23 febrero, 2016

Aldera-Pozas de Cleto (21 Ciclistas)


21 de febrero de 2016
Distancia: 60km
Desnivel acumulado: 1250mt
IBPindex: 88

Crónica por Jesus “ElMurrio”

El propedal se nos ha quedado para los almuerzos.


Alguien me dijo una vez:

“TE COMPRAS UNA 29 RIGIDA PARA ANDAR MAS”

Estas palabras retumbaban en mi conciencia cual ave de rapiña cebándose en su presa, ¿sería cierto?, ¿me habré convertido en un sagaz que solo piensa en subir mas fuerte y no en disfrutar con los amigos?

Nunca fui reacio a reconocer mis ganas de superación y de darlo todo en una dura cuesta mientras el sudor resbalaba por mi casco y mis gafas, pero aun así siendo consciente del tierno espíritu que recoge nuestro bienamado grupo.

Nadie se queda atrás y si hay que esperar se espera.

Esta dualidad que yo creía bien arraigada en mi personalidad betetera, chocaba con quien convencido de sus sabias palabras me acusaba de querer andar mas para solamente superar a mis ¿rivales?¿compañeros?¿amigos?
Si bien es cierto que mas que otra cosa me daba mucho calor lo que me decía, vamos que me la sudaba, ahora me viene a la memoria tan repetido soniquete, y se preguntarán mis queridos lectores a que es debido mi súbito regreso a tiempos pasados.
Pues bien sencilla es esta respuesta, ya que quien me acusaba de ser un traidor al espíritu de la cuadrilla, quien otrora clamo al cielo ante la desaparición de las dobles, quien le tenemos que mirar el GPS porque no distingue la línea del track,…

SE HA COMPRADO UNA RIGIDA DE 29. ¡¡¡QUE PENA!!!

Disculpitas baratas tenía hasta la semana pasada ya que su querida doble de 26 sufría una larga rotura de cuadro, pero ya sabemos que la tiene de vuelta y aun así ha aparecido con su flamante 29, y todo esto por supuesto, para andar mas... Como siga así se comprara una de carretera.

Dejando de lado a todos los que en este grupo dicen una cosa y hacen otra…, habrá que contar algo de la ruta que hemos hecho este maravilloso domingo, La ruta empieza en mi cabeza el sábado por la tarde cuando el que anteriormente mencionado nos manda un wasap diciendo que la ruta será a Peña Aldera y las Pozas de Cleto. Una ruta bonita a la par que exigente aprovechando el que parece va a ser por fin un domingo libre de agua y barro.

Lo que si que parece que va a haber es un poco de frío de ese bueno mañanero, así que con algo mas de ropa para aguantar los primeros aires salimos de Las Gaunas puntuales como un reloj en cuanto llega ¿Fernando? No, el ultimo en aparecer en la gasolinera es Manu, y digo bien en la gasolinera porque un poco mas tarde hubo otro tardío que tuvo que hacerse Logroño Alberite a buen ritmo para conseguir alcanzarnos ya que al parecer se le habían pegado un poco las sabanas. Menos mal que es un maquina.

Con las gracietas y chascarrillos vamos subiendo por Alberite con dirección a Clavijo, hoy van varios sagaces en el grupo, de esos que se compran las bicis de 29 para andar mas, y pronto empieza a sobrar ropa y a alinearse la cuadrilla, o como diría aquel famoso locutor la serpiente multicolor.

Hoy parece que esta claro quien va a llevarse los arrumacos de Pepón el suave, y de Santi el fiestas (NO PARES SIGUE SIGUE, NO PARES SIGUE SIGUE), y así vemos llegar en el pelotón de cola a Carlos el aguantatodo, al que como mínimo debemos reconocer su espíritu, ilusión y esfuerzo. De hecho hemos tenido tiempo de sobra durante la ruta para reconocérselo. Escoltándolo y ayudándolo, como no podía ser de otro modo Pepe, Jero y Santi durante buena parte de la ruta.

Seguimos hacia Clavijo cada uno como puede, aunque en la cuesta de llegada queda claro como Víctor el sagaz intenta meterle rueda al pobre Luís. Asimismo Manu que parece que últimamente esta un poco mas flojo se ve adelantado por un corredor que encima es amigo de la cuadrilla de corredores de David “el rodillas”. Así pues Manu decide renunciar a la ruta y dice que no le esperemos. Foto de grupo en Clavijo y para arriba. Los amigos de David nos iban siguiendo todo el rato y casi no podemos con ellos, se le nota en lo fuerte que esta y en lo mal que tiene la rodilla.

Por aquí empezamos a vislumbrar que la ruta no va a ser tan libre de agua como nos pensábamos, ya que un manto blanco cubre todo que aquello que podemos ver por encima de nuestras cabezas y me doy cuenta de que Peña Aldera va a estar golosa. Tanto es así que ya en la senda de Ramón empezamos a ver barro producido por el deshielo lo que provoca que esta senda ya peligrosa de por si se transforme en un cúmulo de ¡ay, ay madre!.

Yo solamente vi caer a nuestro afamado corredor, aun así el lo negará.

Al salir otra vez a la pista el suelo empieza a estar cada vez mas resbaladizo ya que es zona sombría y la nieve transformada en hielo hace las delicias de nuestras ruedas traseras que se las ven y se las desean para seguir en contacto con el suelo, aquí fue donde Israel hizo el volquete cuando al poner pie a tierra se resbalo y dio con sus huesos en el suelo. Afortunadamente sin consecuencias. Al llegar a la portilla ya vemos toda la ascensión a Peña Aldera completamente blanca así que vamos subiendo poco a poco mientras los pros se quedan a esperar a Charly. Al parecer subieron todo montados Santi y Pepe, cosa que me parece digna de mención ya que yo veía imposible la trazada debido a la pendiente y  el hielo compactado. Aquí nos abandono nuestro querido Miguel “el prisas”. Arriba se aprecia lo bonita que esta la mañana tanto es así que llegamos a ver a lo lejos los pirineos navarros. Me pongo algo de ropa mientras esperamos a nuestro particular “aguantatodo” y tiramos para abajo con los sabios consejos de “el suave” a nuestra espalda:

-          ¡¡¡Bajad despacio!!!Como rompáis una llanta….

Antes de llegar a la subida del viso nos tiramos a la izquierda a busca la bajada a Trevijano, donde una vez mas nos despistamos un poco por culpa del track y de la nieve. Una vez solucionados los problemas seguimos bajando a medias por la pista, que estaba llena de nieve, y a medias campo a través, aquí tuvimos dos vuelos sin motor, Eduardo “vértigos” y Javi “quitaenmedio” comprobaron lo blandita que estaba la nieve. A la hora de hacer esta crónica desconozco si el priapismo de David sigue estando en su máximo esplendor o ya se le ha pasado el efecto de la nieve.

Llegando a Trevijano es donde mas barro cogemos debido al deshielo, incluso al pasar cerca de unas vacas empiezo a pensar que no es barro todo lo que nos salta a la rueda.
En Trevijano comemos algo, cogemos agua y tiramos para abajo por la carretera a toda velocidad para coger la pista que baja a las pozas. Al llegar a tan bonito paraje, a Javi se le encoge el corazón y me comenta lo bonito que esta, luego se le encogió otra cosa cuando nos pusimos a pasar el puente. Bien es cierto que a mi también me dio miedo pasar el puente de vuelta no por la altura, sino por los berracos que se pusieron encima a hacer la foto de rigor.

Volvemos a subir para coger la senda que lleva hacia Leza y aquí es donde mas se oye ese bonito nombre:

-          ¡¡¡¡JAVI QUITAENMEDIO!!!!

Salimos a Leza y ya vuelta por Ribafrecha, Alberite y Logroño, donde fuimos a almorzar con nuestro querido Gerardo. Varias chanzas salieron mientras estábamos en la cueva, pero mi frágil memoria va a pasarlas por alto. Solo recuerdo que el veintinueves rompió la luz que le regalé. ¡¡¡QUE PENA!!!

Y no quisiera terminar esta crónica sin acordarme del que creo que ahora mismo es nuestro único integrante que esta de baja por lesión, Ricardo “el costillas”. Ricardo te echamos de menos, vuelve pronto con nosotros, nadie como tu le da palmas al “suave”.



6 comentarios:

vitinbtt dijo...

Muy buena crónica "Murrio", tiene su chispa.
He reconocido delante de todos que me compré una 29 para que no pille el último, pero tu dijiste en "petit comité" que te comprabas la 29 de carbono y la "flaca" para ganarle a "El abogado", parece ser que no es posible; a mi lo que realmente me preocupa es que la ansiedad y sobre todo tu frustración te hagan abandonar la bici de montaña ya que perderíamos uno de los "portentos" del grupo además de que tu compromiso con la cuadrilla es innegable por lo que : ¡¡FUERZA Y A POR "PERRY"!!, no desfallezcas....

Anónimo dijo...

No está mal Jesusito, pero siempre espero más de ti, tanto en la redacción como en la bici.
Gracias por tus recuerdos y buenos deseos pero, creo que estaréis una temporadita sin mi, esto duele bastante.
Salud,
Barrancas.

TOÑO Pleitos dijo...

Decente crónica, carretero. Por lo menos te has esforzado más que en precedentes ocasiones. Eso o que los niños de Entrena tienen más carrete que los de Viguera.
Preciosa ruta la del domingo que se hizo dura por el barro. Estupenda mañana y abundante legión bttera.
Hacer mención a Pablo que cumplió como un campeón en una exigente ruta.
Después de enterarme en el almuerzo de que cupido y el spinning habían unido sentimentalmente a Fresita y Vitín y a Álvaro y Diego, espero que no ocurra lo mismo con la carretera... Qué será lo siguiente la unión del Murrio y el Jabalí? Dios mío aparta de mí este caliz!!!

Luis Martínez dijo...

Me gustó la ruta y me ha gustado la crónica, pero por favor dejad de meteros con el Boss, ya van 3 de caña en 4 crónicas. A este paso lo vamos a obligar a pasar a la acción. El pobre,que a nadie ataca...salvo llegando a Clavijo.

Respecto a Charlie, su mérito tiene estar en el grupo y aguantarnos. Sufrió como un perro, pero completó la ruta, cosa que otros no pudieron hacer.

Luis

Pepón dijo...

Buena crónica Jesús. Cuando pones interés al final logras hacer las cosas hasta bien aunque, en lo relativo al "interés" que tienes por darle caña al letrado no te veo con muchas posibilidades de conseguirlo por más que te apoyes en una bicicleta de carretera con el fin de ser más veloz. Los ciclistas se dividen en dos tipos, los de culo gordo y los de culo fino y tu ya sabes en que lugar estas, debes de darte cuenta de cuales son tus metas y no intentar sobrepasarlas.
Otra vez hicimos una enorme ruta y pudimos darnos cuenta que el llamado ahora "aguantatodo" tira menos que un Citroen del año 42. Debemos ser sincero con él y no tratar de engañarlo, no le hacemos ningún bien.
Da gusto ver las cosas tan bonitas que se dicen las parejitas del spinning, se dicen hasta cariño y se tocan unos a otros las nalgas a ver quien las tiene más enhiestas, tersas ,malvas y finas. No se donde vamos a llegar.
Otro gran domingo.

Carlos Martinez Pascual dijo...

Y luego me decís que no haga lo posible iré donde tenga que ir a prepararme