alltricks

23 febrero, 2017

Moncalvillo-San Bartolomé-Senda Peña Cura (25 Ciclistas)

    Moncalvillo, Senda RBR, Panzares.  
Distancia: 82km

Desnivel acumulado: 1490mt   



IBPindex: 117

Crónica por Roberto “Montemediano”. 

             
“Sabes cómo duele pero quieres un poco más”

25 Ciclistas: Igor, Ana, David (reventón), Edu (ayuntamiento), Edu, David, Diego, Javi, Luis, Toño, Jesús, Miguel Melero, Miguel Ángel, Álvaro, Toni, Pablo, Gonzalo, Pepe, Víctor, Eduardo Pérez, Tomas, Fernando, Israel, Mikael, Rober (montemediano).


Hola a todos, comienzo a escribir esta crónica aún con las secuelas que dejan los kms y los mts de desnivel en las piernas y los riñones. Y es que una ruta de 85 kms y casi 1600mts de desnivel deja mella en el cuerpo, en cualquier época del año, pero a mediados de febrero creo que más aún.
Mañana fresca y nublada de mediados de febrero las predicciones no amenazaban lluvia, lo cual supongo que fue un alivio sobre todo para los que hicieron la ruta del domingo anterior.

En Las Gaunas nos concentramos 25 ciclistas más la visita de Santi que no pudo pasar la mañana con el grupo por atender las actividades deportivas de sus hijos. En esas estaba yo junto con David(reventón), inocente de lo que significa una melodía que sonaba a mis espaldas y que decía más o menos así…(pito, pito golorito dónde vas tú tan bonito) así es, “el hombre mayor” estaba señalando a sus presas para hacer la crónica de la “rutaka” que teníamos por delante.

Después de un pequeño “rifi rafe” entre David (reventón) y yo, la crónica cayó de mi lado a cambio de que él me diese suministro de agua de su mochila durante toda la mañana (cometido que no cumplió en ningún momento, tengo que decir, pero bueno llegar llegarán días….


Iniciamos ruta dirección a Navarrete-Ventosa, éste tramo que en su mayoría transcurre por el Camino de Santiago se hace a ritmo tranquilo, dedicándonos la mayoría de nosotros a conversar y saludarnos. Y entre “col y col” las ya acostumbradas pullas a Toño (pleitos) que tan bien ganadas se las tiene je,je,je.
 
Parada obligada en la plaza de Ventosa cuya fuente nos sirve de avituallamiento, ahí resuena la voz de sargento mayor de Pepe diciendo…¡¡llenar los botes bien de agua que la próxima fuente pilla muy lejos!! .Jesús nada más llegar a la fuente llena el bote de agua y se sienta, (creo que la ruta del día anterior le ha dejado las piernas bastante tocadas como son estos sagaces).

                                        

El resto hace uso de plátanos geles y barritas energéticas circunstancia que junto con algunos comentarios de Vitin te va avisando que lo que queda por delante no va a ser fácil.


Salimos de Ventosa con un rodar fluido, pero me sigue llamando la atención ese silencio que se hace presente en el grupo a la espera de las primeras rampas duras de la jornada, la primera de ellas no se hace esperar y un primer grupo entre los que están Tomas, Eduardo, Igor, Álvaro, Diego, David y Toño, hacen gala de su buena condición física y nos van apartando un par de árboles tumbados en mitad del camino.
                                                          
Igor presume de sus orígenes vascos y provoca comentarios jocosos que hacen más bonito si cabe el esfuerzo, rampas que sorteo sin mucha dificultad por ser de pendiente uniforme, así que con llevar tu ritmo y tener paciencia es suficiente.
Circunstancia que no a todos nos parece igual por los comentarios que hay en la parada de reagrupamiento, pero bueno, es el momento en el que se sacan los bombones y unas almendras garrapiñadas y se nos pasan todos los males.

                                               
Así continua la ruta entre robledales, hayedos y pinares (muy bonito la verdad). Nos vamos acercando a las antenas que nos sirven de referencia de “cota de altura” por ganar, una subida dura y exigente que cobra su peaje en las piernas de todos.

El ciclar por la cresta de Moncalvillo nos regala unas bonitas vistas del paisaje, a pesar de la niebla y los tramos de nieve helada en el camino nos sirven de diversión, (creo  que aparte de algún tropiezo no hubo caídas).

                                       


Nueva parada para reponer fuerzas momento en el que Ana saca su “súper bocadillo” ofreciéndolo a todos, (circunstancia que aprovecho).Foto del grupo y retirada de tres OR Edu, Luis y Mikael.
                                       


El resto del grupo continuamos hasta que alcanzamos la vertiente del Valle del Iregua, parajes que me resultan familiares de cuando subimos a Nieva por El Serradero “aventurillas” que voy comentando con Miguel Melero y que el aprovecha para contarme las suyas.

                                   
  

Tras varios kms ciclando por monte campo a traves llegamos a la Ermita de San Bartolomé, lugar para mi desconocido situado al noroeste de Nestares, paramos para deleitarnos con la belleza del paisaje y hacernos algunas fotos, durante la bajada por la pista Pablo pincha su bici, circunstancia que Diego resuelve rápidamente.
                              

        

La confusión que provocan tantos cruces de caminos retrasa la marcha  y sirve de risas, cachondeo….. ¡¡TONTOLABA!! Je,je,je ¿os suena no? (todo el mundo tiene asumido que hoy llegará tarde a casa).


La bajada por el hayedo del rio Solbes es muy bonita, algo técnica pero sin mucha dificultad, Javi rompe la patilla del cambio de su bici, (por suerte lleva una de repuesto). Diego ni corto ni perezoso lidera la reparación, mientras los demás curioseamos alrededor intentando aprender algo, Vitin adoctrina diciendo… ¡cuidar la mecánica!.


                                    
En este grupo no nos falta de nada, (bueno quizás un GPS mejor), ya que otro despiste nos lleva a la N111 antes de tiempo (no será porque Pepe no lo dijo).

Pequeño tramo de carretera con el consiguiente peligro de los coches, entramos en Panzares (he pasado miles de veces por el pueblo pero nunca había estado en sus calles).
Desconocía también el camino del canal que comunica Panzares y Castañares, en este tramo el grupo se pone en fila de “a uno” para ciclar más rápido y restar minutos a la hora de llegada. 

Una vez en Viguera pasamos por su puente hasta Albelda, de ahí por la conocida vía romana hasta Alberite en un rodar fácil y rápido, por lo llanos y conocidos que son estos tramos.

                                            


Aún así el grupo se divide en tres, buscando cada uno su lugar en función de las fuerzas que van quedando. Nos reagrupamos en el puente de Alberite, hay quien quiere quedarse a almorzar pero son más de las dos del mediodía y la mayoría hemos gastado “todas las balas” en casa.
El tramo que queda hasta Logroño sirve para vaciar nuestras piernas en algún “sprint explosivo”, con la llegada a Las Gaunas nos despedirnos de una jornada completa de Mountain Bike y lo más importante sin incidentes, es bonito ver como reina el “buen rollo” y la camaradería en el grupo de los O.R.


                                                                                                 


9 comentarios:

vitinbtt dijo...

Muy buena crónica Roberto, menudo debut.
Que cantidad de "galgos" se reunen estos domingo en las salidas, es una pena no poder andar un poco mas para veros en plena acción, pero así, al menos podéis descansar mientras nos esperáis a los últimos.
Gran mañana de bicicleta y un rutón de los grandes, aunque alguno diga que no fue para tanto....

igor san juan dijo...

Crónica muy bonita Roberto enhorabuena y preciosa ruta porque además de los paisajes lo que hace bonita estás salidas es compartirla con todos vosotros

TOÑO Pleitos dijo...

Buena crónica Roberto!! Mis felicitaciones y mis deseos de que te toque escribir muchas más (desde el interés desinteresado de que cuantas más te toquen menos nos tocan a los demás).
La ruta dura (hubo momentos en que no veía el momento de dejar de subir, fenómeno extraño en mí) y muy bonita (Llegué a pensar que me había reencarnado en el Marqués de Chorrapelada, pues iba diciendo "es la primera vez que paso por aquí" en muchos de los bucólicos parajes que atravesamos).
Roberto me tendrás que explicar que merecimientos he hecho yo para que me obsequieis con tanta pullita...
Por último una pequeña crítica al Visir del Cortijo y al Maestro Mecánico; tenéis que asistir a cursos de manejo de gps con Tate, pues nos equivocamos de camino más veces que la Pedroche en la elección de su vestuario.

Ana Calleja dijo...

Buena crónica, maestro Roberto!!!
Me maravilla cómo sois capaces de acordaros de cada uno de los términos, pasos y lugares donde nos hallamos, impresionante, algún día me contais el secreto, porfa....
Y por supuesto estoy con el PORTENTO, cuantas más crónicas te caigan a tí, más libramos el resto de la manada.
Me apunto al curso de manejo de GPS con Tate.

Roberto Martinez dijo...

Muchas Gracias!! sois demasiado benevolentes conmigo.Toño si te das cuenta yo no hago nada mas que de "cortafuegos", el tuyo es un tema enquistado que no sé como vas a resolver suponiendo que quieras......je,je,je.

israel ogrobis dijo...

Muy buena crónica Roberto y vaya ruta preciosa. Aunque creo que aún nos daba tiempo a almorzar…

Fer Alcalá dijo...

Enhorabuena Rober, muy buena crónica. Otro que se ha unido al grupo y ya no lo echamos ni con agua hirviendo. Cuanto más duras son las rutas y más crónicas se les adjudica, más les gusta ir con nosotros. No sé que vamos a tener que hacer para que nos dejen tranquilos. Toño, a partir de la próxima salida, se te vuelve a autorizar a tirar a la cuneta a los elementos que la cúpula determine. Se te irá informando...

De todas formas,para todos los que vamos, demasiadas pocas cosas pasan, y algunos echamos en falta algo de chispa..., no sé....unas caiditas, unos buenos revolcones... ......¡Venga, animaros los más jóvenes!, que si no, nos vamos a tener que empezar a caer otra vez los mismos y ya no tenemos años.

Luis Martínez dijo...

Muy bien Robert, escribes como ciclas. Me perdí el final de la ruta, pero ya tuve suficiente. No sé qué le contaste a "cuñao", pero seguro que, a eso de contar, te ganó por goleada, jajaja

Jose Eugenio Montalvo Santana dijo...

Muy bien esa crónica Roberto, se ve que tienes gusto a la hora de la faceta narrativa, te seguiré con interés cuando escribas más relatos.
Formamos muy buen grupo y numeroso para hacer un pedazo de rutón, tenía rampas de las que te hacen dar todo lo que tienes. Da mucho gusto hacer recorridos de esta enjundia y culminar rutas de este calado, menudos paisajes desfilaron delante de nuestros ojos. Cada vez estoy más convencido de que poseemos el tercer mejor archivo de rutas y eso que no tenemos en cuenta, de momento, las que guardamos en la recámara y que son aplicables al método "Andrés"
Otra gran mañana y van.......