo mas importante.
Enorme almuerzo y a buen precio.
Otro gran domingo y van........

israel ogrobis dijo...

Buena crónica Miguel y la ruta bien divertida. Menos mal que no fue grave tu caída, vaya susto me diste.