alltricks

01 febrero, 2015

Almuerzo en San Asensio (14 Ciclistas)


25 de enero de 2015

Distancia: 71km

Desnivel acumulado: 808mt

IBPindex: 69






Como todos los domingos la quedada era a las 8 de la mañana. El lugar era diferente: el hotel NH de avenida club deportivo. El motivo: al fin Matute había podido lograr que se alinearan los astros para que quedara un fin de semana libre e invitar a almorzar a la cuadrilla en su pueblo natal: San Asensio.
Vitín era el encargado de conseguir la ruta. Por este motivo la quedada era en otro lugar al habitual, ganábamos 8 segundos saliendo de este sitio en vez del otro.

La cosa empezó con una subida “tendida”: del arco pasando por la estación eléctrica, el geofísico hasta llegar a la “viña del burro de oro”. A partir de ahí, trayecto tranquilo hasta Fuenmayor. Aquí en el pueblo el gps del jefe de la manada dudó en cuál era el camino adecuado, pero enseguida enfilamos para Cenicero. Cerca de la antigua Zanussi una voz se alzó de entre la multitud… era Fernando que perdía aire. Enseguida Pepe agrupó a todos (perdón que Pepe no vino, no durmió correctamente esa noche, algunos hablaban de falta de compromiso, pero yo no lo creo). Una vez subsanado el problema rumbo a Cenicero, de aquí a Torremontalbo. Cosa rara en una ruta de la OR tocamos asfalto pero nos permitió ver a la guardia civil estacionada en el lado contrario auxiliando un coche (espero que la bajada estuviera despejada). Una vez enfilado el camino a San Asensio ya fue coser y cantar, aquello parecía la cuadrilla de verano azul.

Ante este acontecimiento, la llegada de un grupo mítico como los ANDANZAS a un humilde pueblo, fueron los gaiteros los que dieron la bienvenida a todos. En la plaza del pueblo hubo fotos, control de firmas… y para la bodega. Habíamos hecho un esfuerzo sobrehumano y había que reponer.
Allí se unieron al grupo ciclistas emblemáticos y ya habituales como chorizo, salchichón, chuleta, careta, tinto, clarete, cokacola, cerveza…

El problema era que todos querían volver a Logroño con el grupo… y cómo si no tenían bici. De repente una mente lúcida como la de ISRAEL OGROBIT exclamó: CERVEZA BAJA CONMIGO… ME LA LLEVO PUESTA!!!! TINTO CONMIGO!!!! Gritó Eduardo…

Y así amigos y sin miedo a la bajada es como cada uno fue adaptando a todos esos a sus  cuerpos para bajarlos a la capital.


De la bajada no queda constancia documental, cada cual cargó con su mochila.

3 comentarios:

vitinbtt dijo...

Roberto a ver si te estiras un poco en las crónicas que encima de que llegan con retraso tengo que agrandar la letra para que parezca algo.
El almuerzo de 10, todo genial pero luego había que volver ¡que putada!

Anónimo dijo...

Y encima le mando un pequeño resumen de la vuelta y no lo pone...que pena de crónica Roberto! No progresas adecuadamente.
El Pe

TOÑO Pleitos dijo...

Espléndido almuerzo y crónica rácana.Os dejo unas sentencias extraídas del acervo popular;

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.
Más vale tarde que nunca.
Nunca es tarde si la dicha es buena.

En fín ... Hombre refranero: chiquitito y embustero.