alltricks

08 febrero, 2017

Un SinBa (18 Ciclistas)

LOGROÑO SIN BARRO
5 de febrero de 2017
Distancia: 50km
Desnivel acumulado: 462mt
IBPindex: 35


Crónica por Fran.

Israel, Vitin, David, Luis, Mikael, Saul, Fran, Toño, Tate, Pepón, Igor San Juan, Santi, Ana, Michel, Javi, Jero, Fer y Lolo.

Las predicciones meteorológicas para el fin de semana hablaban de un temporal que entraba por Galicia y dejaba viento y lluvia por todo el norte peninsular.

El sábado, mientras nos refugiábamos de la lluvia tomando el vermut en el Winniebar, David consultó su "chiPhone" (aparatito que lo mismo te endiña una crónica que te predice con exactitud la hora en que va a empezar o a dejar de llover...) y éste decía que llovería durante todo el sábado incluida la noche pero a las 8 de la mañana del domingo no llovía, es más paraba de llover a las 7 a.m. y no volvía a llover hasta las 12 del mediodía, tiempo más que suficiente para poder hacer la ruta que ya se había sugerido y que no podía ser otra que "Logroño sin barro", una archiconocida y socorrida ruta para esos días diferentes.

Así que a la hora convenida, en el lugar convenido y sin ningún tipo de precipitación en forma de lluvia como había predicho el "chiPhone" nos juntamos 18 biciclistas para dar un paseo procurando no mancharnos demasiado. Aún estando un nutrido grupo, se echa en falta algunas caras habituales como Dieguito (que él sabrá que le pasó), Eduardo "Jaba" (que estaba de Rodriguez y él sabrá que le pasó), a Jesús "Educador" (que está con la base), a Richie (que sigue su recuperación y así nos da un respiro y podemos ir más tranquilos...) y a otros tantos que se habrán quedado en la "zona de confort" como dicen ahora...

La ruta la comenzamos por el camino viejo de Alberite para coger el Parque del Iregua en dirección a Varea, en este tramo el río ya va ganando terreno y el agua se desborda en un par de tramos.

Cogimos el camino que recorre las huertas de Varea y gracias a lo agradecido del terreno y al  viento que nos daba de culo, nos presentamos en un plis-plas en Recajo donde todo cambió; lo primero la dirección, ya que en este punto giramos 180º y pasamos al otro lado de la carretera; lo segundo el viento, lo que antes nos empujaba y nos ayudaba a llevar un alegre pedaleo, ahora nos frenaba (a unos más que a otros) y lo tercero el terreno, si antes era como el pasillo de casa, ahora toca una subida que nos lleva hasta el monte La Rad, bajamos por esa cuesta que en verano da asco subir hasta las viñas del Marqués (el de Ygay, no el nuestro) y subimos la cuesta encementada que en verano da gusto bajar y en cualquier época del año da asco subir.


Una vez arriba, bajamos al Polígono La Portalada, cruzamos Varea y vamos hasta la desembocadura del Iregua donde nos hacemos unas originales fotos subidos en un tronco sobre el río como si fuésemos una cuadrilla de gallinitas subidas en el palo del gallinero.


Ya que habíamos parado, aprovechamos para hacer una degustación de los ya famosos bombones que los maridamos con plátanos, dátiles, aquarius y cosas de esas.
En marcha otra vez y por una senda de pescadores que discurre paralela al Ebro llegamos hasta la plaza de toros. Decir que aquí tuvimos el único percance de la mañana, ya que una rama se cruza por la rueda de e-Santi (aunque hoy vino sin batería) y le parte un radio, truncándole el resto de la ruta.


Los demás seguimos por el Parque del Ebro hasta el puente de Sagasta, subimos por Villa Carmelo hacia las bodegas Campo Viejo y cruzamos Yagüe para ir al camino de La Grajera, siempre con un viento en contra que parecía que nunca llegaríamos a nuestro destino, damos la vuelta al pantano, campo de golf y cuando llegamos al enlace con la senda del Pico del Águila despedimos a los hnos. Calleja (Ana y Lolo) que se van a hacer unas senditas, el resto seguimos por el camino que baja a la cárcel, los Salesianos y a Logroño, unos a almorzar y otros a casita que a las 12 va a llover...

Habrá que estar atentos a la predicción del "chiPhone" para el próximo domingo y si llueve, podemos hacer una al estilo Antonio Andrés, esta misma ruta pero al revés...que la llamará "Barro sin Logroño".

Y esto es, más o menos, lo que dio de sí este paseo dominguero sin barro.

Hasta la próxima amigos, sed buenos y si vais a ser malos...me avisáis.  

6 comentarios:

vitinbtt dijo...

Buena crónica Fran, ya hacía tiempo que no te leiamos y por fin te leemos y te vemos con el grupo.
Aun faltando gente nos juntamos 18 a dar una vuelta por los alrrededores de Logroño y, como decia alguno, cuanto mas sencilla es la vuelta mas averías tenemos; Santi para una vez que no saca la Ibike se le rompen dos radios y no puede acabar la ruta.
Alguno, después de acabar la ruta y en vez de ir a almorzar se "cascó" un Clavijo y eso que decía que no le hacía falta entrenar "El Soplao".

TOÑO Pleitos dijo...

Fran es un placer leerte. Gran crónica como nos tienes acostumbrados, aunque esta vez te hayas hecho de rogar un poquito.
La ruta ya conocida, sin mucha chicha, pero muy socorrida para las, cada vez más escasas, semanas de temporal. A pesar de ello, disfruté con ella, por lo que cabe concluir que en el nivel de disfrute la compañía es un componente muy a tener en cuenta.
En cuanto al sagaz que "se cascó" un clavijo, tiene una explicación; ha lanzado la bravata de que le va a meter a Alvarito en El Soplao y está cagao.

israel ogrobis dijo...

Buena crónica Fran. La ruta ya tal, pero que buen almuerzo.

Jose Eugenio Montalvo Santana dijo...

Buena crónica Fran, le has sacado partido a una cada vez más insulsa ruta. La verdad, para mi parecer, es que la ruta fue un puto rollo pero que por las inclemencias del tiempo parece que no tenemos otro remedio que hacerla en estas circunstancias. Son las imposiciones del tirano invierno.
Probamos un nuevo lugar para almorzar y saqué la conclusión de que me acuerdo mucho del "tio Gerardo". Alguna vez los tiempos pasados si que fueron buenos.
Otro domingo arrancado del almanaque y van......

Fer Alcalá dijo...

Fran, no te ha tocado la mejor ruta para hacer la crónica, pero sí te tocó sufrir un poco. Efectivamente, para ser una ruta llana y conservadora, siempre nos depara alguna sorpresa....o la buscamos, porque lo de sentarnos todos en el tronquito...ni los niños pequeños. ¡Qué pena que no se rompió! Lolo y yo, cuando oimos el crujido, nos agarramos al árbol como lapas y hubiesemos librado seguro.

Anónimo dijo...

Buenas noches.
Hemos encontrado este blog de MTB, por casualidas.Pero la verdad nos ha encantado.
Nosotros también tenemos uno.
Os pasamos el link, por si quereis visitarnos.

http://espartanosbike.blogcindario.com

Saludos desde.
Espartanos Bike