25 julio, 2015

Pinillos 2015 (9 Ciclistas)

26 de julio de 2015
Distancia: 34km
Desnivel acumulado: 1341mt
IBPindex: 138
Crónica por Tate
Pijul

La Pipi se ha transformado: Del Pilar en Pinillos hemos pasado a organizar la ruta de Pinillos en Julio. Todo evoluciona.
Con menor asistencia  de la que me gustaría nos juntamos en las eras de Pinillos David, DiegoM., Toño, Victor, Jesús, Israel, Carlos Eduardo y yo. Este año no nos acompaña la perrita Coral que está ya un poco mayor.
El día excelente, nublado y  18 grados que nos permiten ciclar con el frescor de la mañana. Subimos hacia las antenas de Pinillos y antes de las 8  inauguro la sección de caídas al no poder sacar la cala. Nada grave y nos encaminamos por la senda del agua en ascenso que apenas permite descanso. Son 300 metros de desnivel aprox en menos de 4 Km. Llegamos a la pista principal en el “Prado Corral” que nos permite relajarnos un poco para unos 500 metros más adelante retomar la subida que nos llevará las peñas de Admuel. Ya hemos subido 400 metros de desnivel, en 5 Km., cruzamos la portilla y bajamos por una empinada cuesta hasta el prado Admuel dónde han colocado unas colmenas. Hago algún comentario sobre la bajada pero como siempre, no me hacen ni caso; luego se acordarán cuando haya que subirla. Tomamos el cortafuegos-pista que se dirige hacia el sur, en ascenso, claro disfrutando del olor de la jara para desviamos a la derecha en dirección al Solar de Tejada. Toca una buena bajada por pista haciendo muchas “eses” ,pero de esta bajada no se querrán acordar mis compañeros.  Ellos dicen que sólo había subidas en la ruta
Antes de llegar al Solar nos desviamos a la izquierda por una zona que han limpiado recientemente para llegar al GR 93 en su tramo San Roman Laguna y por el que transitaremos hasta los corrales de Muro de Cameros; es una sendita estrecha, en algunos tramos muy técnica con potentes subidas. Desde los corrales seguimos subiendo hasta la pista que va de Muro ala Ermita de la Santa Cruz, para coronar en un cerro donde duermen las ovejas y nos encontramos a una de su clase descarriada.(sin comentarios)
Una sendita en descenso nos lleva a las ruinas de los corrales de la Dehesa de Muro a la que entramos y hacemos un pequeño descanso en el pilón.
Comenzamos un potente ascenso por entre los centenarios robles de la dehesa para entrar en el hayedo rodeados de helechos. Salimos a la pista y terminamos el ascenso por el cortafuegos de la Rasa, que está bastante más alto que el puerto.
Seguimos por la cumbre, divisoria de Aguas del Leza y el Iregua  y cañada Soriana en dirección sur. Es el tramo que siguió la última Extrem Cameros y que nos conducirá de nuevo hasta el Prado Admuel.  Aquí parada en el pilón y asistimos al curioso episodio de una vaca que le ponía ojitos a Eduardo, a la que el le respondía con comentarios soeces. Creo que quedó muy despechada; mañana me acercaré a ver.
Nos enfrentamos al potente cuestón  de Admuel del que yo les hablaba a la ida y que todos hemos subido montados, menos Carlos que no lo ha intentado.
Atravesamos el robledal de la cumbre por las senditas de las ovejas para salir a la pista  Cortafuegos que conduce a Sancho Leza y el Horquín y desviarnos a la derecha internándonos en el pinar. Cruzamos la alambrada y bajamos un tramo empinado, dónde alguno se bajo de forma ortodoxa, para entrar en el hayedo y dirigirnos hacia la Muga de Gallinero dónde alguno o sea yo, da de bruces en el suelo. Todo queda perfectamente documentado. Sin novedad. Atravesamos la portilla y potentísima subida muy rota entre helechos, que sólo los más fuertes consiguen vencer. Así llegamos a “la Mata Oscura” desde dónde bajamos por la pista hasta el pilón para salir a la pista que une Gallinero con Pinillos.. Seguimos por esta en dirección al barranco malicioso, para desviarnos a la derecha y continuar por el antiguo PR , camino de herradura que une ambos pueblos. El descenso se hace por una bonita senda que atraviesa el hayedo y antes de llegar al río Canalejas nos desviaremos a la izquierda para entrar en la dehesa de Pinillos. Los robles centenarios nos saludan de nuevo y son testigos de que sólo Diego y Victor son capaces de subir por entre las piedras que abundan en la senda.  Varias Fotos de grupo en los Robles más gordos de la dehesa y afrontamos el último descenso que nos llevará de la dehesa al barranco, desde el que tendremos que subir a Pinillos por una senda con un pequeño barranco que David con su cuerpo quería rellenar. El último tramo hay que hacerlo caminando porque la roca no se deja ciclar. Atravesamos el llano pueblo de Pinillos para llegar a Casa dónde la ducha, unas cervezas  y el porrón nos acompañarán durante un rato.
Tras haber saciado la sed nos dirigimos al Ayuntamiento  del Pueblo de Pinillos dónde degustaremos una alubiada, con bien de Guindillas, ensalada, más alubias, cerveza, vino, gaseosa, mas alubias y cuando ya no podemos más nos damos a los bombones almendrados, aunque los que han triunfado hasn sido los de doble chocolate.
Café, ceregumil y cada mochuelo a su olivo a descansar un rato que nos lo hemos ganado.
Gracias Amigos!!! Para el año que viene ya buscaré alguna Bajada, lo prometo.
PD ha habido varios aterrizajes más, pero no quiero dar fé de lo que no he visto


2 comentarios:

vitinbtt dijo...

Buena crónica Tate, la ruta excelente, y no te quiero contar el festival de alubias. Gracias por todo

TOÑO Pleitos dijo...

Buena crónica, Tate y mejores pochas!!! En cuanto a la ruta decir que fué preciosa, dura y, sobre todo, original; es la primera vez que hacemos una cronoescalada...
Para la próxima pon alguna bajada que, parece que no, pero las piernas lo agradecen.