16 abril, 2017

Cardenal-Kukito-Visir (6 Ciclistas)


13 de abril de 2017 (Jueves Santo)
Distancia: 62km
Desnivel acumulado: 1090mt
IBPindex: 80



Crónica por Igor San Juan

Vitin, Diego, Ana, Javi Costero, galo, Igor San Juan

Jueves Santo es una fiesta cristiana anterior al domingo de resurrección, pero sobre todo anterior al viernes donde como cada año se celebra la ruta de la muerte por Anguiano y quizás por eso nos juntamos menos fuelles de los que viene siendo costumbre en nuestra parroquia, que viene siendo la gasolinera de las gaunas, donde cada domingo y "cuesta" de guardar esperamos ansiosos la ruta que nos depara la cúpula, la de hoy ya está decidida , senda del Cardenal , senda del Kuquito y de regalo la del Visir, aunque será difícil superar la del miércoles por la tarde de Fernando (el mudo) que se recordará durante mucho tiempo por alguno de los asistentes.

Después de los saludos de rigor y de la espera oportuna por si acaso alguno se le han pegado las mantas nos dirigimos con ritmo disfrutón hacia Alberite todavía estamos frescos y el ritmo todavía nos deja aire para ir bromeando de lo vulgar y lo divino, es que estas salidas además de todo sirven para hablar y confesarnos los pecados.

Enseguida llegamos a Alberite subimos la Cuesta de las bodegas como un rayo y enganchamos con el camino que va hacia Ribafrecha por donde discurre también la marcha del pavo, llegamos al puede de Laidiez y mas o menos a la mitad de la Cuesta, justo después de una curvita, está la senda del Cardenal desde donde se divisa Leza, empezamos a bajarla sin problema, una senda bonita un poco seca que el único punto malo que tiene es un escalón que solo Diego salva con maestría.


En la fuente de Leza cogemos agua y recuperamos fuerzas gracias a los mazapanes del avión que repartió el domingo pasado el señor David, muchas gracias David, nos hacen volar por la carretera buscando la subida de la petaca,  no sin antes inflar un poco la rueda de Javi que anda un poco floja.

Afrontamos la subida de la petaca cada uno a su ritmo ya que es una subida larga y exigente en sus últimas rampas que según le marca a galo el Garmin, tiene el 24%, una vez "conseguida"  la petaca y echa la foto de grupo bajamos el petacón,  cuestón de armas tomar si se toma de subida y mucho más llevadera de bajada aunque con las debidas precauciones pues hay alguna rodera que puede darnos algún susto, es en esta bajada donde la maltrecha rueda delantera de Diego pide un a apaño, sin más consecuencias nos esperamos abajo

 y cogemos la senda de kukito llamada así por un compañero que salía antes con los or según nos cuenta Vitín los pinchos y zarzas que hay no nos amargan está senda para mí desconocida pero que me encantó la senda nos deja casi en Clavijo 

donde repostando agua y Vitín ( jefe de banda) decide bajar había Logroño por la senda del visir y para allí que vamos senda rápida y divertida que se cobra peaje ya que Javi Costero acaricia el suelo con la suficiente intensidad para hacerse un rasponazo pero sin más consecuencias y es que cualquiera tumba a costero que este año está como un toro la seca nos deja en Albelda donde empalmados con la vía romana que nos llevará hasta Logroño donde reponemos líquido en una terraza al lado de la casa de Isra que no tiene por menos que unirse .

Buenísima ruta con gente de primera categoría a la que aprecio cada día más.


Una vez más dar las gracias a David por darme la oportunidad de hacer la crónica que 
aunque no asistió a la ruta ya dejó recado  y también por los mazapanes que buena cuenta 
daremos de ellos.






3 comentarios:

vitinbtt dijo...

Buena crónica Igor, progresas adecuadamente.
El primero de los 4 días de penitencia que vamos a poder hacer esta Semana Santa, aunque con muchas ausencias los que asistimos lo pasamos genial.
Poca gente pero alguna avería, Costero pinchazo y caída y Dieguito rajó las dos cubiertas, menos mal que pudo llegar a Logroño sin grandes contratiempos; cambio las dos cubiertas en un pis-pas y ya estaba tomando el vermuth con Isra y un servidor.

Fer Alcalá dijo...

Igor, buena crónica, le diré a David que puede confiar en tí más a menudo.

La ruta es muy interesante, sin irte muy lejos, transitas por terrenos diversos, duros y divertidos. Como postre, la senda del Visir, no está nada mal. Vitín le está sacando chispas a este descubrimiento.

TOÑO Pleitos dijo...

Buena crónica calamidad. Tienes que sacar el bertsolari que hay dentro de ese cuerpito que Dios te ha dado (o con el que te ha castigado, según se mire)
Veo que el Torpedo Errejón aprovechando la ausencia José Eugenio (Iglesias) está dejando crecer sus uñas y se atreve a realizar herejías como la de introducir adendas o variantes en las sacrosantas rutas conservadas con tanto ardor por la Cúpula en el Gran Libro de las Rutas Ordancianas, cuyo más insigne profeta y creador es San Jerónimo Viajero.
De todas formas veo que no se os puede dejar solos... Según las malas lenguas somos el Gran Bartolo y el que escribe estas líneas los que nos caemos, amargamos y provocamos caídas y precisamente, cuando no estamos, es cuando estas más abundan. En fín, da que pensar...